Si hay dos estrellas en el mundo de la pintura, esas son la brocha y el rodillo, ya que estos son los dos instrumentos más usados para pintar cualquier cosa.

El rodillo es un instrumento en forma de cilindro, el cual consiste en una rueda cilíndrica que gira sobre sí misma y que se usa para pintar. Se reboza la pintura en el rodillo y después se pasa por la pared de arriba a abajo, hasta que toda la pared ha sido pintada.

La brocha es una especie de pincel grande, es decir, una especie de instrumento con un gran número de pelo sintético que también sirve para pintar. La brocha no gira sobre si misma, pero también es capaz de lograr un buen resultado a la hora de pintar cualquier cosa.

La existencia de estos dos instrumentos es conocida por todos nosotros y todo el que haya pintado alguna vez una casa los ha usado, sin embargo, lo que no sabe la gente es cuando se debe usar el rodillo y cuando se debe usar la brocha, ya que ambos hacen muy bien su trabajo.

Hay personas que usan el rodillo y te lo aconsejarán, otros que usan más la brocha y te lo aconsejarán, haciendo que un mar de dudas inunde tu cabeza. Esto no te ayuda, ya que a la hora de pintar, no vas a saber bien que instrumento es mejor para cada situación y vas o bien a tardar demasiado en pintar, o bien no vas a conseguir pintar con precisión y te van a quedar huecos sin pintar.

Por este motivo, hoy te voy a enseñar cual es el mejor instrumento para pintar de los dos, o bien el rodillo o bien la brocha, explicando cual es mejor en cada contexto y cual es el mejor de los dos.

Instrucciones

  1. Momentos para usar rodillo:
    Primero vamos con el rodillo, ese instrumento grande con forma de cilindro. Este instrumento se utiliza para pintar superficies grandes y de una manera rápida, siendo el instrumento con menor precisión pero que más superficie puede abarcar. Se usa básicamente en dos situaciones.

    1. Paredes grandes:
      El rodillo se usa en paredes grandes, principalmente por comodidad y por tema de tiempo. Un rodillo permite avanzar mucho más rápido que una brocha, ya que abarca más superficie y es más cómodo de usar por el autodeslizamiento que tiene al girar sobre si mismo.
    2. Primeras manos de pintura:
      El rodillo se usa mucho en las primeras manos de pintura, en las cuales no es necesario aplicar demasiada precisión. Un rodillo te permitirá cubrir la pared en cuestión de minutos y tenerla lista para una segunda mano en poco tiempo, algo que apreciarán las personas más impacientes.
      Que utilizar brocha o rodillo
  2. Momentos para usar brocha:
    Una vez visto el rodillo, vamos con la brocha, otro instrumental clásico que nos puede ayudar a pintar fácilmente. La brocha es más pequeña que el rodillo y por lo tanto, mucho más precisa que este, haciendo que sea ideal para sitios más pequeños y sitios donde necesitemos un poco más de precisión. Se usa también en dos momentos.

    1. Lugares pequeños:
      SI nos tenemos que poner a pintar un lugar pequeño y de difícil acceso, como por ejemplo una esquina o una pared pequeña, usa la brocha. Al ser manual y más pequeña que el rodillo, podremos acceder fácilmente a todas las esquinas de la pared, sin manchar nada y pudiendo hacerlo fácilmente.
    2. Manos adicionales de pintura y corrección de errores:
      La brocha es útil en las últimas manos de pintura, es decir, en las manos donde haya que repasar los huecos que nos hemos dejado. La brocha permitirá pasar exactamente los sitios que nos hemos dejado, llegando a más sitios que el rodillo y gastando menos pintura que este.
      Que utilizar brocha o rodillo
  3. El pincel:
    No podía faltar el pincel, un instrumento que es más propio del arte que de la pintura, sin embargo, este instrumento puede ser útil en algunos casos concretos. Por ejemplo, el pincel se usa mucho cuando queremos pintar zonas muy pequeñas o cuando queremos hacer arte en la pared.Por ejemplo imagínate que hemos pintado la pared de la casa y hay una pequeña zona que no ha pintado bien, la cual es demasiado fina para la brocha. En estos casos, un repasito con el pincel estaría muy bien pensado.
  4. Estos otros dos artículos seguro que también los encontrarás interesantes: Cómo limpiar brochas y pinceles y Cómo restaurar brochas y pinceles

Consejos

  • El rodillo salpica más que la brocha: El rodillo es de los instrumentales que más salpica al pintar, ya que recoge más pintura y al ser más rápido que la brocha, esta pintura saltará al pintar la pared. En estos casos, es mejor cubrir el suelo con papel de periódico y llevar un mono viejo de trabajo para no mancharse la ropa. En el caso de la brocha, se puede hacer con ropa normal si se es hábil pintando, aunque nosotros siempre aconsejamos utilizar un mono de trabajo o ropa vieja que no te vayas a poner.
¿Te ha gustado?
53 usuarios han opinado y a un 94,34% le ha gustado.