Tipo de humedades

La humedad dentro del hogar puede generarse debido a la combinación de diversos factores. Cuando existen condiciones climáticas con altos niveles de humedad y aparte, la ventilación dentro de la casa no es la adecuada, esto puede hacer del inmueble un sitio que atenta contra la salud de las personas que lo habitan, lo que significa que es imposible vivir en la casa mientras no se resuelva este problema.

Es esencial que apenas notes alguna señal de humedad dentro del hogar, sin importar que sea mínima, empieces a eliminarla antes de que se agrave, ya que de esta forma, se podría evitar la proliferación de moho, malos olores y, en los casos más extremos, el deterioro en gran parte de la casa.

Por lo general, los problemas con la humedad suelen presentarse durante las temporadas de invierno y otoño, que son las estaciones húmedas o frías. Pero tendrás un hogar enfermo durante todo el año, así que hay que arreglarlo para sanear tu vivienda.

En las casas que no tienen la ventilación adecuada, la humedad suele aparecer con mayor facilidad, generando aromas poco agradables, manchas de moho, capilaridad, que el agua se condense y también hace que se presenten otros efectos no tan notorios pero que aun así pueden ser muy perjudiciales no solo para la vivienda sino también para la salud de los habitantes.

Lo cierto es que casi todas las casas tienen humedad. Para muchas personas puede que sea sorprendente conocer ese dato, sin embargo, es normal que dentro de un inmueble se produzcan entre 10 a 15 litros de agua todos los días. Claro que no siempre los vemos, pero están ahí. Y si los ves, es porque hay un claro problema que tienes que arreglar.

Son varias las fuentes que generan esa cantidad de agua, como, por ejemplo: el sudor, la misma respiración, ducharse y hasta cocinar. Esta humedad se evapora dentro del hogar y se queda en el ambiente. No obstante, no hay nada de qué preocuparse, siempre y cuando los niveles humedad no superen los límites normales.

Los inconvenientes se presentan cuando los niveles de humedad son excesivos, sobre todo cuando se genera en varios lugares de la casa, haciendo que aparezcan pequeños animales como los ácaros, incrementando así las reacciones alérgicas y otras complicaciones estrechamente vinculadas con la estructura del inmueble.

Que Necesitas

tipo-de-humedades

  • Identificar el tipo de humedad que se genera dentro del hogar.
  • Una correcta impermeabilización de las paredes.
  • Limpieza frecuente en cada espacio de la casa.
  • Productos de limpieza.
  • Sistemas de calefacción moderados.
  • Deshumificadores.

Instrucciones

Tipos de humedad

tipo-de-humedades

Humedad por condensación

  1. Es uno de los tipos de humedad más frecuentes dentro de una vivienda. Se genera cuando existen altos niveles de humedad en el ambiente, lo que causa que la condensación del agua aparezca en las áreas más frías de la casa. La condensación suele variar dependiendo de la temperatura del ambiente. En los espacios más fríos del hogar se incrementa, sobre todo en paredes exteriores, fachadas y en las zonas de la vivienda que no suelen ser absorbentes, como es el caso de los cristales de espejos y ventanas, y los embaldosados. Ocasionando diversos inconvenientes para la salud y también para la estabilidad de los cimientos del edificio.
  2. Cuando existe la presencia de humedad por condensación en la casa, es muy fácil identificarla, ya que por lo general aparecen manchas de color verdes u oscuras en las paredes, hongos, vaho en espejos y cristales, y también un olor muy desagradable que se produce debido a la misma humedad. En algunos casos la humedad puede parecer un problema a nivel estético en el hogar, no obstante, cuando los ácaros y el moho hacen presencia, esto puede convertirse en un problema mucho más grave para el mobiliario y la salud de los que residen en la casa, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades como el asma y alergias u otras afecciones respiratorias.
  3. Este tipo de humedad suele generarse por varios factores, entre los que podemos mencionar la falta de ventilación, un uso incorrecto de los sistemas de calefacción y el poco aislamiento térmico en los muros y paredes.
  4. Una de las soluciones más simples para evitar la humedad por condensación, es abrir las puertas y ventanas unos pocos minutos para que el aire que se encuentra dentro de la casa se renueve y disminuyan los riesgos de la humedad.
  5. En la actualidad, muchas viviendas suelen ser demasiado herméticas, lo que incrementa la posibilidad de la aparición de la humedad, sobre todo en los cuartos de baño donde la ventilación suele ser más escasa. Para casos como estos, lo más recomendable es instalar sistemas de ventilación mecánica que son muy útiles cuando se trata de extraer y renovar el aire que se encuentra dentro de la casa.
  6. De igual forma, también se recomienda llevar a cabo una limpieza utilizando productos fungicidas en cada uno de los espacios afectados por la humedad. Esto se hace con la finalidad de acabar con la mayor cantidad de los hongos y el moho. Luego, es necesario pintar las superficies dañadas por la humedad usando una pintura especial para impermeabilizar.
  7. Posteriormente, es imprescindible que nos aseguremos de que la temperatura dentro del inmueble sea constante. Lo normal sería entre los 18 y los 21 °C. Para incrementar la protección en contra de la humedad, también puedes instalar deshumificadores. Así la humedad se reducirá en alrededor de un 50%.

Humedad por filtración

  1. Al igual que la anterior, la humedad por filtración es bastante común en muchos hogares. Se produce cuando el agua comienza a filtrarse a través de las grietas de muros y paredes, que normalmente, suelen ocasionar manchas de humedad dentro de las paredes interiores del inmueble.
  2. Son varias las causas de este tipo de humedad. Entre las que podemos mencionar se encuentran: grietas situadas en muros de contención, impermeabilización inadecuada o ejecución incorrecta de las juntas de dilatación.
  3. Este tipo de humedad suele empeorar cuando la vivienda no fue construida con las practicas adecuadas, donde se puede resaltar el uso de materiales con una relación bastante mala en cuanto a la combinación de agua-cemento se refiere y también a la colocación de juntas poco efectivas.
  4. Cada uno de estos problemas hace que el agua pase a través de las paredes provocando la aparición de moho, que la pintura de las paredes empiece a cuartearse o que el hierro de las vigas se oxide y que la estructura sufra daños serios. Cuando la humedad por filtración es excesiva, puede causar que pequeñas corrientes de agua puedan llegar a inundar un sótano, haciendo que las paredes y el revestimiento queden totalmente deteriorados.
  5. Las personas que padecen de problemas de salud a nivel respiratorio deben mantenerse alejadas de los ambientes donde existe este tipo de humedad, ya que su salud puede empeorar.
  6. La manera más eficiente de tratar la humedad por filtración es romper el muro o la pared por donde se está filtrando el agua y, posteriormente, usar una serie de morteros especiales para evitar que la humedad pueda entrar nuevamente al inmueble y así, dejar la pared en las condiciones adecuadas. Esto debe hacerse en todos los espacios de la casa donde exista la presencia de filtraciones.

Humedad por capilaridad

  1. Se produce al agua que sube a través de los cimientos, elevándose por paredes y muros. En otras palabras, la humedad por capilaridad normalmente, comienza en las partes más bajas de los inmuebles como, por ejemplo, el sótano, y a continuación comienza a subir por medio de las paredes y los muros, dependiendo ya de la cantidad de agua absorbida.
  2. De una forma un poco más resumida, este tipo de humedad, se presenta mediante un proceso bastante natural que facilita que el agua de las partes bajas suba por los poros capilares pertenecientes a los materiales que se utilizaron para la construcción de la vivienda.
  3. La humedad situada en la base del inmueble, empieza a evaporarse especialmente en las zonas donde existe mayor nivel de transpiración, esto hace que varios de los materiales la absorban, haciendo que suba por las paredes y los muros.
  4. La humedad por capilaridad se presenta por medio de manchas de humedad que se encuentran justo al pie de las paredes, al igual que humedades que tienen un color oscuro, rodapiés dañados y líneas de humedad. Aparte, se genera el levantamiento del revestimiento de las paredes y provoca un ambiente excesivamente húmedo.
  5. Los efectos provocados por esta humedad afectan la salud de las personas dentro de la casa y la estructura de la misma vivienda, produciendo que el hogar no sea para nada cómodo, porque las paredes empiezan a cuartearse, aparecen olores desagradables que permanecen en el ambiente y las dificultades respiratorias se agravan. También pueden darse daños en diversos enseres dentro del hogar.
  6. Existen varias maneras de combatir este tipo de humedad en los hogares. Actualmente, podemos encontrar una gran variedad de soluciones como es el caso de los tratamientos de electro-física y la inyección de resinas y electroósmosis, que se han convertido en la solución más eficiente cuando se trata de eliminar por completo la humedad producida por capilaridad.
  7. La electroósmosis inalámbrica es uno de los tratamientos más eficaces y modernos que existen en el mercado para contrarrestar la humedad por capilaridad. Se basa principalmente en el uso de un equipo electrónico que tiene la capacidad de sustituir el orden de la polaridad que poseen las moléculas del agua situadas en el interior de la pared y también del suelo, haciendo que las mismas desciendan a través del muro llegando hasta el subsuelo. Debido a que el agua ya no puede entrar por la pared, esta comienza a secarse de forma natural, evaporando la poca cantidad de agua restante. Esto significa, que nunca más tendrás que preocuparte por los problemas con la humedad.

Consejos

  • Mantener siempre una ventilación adecuada, especialmente en los espacios cerrados como las habitaciones y cuartos de baño.
  • Llevar a cabo limpiezas generales constantemente.
  • El sistema de calefacción debe mantenerse siempre en un nivel moderado.
  • Adquirir equipos deshumifizadores para garantizar bajos niveles de humedad.
  • En caso de que la humedad haya causado problemas graves dentro del inmueble, lo más recomendable es acudir con un experto en el sector para que te indique qué debes hacer al respecto.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.