Sin duda, uno de los animales más desagradables y molestos son las cucarachas, unos insectos que generalmente se asocian con ambientes sucios e insalubres.

Estos animales son pequeños insectos que se sitúan en zonas de la casa generalmente con suciedad y que te pueden traer problemas. Aparte de lo mal que huelen y de la mala imagen que dan, te pueden pudrir elementos como la ropa y provocar situaciones desagradables contigo y con tus mascotas.

Las cucarachas están preparadas para soportar incluso desastres nucleares, así que no son fáciles de eliminar. Esto se une a una gran capacidad de reproducción, algo que las convierte en un objetivo muy complicado de eliminar.

Este artículo también te interesará: Cómo Eliminar Cucarachas

Sin embargo, al final la mente del hombre siempre va un paso por delante y por eso, vamos a poder eliminarlas si sigues una serie de consejos que te hemos preparado, en los cuales si nos haces caso, te enseñaremos a eliminarlas de una vez por todas y para siempre.

Instrucciones para terminar con las cucarachas

  1. Sellar huecos:
    Lo primero que debemos saber a la hora de eliminar a estos bichos tan molestos, es que las cucarachas se encuentran en diversas partes de la casa aunque no quieras, es decir, que por mucho que limpies, hay muchas posibilidades de que se encuentren en estos lugares ocultos. Entre estos lugares, tenemos el interior de las paredes, en el cual se mueven como pedro por su casa. Lo malo es cuando las cucarachas salen al exterior y se cuelan en casa, ya que aquí es donde empiezan todos nuestros problemas. Lo que tenemos que hacer en estos casos es tratar de sellar los huecos que veamos, para que estas no entren a casa y no se propaguen más. Con esto digamos que logramos aislar a las cucarachas y hará que se queden dentro, sin pasar a la casa. Esto lo puedes hacer fácilmente con silicona, algo que sin duda evitará que las cucarachas pasen al otro lado y es algo que no cuesta demasiado trabajo hacer.
  2. Limpieza general de la casa:
    Siento ser duro contigo, pero muchas veces las cucarachas aparecen por falta de higiene en los rincones de tu hogar, haciendo que estas salgan y vayan a lugares apestosos. Lo que hay que hacer en estos casos es hacer una buena limpieza, dejando todo muy limpio y sin ningún tipo de basura o suciedad. La limpieza general se suele hacer revisando todas las partes de la casa, incluyendo debajo de las camas, en las profundidades de los baños y por supuesto, en zonas peligrosas como detrás de los muebles o de los electrodomésticos. Prepara los utensilios de limpieza correspondientes y ponte a trabajar para dejar la casa completamente libre de estos insectos tan desagradables. Si ves alguna, mátala sin contemplaciones, aunque no sirva de mucho porque como decía un amigo biólogo, por cada una que veas, hay 10 más. Esto realmente no sirve para matar cucarachas, sino para prevenir que se expandan y para alejar a las existentes. Además de paso lograrás una buena limpieza de tu casa, que es algo que sin duda no viene nunca mal y que todos deberíamos hacer de vez en cuando, ya que ganamos en higiene y por supuesto ganamos en salud.
  3. Bórax en polvo:
    Seguro que si nos visitas a menudo, nos hayas escuchado hablar de las bondades del bórax en polvo para la higiene de nuestro hogar, ya que es un gran producto que nos va a servir de mucho a la hora de eliminar a ciertas plagas y que es muy bueno también para limpiar. El bórax es un producto que es capaz de matar a estos molestos insectos de una forma muy sencilla además, ya que lo único que tenemos que hacer es echar un poco de bórax en las zonas donde ellas estén. Lo que ocurre a continuación es impresionante, ya que el bórax va a deshidratar a las cucarachas justo cuando estas toquen este producto. Esto provocará que mueran, ya que el caparazón perderá resistencia y aparte se quedarán sin agua, siendo el agua como ya sabrás un elemento fundamental para los seres vivos y si no está disponible, simplemente las cucarachas se van a morir y vamos a acabar con la plaga. Asegúrate de echar una buena cantidad por la casa y cerca de las zonas donde ellas suelan estar. De esta manera, vas a lograr que se mueran y que puedas acabar con todas en todas las zonas de la casa posibles.
  4. Bicarbonato con azúcar:
    Esto es lo que se llama una combinación letal, ya que vamos a usar dos elementos contrarios, pero que se complementan muy bien para acabar con estos dichosos animales. Por un lado, vamos a tener el bicarbonato, el cual no es del agrado de las cucarachas y por otro lado el azúcar, el cual es muy del agrado de las mismas. Lo que hay que hacer en estos casos es mezclarlos, ya que de esta manera vamos a lograr que las cucarachas coman bicarbonato sin que se den cuenta. Echa un poco de bicarbonato y luego azúcar, las cucas irán a por el azúcar, sin embargo, comerán el bicarbonato y esto será fatal para ellas. Cuando coman el bicarbonato, van a sufrir una terrible descomposición y van a explotar literalmente hablando, acabando así con ellas. Eso sí, asegúrate de echar suficiente cantidad de azúcar para que vayan al olor y suficiente cantidad de bicarbonato para que coman de ambas y exploten. De nuevo échalo en las zonas donde más estén y asegúrate de que lo toman.
  5. Revisar toda la casa y si encuentras algo, repetir todos los pasos anteriores:
    Muchas veces hay alguna cucaracha rebelde que resiste nuestros intentos de exterminio, ya que ellas son listas y saben perfectamente cuando nos queremos deshacer de ellas. Eso sí, esto pasa muchas veces por errores nuestros, ya que a veces hemos cometido el error de no hacer los pasos correctamente o de no ocuparnos de algunas cosas. Por ejemplo, revisa bien que hayas cerrado todos los agujeros, vuelve a echar bórax y bicarbonato con azúcar en las zonas transitadas y pega otra buena limpieza el piso, hasta que acabes con ellas. Al final si haces todo bien, lo normal es que no vuelvan a salir nunca más y que hayas logrado por fin tu objetivo de exterminar a estos indeseables animales para siempre.
  6. Llamar a un fumigador profesional:
    Si nada de esto funciona o bien porque haya muchas cucarachas o bien porque sean resistentes, no te preocupes, ya que todavía nos queda un último paso que dar a la hora de acabar con todas ellas. El último paso es el fumigador, el cual es un profesional especializado en acabar con este tipo de plagas. El fumigador se encargará de buscar a las cucas restantes y de echar el veneno correspondiente para su eliminación completa. Eso sí, te va a costar dinero y dependiendo de la magnitud de la plaga, es posible que te toque desalojar tu propia casa, algo que sin duda no te va a gustar mucho. Lo bueno de este método es que garantiza efectividad, ya que es muy raro que un fumigador no logre eliminar una plaga de cucarachas, ya que para ellos es pan comido.
¿Te ha gustado?
54 usuarios han opinado y a un 98,15% le ha gustado.