La grasa que cae en nuestras prendas, o zapatos, o en cualquier otro tipo de tela, pueden ser unas de las más difíciles de quitar, dependiendo del tipo de grasa que cause la mancha, pude aumentar o disminuir su nivel de dificultad, otro factor que puede influir, es el tiempo que la mancha tenga en el lugar, por eso en ocasiones lo más indicado, es actuar inmediatamente, para evitar que la mancha de grasa se adhiera más. Así mismo, las manchas, pueden afectar prendas distintas, ni siquiera los zapatos escapan de estos, incluso, a veces son los más propensos, puesto que todo lo que cae al suelo, irremediablemente en nuestros zapatos siempre salpicará. Pagar un servicio de tintorería suele ser muy costoso, y muy pocas veces obtenemos los resultados que deseábamos, por eso, te enseño a quitar las manchas con tus propias manos, para que ese dinero que invertirías en una tintorería, para otras cosas que desees, lo puedas guardar.

Muchas veces con solo usar jabones comunes los problemas de manchas de grasa podemos solventar, en especial si es grasa de algún alimento, sin embargo, estas se pueden complicar, por lo que es posible que requieran de otro tipo de procedimiento, en vista de esto te presento una variada gama de opciones, para que tú puedas elegir, en función de lo que desees desmanchar y de los productos que tengas al alcance de tus manos.

¿Que necesitas para quitar manchas de grasa?

  • Grasa
  • Mancha

Instrucciones para quitar manchas de grasa

Manchas simples.

  1. Con algunos detergentes convencionales, que siempre tenemos en casa, excelente resultados podemos lograr, por ejemplo, el jabón para limpiar los platos, o que otros denominan lava vajillas, para estos casos suelen ser muy efectivos, sólo hay que colocarlo inmediatamente en la mancha de grasa, y frótalo con un poco de agua, puedes dejarlo actuar por un rato, y luego poner en la lavadora para realizar un lavado general. Si la mancha no se ha complicado, sólo con este simple procedimiento bastará para desaparecerla. Si no tienes este detergente a mano, con un jabón de lavar o de baño, también puedes intentar, sólo frótalo contra la mancha, realiza una buena capa, y luego realiza el proceso de lavado antes mencionado, además de estos 2 productos, cualquier otro detergente especial para cortar o limpiar grasa, en estos casos te servirán, utiliza el que tengas a mano, recuerda que mientras más rápido actúes, mejores son los resultados que obtendrás.
  2. Si crees que con tan solo frotar no es suficiente, aplica cualquiera de los detergentes mencionados, y con un cepillo suave que tengas a mano, restriega un poco, este proceso puede ayudar a aflojar la mancha mucho más rápido.
  3. El convencional talco te puede ayudar a absorber la grasa, así como lo hace con el aceite, así que esto también lo puedes intentar, coloca una capa de talco, y déjalo actuar por un rato, se supone que el efecto que causa, es el de absorber la grasa, posteriormente deberá retíralo, y lavar completamente la prenda, cuando saques de la lavadora, comprueba para ver si la mancha ya no está.
  4. Un poco de vinagre, lo puedes aplicar, tras haber enjuagado la prenda, este es un desgrasante natural, por eso cualquier tipo de mancha puede ayudarte a remover, pero la forma ideal de utilizarlo, es remojando en una bañera con agua y vinagre la prenda manchada, por espacio de una hora debería bastar, posteriormente aplica algún detergente, de esta forma, la mancha saldrá completamente.
  5. El uso de un quita manchas comercial, puede ser bastante eficiente, solo deberás acompañarlo de otro procedimiento que puede ayudarte a que la mancha no se asiente, y consiste en agregar agua hirviendo, directamente sobre la mancha, pero deberás hacerlo utilizando una tetera, porque es la caída del agua lo que eliminará la mancha, por eso deberás hacerlo desde una altura prudencial, que permita car el agua con fuerza, pero lo suficientemente segura para que no te vayas a quemar.
  6. El alcohol, aparentemente no solo sirve para desinfectar heridas, sino también para eliminar las mancha no deseadas, el procedimiento es muy sencillo, aplica el alcohol en la mancha, y deja actuar por un lapso de 20 minutos o más, como prefieras, posteriormente aplica algún detergente y abundante agua para enjuagar, de esta forma podrás lograr eliminar la mancha.
  7. El limón, sus usos cada vez son más variados, y ya no solo quedan en el ámbito medicinal, sino que a un uso doméstico se han avocado, cortar un limón por la mitad es el primer paso, luego deberás frotar el área afectada, hazlo por unos minutos, posteriormente realiza en la prenda, un lavado común, esto, acompañado con el limón, bastará para que la mancha ya se haya quitado.
  8. Cuando transcurre mucho tiempo, y la mancha se ha secado, es muy posible que sea más difícil retirarla, porque al tejido ya se ha adherido, uno de los trucos más utilizados en estos casos, es utilizar una plancha, preferiblemente a vapor, para calentar la mancha, de esta forma se aflojará un poco, y podremos realizar uno de los procedimiento que ya hemos explicado en varias ocasiones, como es el uso del talco, o algún otro método que nos brinde resultados.
  9. La espuma para afeitar, de las que generalmente usas en caso, en muchos casos te puede ayudar, para las manchas de grasa, parece ser efectiva, solo deberás aplicarla sobre el área afectada, y dejarla actuar, con 5 o 10 minutos será suficiente, finalmente, solo deberás lavar con abundante agua, incluso puedes complementar el procedimiento con un jabón para lavar vajillas.
  10. El líquido para encendedores, tiene componentes muy útiles para este tipo de manchas, solo debes saber usarlos, es muy simple, aplica un poco de este sobre la mancha de grasa que desees eliminar, y frótala, también puedes solo simplemente colocar el líquido en cuestión, y dejar actuar por un lapso de 20 minutos, posteriormente enjuagar con abundante agua, y listo, tus manchas habrás eliminado.
  11. Si te ha resultado imposible eliminar las manchas, a pesar de diversos métodos haber intentado, pues no te queda más remedio que llevar la prenda a una tintorería, y esperar para ver si ellos logran mejores resultados.

Manchas en seda. Esta puede llegar a ser, una de las superficies más complicadas para quitar manchas de grasa, esto porque es de por sí muy delicado, por lo que un trato más cuidadoso se le debe proporcionar.

  1. En estos casos, el uso del almidón o en esencia el talco, es muy práctico y efectivo, ya que, a tu prenda no puede hacerle daño, aplica una capa lo suficientemente gruesa de talco, y deja durante todo un día actuando, posteriormente con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves, retira el talco, y luego realiza un lavado rápido de la prenda manchada, para contribuir con el efecto que hasta ahora el talco ha causado, y terminar de quitar la mancha.

Grasa de motor en la piel. Puede resultar algo incomoda de quitar, aunque no es muy difícil, con agua simplemente no bastará.

  1. En estos casos, el multiuso jabón para vajilla funcionará, solo frótala sobre tu piel, utiliza suficiente, con un pequeño cepillo te puedes ayudar, y luego enjuaga con abundante agua, solo con esto deberá ser suficiente. Incluso un buen champú para el cabello puede resultar de utilidad, frótalo en tus manos, brazos, o el área afectada, enjuaga con suficiente agua y listo, lo habrás logrado.

Consejos para quitar manchas de grasa

  1. Muchas veces, dependiendo de la dificultad y tiempo de la mancha, será más complicado deshacerte de ella, por eso no te rindas al fallar el primer método, intenta con otros, muchos de estos se complementan, por eso, usando algunos de estos juntos, de seguro terminarás lográndolo.
  2. Cuando estés expuesto a algún tipo de grasa, ten mucho cuidado, a la hora de cocinar, usa delantales, estos pueden ahorrarte el mal rato que puedes pasará, al dañar una prenda que quieres, sin embargo, si llegas a mancharte, inmediatamente absorbe con alguna otra tela o toalla, el excedente de la grasa, para que la mancha no se haga de un mayor tamaño de que ha iniciado.
  3. Remojar la ropa en agua tibia, en ocasiones puede ser, más que suficiente, así que no desestimes esta alternativa, coloca abundante agua tibia en una bañera y coloca la prenda, al día siguiente o después de unas horas, realiza un buen lavado.
  4. Las grasas provenientes de alimentos, son muy fáciles, pero las de motores de vehículo te darán batalla, por eso a este tipo de manchas, deberás abordar con mayor rapidez, porque una vez que se haya secado, se podrá dificultar el deshacerse de ella, y la prenda tendrás que terminar botando.
  5. No utilices las secadoras mecánicas, ayudarán a que la mancha se adhiera a la prenda, y allí si en verdad la terminarás dañando, puedes lavarla en la lavadora, pero a la hora de secarla, deja que sea el sol quien haga esto, quizás tarde más, pero no te preocupes, ten paciencia.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.