¿Alguna vez te has preguntado cómo preparar un insecticida orgánico? Pues si es así este es el mejor lugar para poder hacerlo. Tienes que tener en mente que los insecticidas orgánicos tienen muchos beneficios a nivel ambiental o casero, ya que son menos tóxicos y agresivos que los insecticidas industriales que compramos comúnmente.

Una de las cosas por las cuales optar por preparar un insecticida orgánico es recomendable, es que éstos se disipan más rápido que los insecticidas industriales ya que no contienen ingredientes tan fuertes o cuyos vapores puedan resultar pesados para nosotros o nuestras mascotas. En pocas palabras, resulta más beneficioso para nuestra salud preparar este tipo de insecticidas.

Sin embargo el problema que a veces tienen este tipo de insecticidas es que no son lo suficientemente eficientes para eliminar plagas ya sea en el jardín o caseras. Por este motivo la formula con la que preparamos este tipo de insecticidas es sumamente importante.

Tenemos que buscar el balance entre efectividad al eliminar pestes y plagas, y cuidar nuestra salud y la de los seres queridos que tenemos en casa como niños, ancianos y mascotas, que son mucho más vulnerables a este tipo de químicos.

Una de las buenas opciones que podemos tomar en cuenta es por ejemplo el insecticida de ácido bórico, que tiene una alta efectividad contra las pestes y demás invasores.

Son muchas las recetas que puedes tomar en cuenta para hacer el insecticida orgánico, así que elige la que se adapte mejor a tus posibilidades y necesidades.

[necesitas}

Instrucciones para preparar un insecticida orgánico

Insecticida de limón:

  1. Comenzaremos por poner en u recipiente un ¼ de vaso de alcohol de caña, etílico o fino. Evitaremos el uso de otro tipo de alcoholes, pues el alcohol isopropílico es muy fuerte y puede irritar la piel, las vías respiratorias y ser muy toxico para los animales y niños pequeños.
  2. Cogeremos algunos limones maduros, no secos, sino sólo maduros y vamos a pelarlos para quedarnos con las cáscaras. Éstas las vamos a triturar en un mortero para que suelten algo de su esencia y las pondremos en el alcohol a macerar por 24 horas o 2 días.
  3. Luego de este lapso, pasaremos esto por un colador y nos quedaremos sólo con el alcohol el cual debe haber adquirido un color verdoso o amarillento dependiendo de la variante de limón que utilizamos.
  4. Colocaremos este alcohol en una botella aerosol y agregaremos en el espacio restante de la botella agua simple. Una vez hecho esto, este insecticida estará listo para ser utilizado contra esos desagradables invasores.
  5. Nunca utilices este producto sin antes haber diluido el alcohol con agua. Este producto tiene un alto grado de ácido cítrico y limón, así que si lo mantenemos puro podría ser demasiado fuerte su olor o ser incluso irritante.
  6. Es recomendable dejar reposar este producto por 30 minutos en un ambiente cerrado y luego de este lapso abrir las ventanas para ventilar.
  7. Es un insecticida ideal para pulgas, gusanos pequeños, chinches y otros animales invasores comunes en los jardines y hogares.

Insecticida de ajo y vinagre:

  1. El olor de este insecticida puede ser un poco fuerte, pero es muy eficiente contra parásitos de casi todo tipo y vale la pena usarlo si has entrado a un estado de desesperación por acabar con esos invasores tan molestos y nocivos.
  2. Tendremos que preparar un jarabe de ajos, para esto tenemos que pelar y picar 5 o más ajos grandes, frescos y maduros. No es necesario picarlos muy fino, sólo queremos sacar su esencia. Incluso puedes molerlos si te resulta más cómodo, pero deberás hacerlo con rapidez para que no pierdan su efecto en caso de usar licuadora, o con mortero.
  3. Colocaremos estos ajos picados o esta pasta de ajo en un frasco con ¼ de vinagre blanco. Puede ser vinagre negro si quieres, pero es que éste tiende a manchar los muebles o la ropa, por eso aconsejamos vinagre blanco en caso de querer usarlo dentro de casa.
  4. Dejaremos macerar por 1 día y pasaremos esto por un colador, quedándonos únicamente con el líquido. Es posible que el olor sea algo fuerte, pero en este punto aún no hemos terminado con el insecticida, así que no te preocupes, tus muebles no apestarán.
  5. Agrega tres cuartas partes de agua al frasco, triplicando la cantidad de vinagre con ajo. Luego mezcla esto muy bien y vacíalo en una botella de spray.
  6. Puedes usarlo tanto dentro de casa como en el jardín. Es menos fuerte que el insecticida de vinagre, pero es muy eficiente también. Es ideal para matar larvas de insectos o gusanos.

Insecticida de sulfato de magnesio:

  1. Esta es una de las más sencillas recetas de insecticidas orgánicos que podemos encontrar y es especialmente buena para las plagas en el jardín y para prevenir nuevos brotes de prestes, además de nutrir las plantas con sus minerales.
  2. Sólo tienes que mesclar una cucharada sopera bien copeteada en 1 litro de agua simple, o la mitad de los ingredientes si quieres menos cantidad de insecticida.
  3. Una vez que hayas mesclado muy bien esto hasta que se disuelva por completo, ya puedes ponerlo en una botella aerosol y esparcirlo en tus plantas o dentro de casa. Sin embargo este tipo de insecticidas orgánicos tienen más efectividad cuando se trata de parásitos o plagas de plantas.
  4. En general este insecticida no es muy nocivo, pero ten cuidado de no respirar sus vapores o al esparcirlo, pues puede llegar a ser algo irritante para tu nariz garganta u ojos.

Insecticida de cebolla:

  1. Si el problema que tienes son las arañas, pulgones y otros insectos invasores de esta clase, como lo son los arácnidos y algunos ácaros, entonces esta es la opción que estas esperando.
  2. Simplemente mezcla agua y cebolla moliendo ambos ingredientes en una licuadora hasta obtener una solución blanquecina de aroma ligeramente fuerte.
  3. Deja esto reposar por 8 horas o toda la noche. Es necesario que repose para poder intensificar la esencia y así obtener mejores resultados.
  4. Luego de este tiempo transcurrido, pasa este líquido por un colador, asegurándote de no dejar residuos de cebolla en él.
  5. Mete esto en una botella para esparcir, y listo. ¡Ya tienes tu insecticida casero contra arácnidos!

Insecticida de jabón líquido y aceite de naranja:

  1. Este es ideal para usarlo adentro de casa cuando notamos una plaga y no queremos que siga creciendo. Y lo mejor, es con ingredientes que podemos encontrar en casi todas partes.
  2. Sólo tenemos que llenar una botella hasta una ¼ parte con jabón líquido para manos o para trastes. A esto agregaremos dos cucharadas de aceite de naranja y mesclaremos muy bien.
  3. El aceite de naranja por su alta concentración de ácido crítico en combinación con el jabón nos ayudará a matar los insectos que tengamos en casa.
  4. Sin embargo para que esto no tenga un olor muy fuerte ni una consistencia muy densa, agregaremos agua hasta triplicar la cantidad de jabón con aceite que ya teníamos mezclada previamente.
  5. No es recomendable usar este tipo de insecticida en las plantas, pues las puede resecar o marchitar más rápido, sin embargo dentro de casa es ideal y por si fuera poco, es una mezcla muy buena para ayudar a la limpieza de muebles y azulejos.

Consejos para preparar un insecticida orgánico

  • Recuerda que cada tipo de insecticida que aquí te presentamos tienen una función especial, así que no los uses en desorden, pues no querrás arruinar tus rosales con un insecticida para casa, ni hacer que tu casa huela raro con un insecticida para jardín.
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.