Sin duda alguna, uno de los mayores temores que tenemos para el verano es a los insectos, los cuales no sólo pican, sino que pueden ser muy molestos. Por suerte, podemos preparar un insecticida casero para mantener a todos estos a raya.

Un insecticida casero como su propio nombre indica, sirve para mantener alejados a los insectos de las zonas de la casa y también pueden servir para acabar con ellos. La diferencia entre estos y los artificiales, es que estos no dañarán tanto el medio ambiente.

Los insecticidas químicos son muy potentes, pero son también muy contaminantes. Por este motivo, esto puede alejar a muchas personas de los mismos, los cuales van a preferir otro tipo de insecticidas que respeten más el medio ambiente.

Además, los insecticidas sintéticos pueden dejar un mal olor en la casa, el cual es tóxico incluso para nosotros y para otros animales como los perros y los gatos. Por este motivo, la alternativa de buscar un insecticida casero nos podría ayudar mucho a solucionar todos estos problemas.

Sin duda alguna, hay muchas formas de hacer insecticidas de forma casera, ya que hay muchos productos que repelen insectos, otros productos que son capaces de acabar con ellos rápidamente y otros que finalmente con capaces de atraerlos y luego dejarlos atrapados.

Sin duda, algunos de estos métodos son simples, pero efectivos y te permitirán acabar incluso con plagas. Además, te permitirán salir del paso si no tienes un insecticida químico a mano y tienes una plaga de insectos molestos en casa.

Todos estos son insecticidas que se pueden hacer en pocos minutos, que son muy baratos y que todo el mundo puede usar. Además, la mayoría no son tóxicos y por lo tanto, podrás poner a salvo a tu familia y mantener la casa libre de todos estos molestos insectos que están torturándote la existencia.

Matamoscas

En primer lugar, vamos a ver uno de los métodos más antiguos, pero sin duda, el más efectivo para matar cuando hay pocos insectos. El matamoscas es un aparato mecánico que te permite golpear a las moscas de forma efectiva, matándolas por completo. Por supuesto, también sirve para otro tipo de insectos, como las avispas, los gusanos y demás.

El funcionamiento de este insecticida casero es fácil, ya que lo único que tenemos que hacer es golpear con el matamoscas al insecto de una forma rápida, como si fuéramos ninjas. De esta forma, vamos a lograr acabar con los insectos que haya más cercanos y a la vista.

Aunque este sistema no sea eficaz para acabar con plagas muy grandes, sin duda es uno de los mejores para casos puntuales, además de que tan sólo hay que comprar el matamoscas para poder hacerlo de forma correcta.

Insecticida con ortiga

El segundo insecticida que vamos a usar no es nada más que un repelente, es decir, que no vamos a matar los insectos, sino que vamos a evitar que entren en casa. La planta de la ortiga te servirá muy bien para proteger todas tus plantas de las plagas, siendo también útil para asuntos de jardinería.

Sin duda alguna, siempre la mejor curación es la prevención, así que es mejor prevenir que aparezcan los molestos insectos que tener que acabar con todos ellos después, sin lugar a dudas.

La forma de preparar un insecticida casero con ortiga, es mezclando esta planta con agua en un pulverizador de spray y después echar la mezcla sobre las plantas. De esta forma, el olor que desprenderá evitará que los pulgones y otros insectos ataquen tu querida y cuidada planta.

Insecticida con ácido bórico

El tercer método es usando el famoso producto ácido bórico, el cual es muy conocido por sus múltiples usos que tiene. El ácido bórico sirve entre otras cosas para limpiar, pero es un gran insecticida para eliminar a insectos muy molestos.

En este caso, es un insecticida que es ideal para el control de plagas como las cucarachas, las cuales ya sabes lo difíciles que son de matar, ya que por cada una que veas, hay 100 más. Preparar un insecticida casero con ácido bórico es muy fácil y te va a servir para acabar con todos estos bichos para siempre.

Es más, si quieres aprenderlo, mejor lee el artículo que vamos a ver de Cómo hacer un insecticida con ácido bórico paso a paso. Este artículo fue escrito exclusivamente para este tema, así que podrás saberlo con total exactitud y prepararlo de la mejor forma posible.

Insecticida de lavanda

El cuarto insecticida que vamos a usar es el de lavanda, ya que de nuevo vamos a volver a tratar de repeler a los insectos en vez de matarlos. Trata de mezclar este insecticida con los anteriores y lograrás librarte de todos molestos insectos en tu casa de una vez por todas.

La lavanda tiene un olor muy fuerte que sin duda es tan característico, que todos lo conocemos. Las que lo conocen muy bien son las hormigas, las cuales odian completamente este olor, ya que es un olor tan fuerte que es tóxico para ellas.

Lo bueno de este insecticida es que el olor es bueno para nosotros y agradable, así que ya de paso, vamos a poder crear un ambientador casero y matar dos pájaros de un tiro de esta forma. La forma de hacer esto,es coger unas hojas de lavanda y mezclar con agua, para hacer una especie de preparado de infusión.

Este se debe meter en un pulverizador de spray y al igual que hemos hecho antes, echar a superficies como las plantas y otros lugares de la casa donde normalmente se cuelen hormigas, las cuales ahora ya no van a volver a aparecer por allí.

También, puedes comprar un ambientador de lavanda o colocar las hojas de lavanda por la casa, para tener el olor y que las hormigas no vengan. Si por ejemplo tienes una ventana que da a un árbol, ponlo ahí, ya que te digo por experiencia que las hormigas subirán a través del árbol y se colarán en tu casa. Gracias a esto, podrás librarte de ellas para siempre.

Insecticida de cocacola

Sin lugar a dudas, hay muchísimos usos del refresco de la cocacola que son útiles, pero que no conocemos. Aparte de ser el refresco mas delicioso del planeta en mi opinión, es un excelente insecticida, capaz de eliminar todas las moscas de la casa.

Este insecticida lo descubrí de casualidad, cuando dejé un vaso con cocacola encima de la mesa en un día de verano con moscas. Comprobé con asombro después de un rato que había moscas atrapadas en el líquido y que por lo tanto, había logrado crear una trampa mortal de una forma muy fácil.

Esto ocurre porque los animales acuden a la cocacola por su olor y sabor, pero al haber tanto líquido, se van a ahogar dentro de ella y por lo tanto, van a terminar muriéndose. Esto se debe a que la cocacola tiene muchísimo azúcar, el cual será el que atraiga a estos animales.

La forma de hacerlo es coger un vaso y llenarlo de cocacola, para que así las moscas y otros animales se acerquen a saborear. De esta forma, vamos a hacer que se queden atrapadas ahí y floten al día siguiente sobre la cocacola.

Si tienes familia, avisa de que no beban, ya que no sólo podrían estropear tu trampa, sino que se podrían beber una mosca sin querer, ya que la cocacola es de color negro, el cual no se ve.

Eso si, este insecticida sólo funciona con cocacola normal, no light o zero, ya que estas no tienen azúcar y por lo tanto, los animales no vendrán.

Insecticida de vinagre

El último insecticida que hemos preparado es efectivo y poco conocido. El insecticida de vinagre es bueno, ya que es otra trampa mortal, la cual puede ser incluso más potente que la de la cocacola si se sabe usar correctamente.

El vinagre es una sustancia que se basa en vino que se ha avinagrado, es decir, que ha reaccionado con el azúcar. Este compuesto sin duda tiene un olor que atraerá a algunos insectos hacia al mismo y esto lo puedes aprovechar sin duda alguna.

Este líquido tiene la característica que hará que los animales se queden pegados cuando vayan a comer, así que esto hará que caigan en una trampa mortal de la cual no van a poder salir tan fácil.

La forma de hacer esto, es poniendo en un vaso un poco de vinagre y dejándolo en las zonas donde creas que vayan a aparecer todos estos insectos. De esta forma, cuando vayan a beber el vinagre, se van a quedar atrapados dentro del mismo sin poder salir.

Al día siguiente, verás como por arte de magia el vaso está lleno de insectos, como por ejemplo los molestos mosquitos, los cuales pican en el verano y no nos dejan dormir. Deja un vaso con vinagre en tu cuarto y verás como se acaban cada siempre todas esas molestas picaduras.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.