Si te apetece o necesitas redecorar tu hogar te proponemos una solución alternativa, original y que te dará un resultado único y completamente personalizado. Te mostramos cómo pintar madera de manera que puedas dar un nuevo aire a tus muebles o realizar creaciones completamente nuevas pintando listones, tablas y otros elementos de madera.

¿Que necesitas para pintar madera?

  • Material protector (plástico, papel de periódico…).
  • Utensilios propios de bricolaje (lija, espátula, cepillo, brochas).
  • Imprimante.
  • Pintura.
  • Barniz.

Instrucciones para pintar madera

  1. Elige el lugar de trabajo.
    • Procura tener bastante luz natural o que la luz artificial sea de buena calidad.
    • También es necesario que el ambiente esté lo más limpio posible para evitar que el aire o viento, si lo hubiese, mueva motas de polvo, llenando la madera de imperfecciones.
    • Utiliza una superficie lisa y limpia para apoyar todos los útiles y materiales.
  2. Protege la zona de trabajo para evitar que se manche. Utiliza papel de periódico o plásticos protectores.
  3. Protégete vistiendo ropa vieja o utilizando una baja o similar.
  4. Prepara la superficie de la madera.
    • Elimina la pintura que la madera pueda tener. Lo ideal es que lo hagas raspándola.Cómo pintar madera
    • Será necesario que utilices un disolvente químico en el caso de que la madera esté tintada o tratada con laca a base de aceite.
    • Es importante que la superficie no quede deslizante, siempre procuraremos dejarla lo más porosa posible.
    • Si existen grietas o socavones deberás rellenarlos con masilla, ayudándote de una espátula flexible.
    • Lija para dar uniformidad a la superficie.
    • Ahora es el momento de lijar toda la superficie en profundidad, primero con una lija gruesa y después con una fina, comenzando por el masillado.
    • Limpia la superficie. Es importante que la madera quede impoluta ya que si dejas el polvo que se ha desprendido al lijar, este se adherirá de nuevo a la madera cuando la pintes, quedándose la superficie rugosa al tacto y con un mal acabado visual. Utiliza un cepillo de cerdas largas y suaves, un paño seco o un aspirador de mano.
  5. Da una capa de imprimante a la madera.
    • El imprimante sirve para dar un resultado final más uniforme.
    • Si tienes tiempo, cuando esta capa se haya secado completamente, da otra u otras. Según el estado de la madera será aconsejable que des varias capas, teniendo siempre en cuenta que tienes que esperar a que la madera se seque completamente y con cuidado de ir limpiándola antes de dar cada capa.Cómo pintar madera
    • Elige un color grisáceo si la pintura que vas a utilizar es más oscura, o blanco si es más clara.
    • Utiliza imprimante de látex, no con base oleosa.
    • Puedes aplicar el imprimante en aerosol o con brocha. Esta decisión tiene más que ver con el gusto y las posibilidades de uno, pero si tienes tiempo, lo ideal es hacerlo con brocha ya que tú mismo vas a controlar la uniformidad de las capas.
  6. Pinta la madera.
    • Elige qué pintura utilizarás. Por lo general se utiliza la pintura de látex, salvo si la madera va a tener mucho uso. Entonces quizás sea más adecuado utilizar pintura a base de aceite. También deberás escoger si quieres pintura con brillo (más llamativa) o mate (esconde mejor las imperfecciones) y, por supuesto, el color.
    • Utiliza la cantidad exacta de pintura, sin saturar la superficie y controlando bien tus movimientos. Sumerge la brocha en la pintura sin llegar a la mitad de las cerdas.
    • Espolsa la pintura sobrante, golpeando la brocha en el bote y de pintura.
    • Pinta despacio, de la parte superior a la inferior, trazos cortos.
    • Una vez cubierta toda la superficie, deja secar completamente.
    • Si ha quedado algún desperfecto, límalo.
    • Repite una o dos veces más hasta conseguir el efecto deseado.Cómo pintar madera
  7. Protege la madera. Dale una o dos capas de barniz o de sellador de poliuretano de la misma manera en la que has dado las capas de pintura, poco a poco y dejando tiempo suficiente para que seque.

Consejos para pintar madera

  • A la hora de rellenar la superficie con masilla es preferible que te pases a que rellenes de menos. El sobrante se puede lijar sin problema pero si dejamos la madera con huecos o hendiduras no habremos solucionado el problema.
  • Si te es posible, utiliza una lijadora eléctrica. Una lija de papel supondrá un esfuerzo mayor, y te será muy laborioso trabajar superficies muy grandes.
  • Es posible que el imprimante levante alguna veta de la madera. Si esto es así, deberás volver a lijar esa zona.
  • Si quieres pintar la madera de distintos colores, lo ideal es que cubras con cinta adhesiva especial las zonas que no quieras pintar o que vayas a pintar de otro color, así evitarás manchas y trazos que estropeen tu trabajo. Este truco te permitirá hacer composiciones únicas con los colores y estilos que desees.
  • Si no te resulta difícil, aplícate una fina capa de vaselina en las manos antes de pintar, así la pintura no se adherirá a tu piel.
  • Utiliza siempre materiales de calidad para evitar sorpresas desagradables. La inversión merece la pena.
¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 94,74% le ha gustado.