A todos nos gusta tener nuestra casa y nuestros muebles limpios y en orden, y esto es posible siempre en cuanto seamos personas disciplinadas y limpias. Sin embargo es inevitable ensuciar las cosas, el simple hecho de realizar nuestras labores diarias como lo es preparar nuestros alimentos, ya es suficiente motivo para que incluso sin el deseo de hacerlo, terminemos por ensuciar nuestras cocinas, fregaderos o estufas. Por ello es importante saber cómo limpiar una vitrocerámica.

Tener una cocina limpia es un deseo que muchas personas tenemos, quizás la gran mayoría, pero por desgracia no siempre se puede controlar el orden de las cosas debido a la falta de tiempo para limpiar, exceso de tareas o indisposición personal. Pero tarde o temprano tenemos que darnos el tiempo de realizar nuestras tareas de limpieza, especialmente en el caso de la vitrocerámica.

Ya que este material se ensucia con facilidad y cuesta limpiarlo mientras más tiempo dejemos pasar sin hacer la limpieza. De hecho esto es algo que pasa con frecuencia con cosas como la vitrocerámica y en general con los materiales vidriados. Las estufas de vitrocerámica tienden a ensuciarse y perder su brillo por el uso constante y los residuos de comida y carbón que quedan sobre de ella y se adhieren. Sin embargo existen muchas maneras de limpiar que pueden ser muy efectivas para eliminar la suciedad, pero debemos tener especial cuidado con la limpieza.

Si limpiamos la vitrocerámica con químicos limpiadores muy abrasivos u objetos muy ásperos, terminaremos por estropearla, por ello es que siempre es mejor tener cuidado y usar los objetos y limpiadores adecuados para cada tipo de cosa que vayamos a limpiar. La cerámica y los objetos vidriados no se pueden limpiar con estropajos o lanas de acero, porque estos materiales pueden dañar seriamente este tipo de cosas. Por eso es que hemos decidido presentarte un artículo detallado sobre cosas que debes tomar en cuenta si deseas limpiar una vitrocerámica eficazmente y sin dañarla.

Estamos seguros de que si sigues estos consejos, podrás conseguir que tu vitrocerámica se vea como nueva. Toma nota de los consejos que te estoy dando y ponlos a prueba para que consigas el mejor resultado posible al limpiar tu estufa de vitrocerámica.

¿Que necesitas para limpiar una vitrocerámica?

  • Agua tibia
  • Jabón líquido para lavar trastos
  • Pasta dental
  • Bicarbonato de sodio
  • Cepillo suave
  • Paños limpios de limpieza
  • Rasqueta de metal o plástico para eliminar la suciedad adherida a la vitro
  • Navajas para la rasqueta filosas

Instrucciones para limpiar una vitrocerámica

  1. Primero toma las precauciones necesarias para que no corras ningún riesgo. Apaga la vitrocerámica y deja que se enfríe bien. Asegúrate de que no esté encendida por ningún motivo. Retira todos los platos y utensilios que tengas encima de la cerámica. Si el área está despejada, será más fácil realizar una limpieza profunda y correcta.
  2. Elimina el exceso de suciedad. Echa agua tibia encima de la vitrocerámica y elimina la mayor cantidad de suciedad posible con el paño. También utiliza una laina o rasqueta y elimina el exceso de suciedad frotando siempre al mismo lado. Sostén con firmeza la rasqueta y procura que ésta no se vaya más a un lado que a otro, o podrías rayar la cerámica y arruinar su aspecto. Si es necesario utiliza una que sea de plástico, sin embargo las navajas de metal son mucho más efectivas al eliminar la suciedad de las vitrocerámicas.
  3. Recuerda que toda la suciedad que esté adherida en el vidrio no está penetrada dentro de él. El vidrio es una superficie sólida, no es porosa, por lo cual, ningún tipo de suciedad está dentro del vidrio, simplemente es que no hemos limpiado lo suficientemente bien o no hemos utilizado los productos adecuados. Si una mancha te es muy difícil de limpiar y la rasqueta no es suficiente para limpiarla, entonces puedes aplicar otros productos que serán geniales para realizar esa limpieza de manera más profunda.
  4. La pasta de dientes, en especial la crema dental para limpieza profunda, es un producto ideal para eliminar manchas y suciedad como la que se encuentra muy adherida en la vitrocerámica o los vidrios comunes. En general, con un poco más de empeño será más fácil eliminar la suciedad de casi cualquier tipo de cristal. Siempre es mejor recurrir a los químicos adecuados o fórmulas efectivas, que utilizar objetos que puedan rayar o afectar el material.
  5. Aplica la pasta de dientes directo sobre la superficie humedecida de la vitrocerámica. Extiende esta pasta y deja esto reposar sin mover durante 5 a 10 minutos. Luego de esto frota con un paño húmedo energéticamente hasta que se elimine la mancha. Si esto no es suficiente para eliminarla, entonces puedes aplicar otra capa de pasta dental mezclada con jabón líquido para lavar trastos. Deja que esto repose por media hora y luego frota con un paño. Si notas que es muy difícil eliminar aun así la suciedad, vuelve a pasar la rasqueta sobre la vitrocerámica hasta que elimines esa mancha.
  6. También puedes hacer una mezcla de pasta dental, bicarbonato de sodio y jabón para trastos y frotar con esto la vitro hasta que quede limpia. No te recomendamos usar detergente en polvo porque los granos de detergente podrían dañar el vidrio. Utilizar un cepillo suave será una forma buena de contribuir a la limpieza, sin embargo no siempre es recomendable utilizar cepillos porque las cerdas pueden rayar también, por eso, en caso de optar por esta opción, siempre procura que sean objetos suaves.
  7. Finalmente pasa un trapo húmedo para eliminar los restos de limpiadores y de suciedad que hayan quedado. Seca bien y frota para que puedas darle brillo a la vitro. Algunas personas optan por utilizar algún abrillantador de cristales como las ceras utilizadas para los parabrisas, así que puedes utilizar esta opción. Sin embargo asegúrate de frotar bien con el paño para evitar que la cera saque humo una vez que vuelvas a utilizar la vitro, ya que el calor quemará los restos que puedan estar allí.

Consejos para limpiar una vitrocerámica

  • Esperamos que todos los consejos que te dimos te hayan servido y recuerda que si quieres saber más sobre este tipo de limpieza, siempre puedes recurrir a leer más de los artículos que tenemos por aquí que te pueden ayudar para conseguir una buena limpieza, así que no te pierdas de todos los consejos que tenemos para ayudarte.
  • No te recomendamos utilizar lejía porque aunque sea efectiva para limpiar muchas cosas o blanquear, siempre es mejor recurrir a productos menos abrasivos.
  • Recuerda siempre utilizar guantes de limpieza cuando se trata de realizar una limpieza con agua y cualquier tipo de jabón o químico limpiador, pues este tipo de productos, mientras los utilicemos con más frecuencia, mayor será el daño que ocasionarán a nuestra piel, por eso siempre debemos ser precavidos en realizar la limpieza.
  • También es importante que evites mezclar productos de limpieza como lejía y limpiadores a base de alcohol o amonio porque podrían generar reacciones desfavorables y vapores tóxicos que terminen por hacerte daño. Todo esto sin contar que podrían arruinar los productos o utensilios que precisamente quieres limpiar.
  • Por hoy esto es todo lo que tenemos que decir. Esperamos verte en el siguiente artículo al respecto de las mejores técnicas para realizar la limpieza en casa.
¿Te ha gustado?