Cómo limpiar el oro, es una de las cosas que preocupan a las personas  que usan joyas con cierta regularidad. El oro es un elemento químico, el cual suele usarse para muchas cosas, pero la principalmente conocemos todos, es sin duda, la fabricación de joyas y artículos de lujo.

Cuando usamos joyas a diario, como pueden ser: relojes, pulseras, esclavas, pendientes, cadenas o colgantes podemos ensuciarlas debido a la presencia de cuerpos extraños que se adhieren sobre dichos artículos. La piel humana está recubierta por un delgada capa de grasa, que genera la piel de forma natural, por lo tanto esta acaba sobre las joyas degradando su aspecto natural.

Las joyas son un artículo unisex, es decir, se usa tanto por hombre como por mujeres, de manera que cuando un hombre se rocía con colonia, parte de esta acaba depositada sobre las joyas, las cuales acaban con un aspecto grasiento y en general sucio. Las mujeres , tampoco se quedan atrás , ya la aplicación de maquillaje acaba ensuciando estos complementos con un resultado similar al del hombres.

Este problema afecta de manera significativa a las personas que usan productos hechos en oro. Afortunadamente, el oro es un metal que se limpia con cierta facilidad. En este artículo hablaremos sobre como limpiar el oro:

Instrucciones para limpiar el oro

  1. Limpiarlo con detergente: tomamos el objeto, el cual queremos limpiar y lo colocamos en el lavabo, previamente ponemos el tapón, de esa forma podremos estar tranquilos porque nuestro objeto de oro no se colara por el desague.  Si te da miedo que puedas perder tu objeto aun así, también podemos ponerlo en un balde, un caldero o cualquier otro recipiente que no sea tu lavabo. Una hecho esto, llenamos nuestro recipiente con agua caliente, de esa manera, el agua despegará parcialmente la suciedad de nuestro objeto. A continuación, ponemos sobre el agua unas gotas de detergente, removemos la solución hasta que se homogenice de forma correcta, y lo dejamos varios minutos hasta que la solución despegue toda la suciedad. Al final este último paso, podemos repasar las zonas en las que aun haya suciedad y de esa manera limpiaremos la joya perfectamente.
  2. Limpiarlo con pasta de dientes: este proceso es muy sencillo, primero debemos remojar el objeto en agua fría durante unos instantes. Luego tomamos la pieza aplicamos sobre ella un poco de pasta de dientes, frotamos de forma progresiva sobre la pieza con un cepillo hasta que toda la suciedad quede eliminada. Debemos prestar atención durante  el proceso de frotado ya que podemos frotar de forma excesiva, provocando rayones sobre su superficie, demacrando así nuestra tan apreciada.
  3. Limpiarlo con agua y jabón de sosa: este sistema es bastante efectivo, ya que el jabón de sosa tiene la propiedad de atrapar la suciedad, sobre si se trata de grasas o más bien lípidos, los cuales se encuentran en perfumes, pigmentos y maquillajes. La forma de proceder consiste en remojar el objeto en agua, así en como los procesos  anteriores  y frotar con un trapo sobre el objeto limpiándolo completamente.
  4. Limpiarlo con jugo de cebolla: este método es bastante económico y bastante curioso, consiste principalmente en colocar unos trozos de cebolla sobre un recipiente con agua. Una vez hecho esto lo dejamos, aproximadamente unas 2 horas en remojo, así la suciedad se irá despegando de la superficie del anillo progresivamente. Al final , una vez transcurridas las dos horas , rematamos la operación con jabón y agua quedando completamente limpia nuestra joya. Una de las ventajas de este método con respecto a los sistemas anteriores es que la superficie de la joya no experimenta ninguna ralladura ni ningún daño aparente.
  5. Limpiarlo con agua y bicarbonato: mezclamos bicarbonato con jabón y agua, generando un disolución muy homogénea, posteriormente frotamos el anillo con la solución hasta eliminar completamente cualquier residuo y dejando limpia la pieza. Una vez eliminada la suciedad de la pieza, remojamos en agua la joya con el fin de eliminar cualquier resto de solución que pudiera haber quedado.

Consejos para limpiar el oro

Una vez conocidos los principales de limpieza de objetos fabricado en oro, podemos  daros algunos consejos muy importantes a la hora de su limpieza, ya que a veces durante la limpieza puede ocurrir que dañemos las piezas. Los consejos para limpiar el oro son los siguientes:

  1. Evitar usar estropajos u otros objetos que puedas limar la pieza, ya que estos limpiadores pueden tener un gran poder de devastación, causando ralladuras sobre la pieza.
  2. No uses productos químicos como pueden ser ciertos ácidos, ya que pueden degradar el aspecto de la pieza en gran medida.
  3. Si no quieres usar un cepillo de dientes convencional, puedes usar uno para cejas.
  4. Evita presencia de productos que contengan Cloro o simplemente agua de piscina , cerca de los objetos que se fabriquen con oro ya que pueden decolorar su color natural.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.