Las planchas de ropa, tanto las planchas de teflón, como las normales, como el tipo vaporetta, cualquier estilo… con el paso del tiempo, si no se limpian adecuadamente (o si ni se hace) se empiezan a llenar de cal y a la larga, puede estropearse la plancha y cuando se utilice la opción del vapor, manchar la ropa.

Cuando la plancha está muy sucia y llena de cal, al accionar la opción de vapor, puede dejar residuos sobre la ropa que no es otra cosa más que trozos de cal. No solo empezaremos a enfadarnos por los problemas que eso causa, la ropa que podemos estropear… sino que la plancha, terminará por estropearse y echarse a perder.

Descalcificar la plancha tendría que ser casi un paso más para no terminar manchando la ropa (que es lo que termina pasando cuando se mancha y se llena de cal), y estropearse al final la plancha (gastándonos la final más dinero por no haberla limpiado adecuadamente).

Lo mismo ocurre con la base de la plancha. Si no se van limpiando cada X tiempo, terminan al final, manchándose o no se deslizan ni planchan tan bien como deberían. Y en el caso de que haya algún pequeño desastre como planchar por error o por despiste, alguna pegatina o, en definitiva, un material que se queda adherido a la base de la plancha y que no solamente estropea la prenda de vestir, sino que se queda pegado a la base de la plancha y cuesta mucho, mucho, poder eliminarlo de ahí. ¿Cómo quitarlo? Ahora daremos algunos truquillos para  poder limpiar la plancha de la ropa y poder solucionarlo.

Instrucciones para limpiar la plancha de ropa

  1. Antes de empezar cualquier paso par poder empezar a limpiar la plancha ten en cuenta algo de vital importancia: la plancha debe estar pagada siempre. No lo hagas con la plancha todavía caliente o expulsando vapor. Ten mucho cuidado de no quemarte. Siempre, todos los pasos, con la plancha fría y que esté desenchufada.
  2. También asegúrate tras cualquier paso que realices para limpiarla, que la dejas bien seca y con la base de la plancha, seca.
  3. Para poder limpiar la plancha por fuera, la base de la plancha, eliminando todos los restos de cal que pudiesen quedar y sobre todo, para poder eliminar todo lo que esté pegado a la base de la plancha. se puede solucionar (Y funciona muy bien) haciendo esto: poner a calentar un poco de vinagre blanco. Cuando esté caliente, retira del fuego. Con cuidado, cambia el vinagre a un cuenco (para evitar quemaduras). Coge un trapo o paño y sumérgelo en el vinagre blanco. Ve pasándolo por la base de plancha, por donde está la quemadura o la zona de tejido o pegamento adherida. Si la mancha es pequeña o no está muy enganchada a la plancha, debería retirarse sin problemas. Pero si ves que continua o no se ha desprendido bien, insiste o continua con este otro paso,
  4. Coge el bicarbonato sódico y agrégale al vinagre blanco que habías calentado. Echa entre dos y cuatro cucharadas pequeñas (cuchara de poste). Otra opción, es poder echar en vez de bicarbonato, sal.
  5. Coge el bicarbonato sódico y agrégale al vinagre blanco que habías calentado. Echa entre dos y cuatro cucharadas pequeñas (cuchara de poste). Otra opción, es poder echar en vez de bicarbonato, sal.
  6. Uno de los mayores problemas en las planchas cuando se tiene la opción del vapor, es que nunca o casi nunca, se piensa en el depósito del agua. Sólo nos fijamos en ir rellenándolo para que no nos falte y poco más. Grave error… a la larga, la plancha irá cogiendo cal. Y si, lo hará. Lo mismo dará que utilicéis agua destilada, que agua del grifo o agua embotellada… necesita limpiarse.
  7. Echar en el deposito del agua la mitad del depósito entre agua destilada y vinagre blanco (previamente calentado). Se vierte dentro del depósito y se va accionando la opción de vapor. Cuando se haya terminado, se vacía bien el deposito (que no quede nada dentro) y después se seca perfectamente la plancha y la base. Que no quede nada de agua. Con estos pasos, si se realizan periódicamente, estarás limpiando todo el conducto de vapor y los orificios de la base de la plancha.
  8. Si la base de tu plancha es antiadherente, puedes optar con este sencillísimo paso. Llena un cuenco con agua, caliéntalo y vierte un poco de jabón con el que lavas tu ropa. Cuando el agua ya esté caliente, coge un trapo, sumérgelo en la mezcla y limpia la base de la plancha con la mezcla. Insiste un poco y listo. Termina siempre como último paso, secando la base.
  9. Hay dos opciones que resultan muy útiles, pero cuidado, yo creo que serían únicamente tenidas en cuenta cuando sabes que la base de tu plancha está muy sucia, o la base de la plancha está sumamente estropeada o manchada de algún tipo de material, pegamento o no ha funcionado ninguno de los pasos anteriores.
  10. Este truco de la vela, lo utilizan en muchas ocasiones y es muy eficaz, pero no nos hacemos responsables de que salga mal o no os ayude a solucionarlo. Vosotros mismos, juzgar si merece la pena o no, realizarlo. Coge una vela cualquiera que tengas en tu casa. En este caso, enciende la plancha y cuando esté ya a la temperatura normal (con la que te pondrías a planchar), pásale por la zona manchada de la plancha, la vela. Frota y a continuación, coge un trapo y límpialo. Obviamente, cuidado. Cuando pases el trapo, que la plancha no esté caliente, mucho cuidado de no quemarte. Es un truco muy eficaz.
  11. Otro de los grandes remedios y muy eficaces, es utilizar un limpiador de metales. Muy eficaz, porque retira completamente cualquier adherencia de pegamento, óxido o pegotes producidos por la cal. Compra cualquier pulidor de metales (fácilmente los encontrarás en cualquier supermercado) y únicamente, te bastará con frotar sobre la mancha e insistir hasta que veas que ha desaparecido. Cuando esté limpia, pásale un paño para retirar la suciedad y listo. Muy sencillo y rápido.

¿Que necesitas para limpiar la plancha de ropa?

  • Una plancha.
  • Bicarbonato sódico.
  • Vinagre blanco.
  • Un cazo para calentar el agua en el fuego.
  • Un bote para meter en el microondas (si decides calentar el agua en el micro).
  • Dos paños, trapos, toalla… Uno para poder frotar la base de la plancha. Otro, para poder secarla después.
  • Sal.
  • Una vela.
  • Limpiador de metales.

Consejos para limpiar la plancha de ropa

Siempre hay que prevenir para poder tener durante más tiempo, la plancha de la ropa intacta, en perfecto funcionamiento y haciéndolo perdurar durante años. Hoy por hoy, hay multitud de programas en la plancha de la ropa y hay algunas marcas que incluso tienen un programa específico que ayuda a poder limpiar el depósito y evacuar el agua sobrante tras cada planchado y prevenir la cal. Pero aun y con todo esto, siempre es preferible y ayuda y mucho, tener unos cuidados previos para que nos dure durante más años la plancha.

Hay que prevenir cualquier problema que podamos evitar. Que ahora las planchas de la ropa ya no son las planchas tan básicas que se vendían hace muchos años con sólo dos programas para planchar y done en algunas, ni siquiera había la opción del vapor.

Si queréis tener la ropa perfumada, con el aroma que más os guste y os apetezca, en cada momento, hay un truquito. Cuando llenéis el depósito del agua, echarle dentro también, unas gotitas de colonia y/o perfume. Cuando accionéis la opción del vapor y vayáis planchando la ropa, iréis dejándola con ese aroma perfumado. Pero no olvidéis después, limpiar bien el deposito para que no vayan quedando rastros del alcohol de la colonia.
Y otro truco pero que no solamente aporta un olor agradable, sino que también favorece y mucho, el planchado, es echarle al agua del depósito, unas gotitas de suavizante de la ropa. Dejareis un agradable perfume y quedará más suave y planchada.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.