A tenor de lo que pueda parecer, el mármol pulido requiere de una serie de cuidados para no estropearse. Aunque las opciones se diversifican, la mayoría de las encimeras de cocina de los hogares son de este material. También se utiliza el mármol para construir mesas de exterior y se añade a muchos elementos decorativos para el hogar. Por todo ello, debemos, cuanto menos, saber cómo cuidar el mármol para mantenerlo en buenas condiciones.

A continuación detallaremos cuáles son los productos adecuados para limpiar y cuidar el mármol así como la manera de hacerlo obteniendo los mejores resultados.

¿Que necesitas para limpiar y cuidar el mármol?

  • Útiles de limpieza (gamuza, trapo, esponja, cepillo).Cómo limpiar y cuidar el mármol
  • Cera para mármol.
  • Blanqueadores (bicarbonato, agua oxigenada, amoniaco).
  • Limpiadores naturales (vinagre, jabón, sal, limón).
  • Limpiadores comerciales.

Instrucciones para limpiar y cuidar el mármol

Para limpiar el mármol debemos:

  1. Elegir los útiles de limpieza más adecuados.
    Trapo de algodón: Ideal para quitar el polvo.
    Esponja: La opción más cómoda tanto para limpiar como para pulir.
    Cepillo: Para uso auxiliar.
    Lana de aluminio: Para limpiar manchas más difíciles.
  2. Elegir la solución más adecuada según la mancha a eliminar utilizando los siguientes los siguientes ingredientes según convenga.
    Para las manchas de óxido se utiliza una mezcla de sal y zumo de limón.
    Si el mármol está amarillento u oscurecido utilizaremos vinagre.
    El vino, que se absorbe muy fácilmente en el mármol, se elimina con cloro.
    Para grasa, productos absorbentes.
    Productos limpia mármol
  3. A continuación, preparar la mezcla, mezclando el elemento más adecuado con agua.
  4. Quitar el polvo de la superficie con el trapo. Lo haremos sin frotar para que las partículas de polvo y otros pequeños restos no rayen el mármol.
  5. Realizar una primera limpieza con una esponja con agua y jabón.Cómo limpiar y cuidar el mármol
  6. Enjuagar.
  7. Verter la mezcla seleccionada y frotar durante unos minutos.
  8. Enjuagar con abundante agua.
  9. Retirar el exceso de agua.
  10. Si alguna mancha persiste, repetir el proceso, utilizando agua limpia para no contaminar el mármol.
  11. Secar el mármol con un paño seco.
  12. Todo estos pasos los llevamos a cabo frotando en círculos.

 

Para manchas muy persistentes:

  1. Fabricar un emplaste muy espeso de bicarbonato de sodio y agua o de harina y jabón.
  2. Aplicar en la zona afectada.
  3. Tapar con plástico.
  4. Dejar reposar durante un día entero.
  5. Retirar el plástico y el emplaste con un paño húmedo.
  6. Repetir si es necesario.
  7. Si la mancha perdura, repetir proceso cambiando el emplaste con agua oxigenada.

 

Otros cuidados:

  1. Si el mármol se ha visto dañado por quemaduras, la única opción es pulirlo y volverlo a encerar.
  2. Dar capas de cera al mármol para disminuir su porosidad. El contra es que, conforme añadamos capas de cera, el mármol irá adquiriendo una tonalidad amarillenta y deberemos blanquearlo.
  3. Dar brillo al mármol es tan sencillo como pasarle una gamuza suavemente.
  4. Las rayaduras superficiales desaparecen frotando suavemente la superficie con un paño con agua tibia.
  5. Las rayaduras medias se tratarán con papel fino de lija.
  6. Para blanquear el mármol lo mejor es utilizar cloro. A mayor cantidad de cloro mayor blanqueamiento. Si bien, no debemos abusar de este ya que se trata de un producto que utilizado en exceso puede provocar daños a la piedra.

Consejos para limpiar y cuidar el mármol

  • Como para todo material, lo ideal es prevenir su deterioro. Para ello podemos recubrir los objetos con aristas. También usaremos manteles y posavasos.
  • El mármol es un material muy poroso. Por ello es muy fácil tanto que se ensucie como su limpieza. Por ello, siempre que se ensucie, trata de limpiarlo lo antes posible, sobretodo si se derraman alimentos o productos con pigmentos y olores fuertes (estos serán más difíciles de eliminar).
  • Elige siempre el útil de limpieza más adecuado a las necesidades del mármol. Limpiar una superficie limpia con lana de aluminio va a perjudicar más de lo que beneficia Lo mismo ocurre al revés, si tenemos manchas difíciles y usamos el trapo de algodón, seguramente no limpiemos la totalidad de las manchas, teniendo que realizar otra limpieza.
  • Antes de utilizar un nuevo producto de limpieza sobre el mármol, realiza una prueba en una esquina o lugar no visible de este. Así sabremos si es adecuado sin estropear toda la superficie. Es extraño pero puede ocurrir.
  • Cuanto más corrosivo sea el producto que utilicemos, menos tiempo deberemos someter nuestro mármol a esos ingredientes ya que se puede deteriorar.
  • Por ello, la mejor solución es mantener el mármol limpio y no tener que recurrir a productos corrosivos.
  • Podemos emplear polvo limpiador, trabajándolo con un cepillo, para obtener resultados impecables.
  • Igualmente útil es el cepillo para esquinas y hendiduras.Cómo limpiar y cuidar el mármol
  • Contrata a un especialista que limpie tu mármol una vez te explique todas las opciones con tranquilidad y, sobretodo, te indique qué productos no son adecuados.
¿Te ha gustado?
12 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.