Los vinilos decorativos hasta hace relativamente poco tiempo, era algo que ni se conocía. Empezaron a entrar en las decoraciones de los hogares de una manera discreta, donde se podían ir colocando para decorar pequeñas estancias a modo de una pequeña decoración, o en algún mueble…
Poco a poco se ha ido convirtiendo por méritos propios, en algo de lo más normal en las decoraciones e incluso igual o incluso más importante, que el propio papel decorativo.

Son papeles muy fáciles de colocar, son mucho más resistentes que los papeles decorativos comunes, aguantan las humedades y son fáciles de lavar, son económicos, su instalación es muy sencilla y rápida y puede colocarlo cualquiera. Por todo ello, cada vez se recurre más a ellos.
Cada vez hay más multitud de diseños… los que más están triunfando en los hogares ahora son los de efecto pizarra y los que imitan a los materiales de construcción (piedras, rocas, cementos, maderas de distintas clases, bambú, arenas, hierbas…).

Instrucciones para escoger vinilos para pared

  1. Hay innumerables diseños de vinilos decorativos, con todos los colores posibles, tamaños… y ahora, hasta los hay de diferentes texturas.
  2. Se pueden realizar vinilos al dedillo. Con figuras, formas, colores, texturas, nombres… todo lo que queramos sólo con pedirlo.
  3. Se pueden colocar sobre cualquier superficie.
  4. Antes de colocarlo, hay que tener en cuenta donde se va a colocar.
  5. Si es en cristal, limpiar el cristal con alcohol, que no esté húmedo y así pegará el adhesivo.
  6. A continuación, tener en cuenta las medidas del vinilo y la zona donde se coloca.
  7. Se despega el vinilo del papel protector y se coloca sobre la pared, puerta, mueble, superficie…
  8. Se coloca poco a poco para que no queden zonas con aire y terminen quedando burbujas, que queda horrible y además estropea el vinilo.
  9. Se termina alisando el vinilo sobre la superficie para que pegue bien con el adhesivo.
  10. Evita los arañazos y cortes, que es de las pocas cosas que sí pueden estropear a estos vinilos. Si se araña o se rompe, se echa a perder el vinilo y deberás reemplazarlo. Por tanto, ve con cuidado y vigila en que zonas los colocas (si tienes animales, concretamente gatos) evita colocarlos a su alcance.

 

¿Que necesitas para escoger vinilos para pared?

  • El vinilo decorativo.
  • Alcohol. Si vas a colocar el vinilo sobre superficies o cristal, previamente limpiar la zona con el alcohol y secar bien, para que se adhiera el adhesivo del vinilo.
  • Una pequeña palatina para ir alisando el vinilo según se va colocando. No es imprescindible, para que no queden burbujas de aire, también se puede ir colocando con cuidado y paciencia e ir allanando con la mano.
  • Si vas a colocarlos sobre paredes irregulares, antes de colocar el vinilo, hay que colocar masilla y dejar la superficie lo más lisa y regular posible.

Consejos para escoger vinilos para pared

Hay que tener en cuenta que de las pocas cosas negativas que tiene el vinilo es la superficie donde se vaya a colocar que no esté en buen estado, que sea irregular o el material de la misma. Por ejemplo, si el material es muy húmedo, no se aconseja el vinilo porque se adhiere con un pegamento que ya lleva, por tanto, no enganchará y se caerá.

En paredes con gotelé, queda también descartado. Por sus formas y texturas, el vinilo no enganchará bien o directamente, no pegará y quedará bastante mal.

Respecto a los diseños… y dónde o cómo, es dejar la imaginación volar… tened en cuenta en qué lugar del hogar va a colocarse, el conjunto del mismo, el mobiliario, los colores de las paredes… por ejemplo si las paredes son blancas, no vamos a colocar los vinilos decorativos del mismo color porque no tiene sentido ni lucirá.

Hoy en día los diseños son infinitos y pueden realizárnoslo incluso a nuestro antojo… con nombres personalizados, fechas, situaciones concretas…incluso con fotografías personalizadas.

Para las habitaciones de los más pequeños, hay muchos vinilos en colores pastel, colores llamativos, dibujos, personajes infantiles… no será nada difícil encontrar el motivo y el vinilo que más os guste.

Para los dormitorios de adultos, comedores y salones, ya se pueden encontrar vinilos hasta con texturas como de terciopelo, arenillas, purpurinas, fluorescentes, brillantes, color oro y plata, multicolores…

Lo que debes tener en cuenta para que a la larga no tengas que ir cambiándolos, es buscar siempre los vinilos decorativos de calidad. Por lo menos, buscar los que sean algo más buenos, si decides colocarlos en cuartos de baño y/o cocinas. El motivo, es que existen vinilos que están elaborados con materiales específicos para que resistan más si cabe, la humedad e incluso la grasa. El pegamento que lleva el vinilo es de más resistencia y el vinilo en sí, es algo más robusto o preparado. Así evitarás que se caiga, se despegue o se termine deformando o estropeando su diseño.

Es una alternativa para las personas que tienen problemas de alergia con los ácaros y les apetece tener las paredes decoradas bien bonitas. Como sabéis el papel no es la opción más acertada para los que sufren de alergias ya que, además, cuesta más de limpiar y se quedan los ácaros adheridos a él. Pero con el vinilo eso no ocurre debido al material en el que está elaborado. Se puede, además, limpiar perfectamente. Se le puede pasar un paño humedecido, limpiar con agua y jabón, limpiar incluso con limpiacristales… el vinilo al ser de plástico, se elimina perfectamente el polvo.

Hace relativamente, poco tiempo, unos años, se han ideado unos fantásticos vinilos que dan la posibilidad de ser una pizarra. En ellos se puede colorear y escribir con tizas sin problemas y después lavarlo y borrarlo completamente. Es una de las ideas más perfectas y adecuadas, para las habitaciones de los más pequeños o para la sala de juegos. Son muchas las escuelas que ya los han incluido y también los tienen. Son cómodos y fáciles de colocar. Pintan con tizas, puedes borrar con el borrador y pasarles hasta un paño humedecido.

Otra opción que también hay, son los papeles de vinilo con efecto imantado. Es muy cómodo para los despachos, zonas de estudio… puedes colocar pequeños cuadros, pizarras, franjas, etc. y colocar ahí las notas con clips, imanes… en la cocina, queda muy bien para dejar las notas importantes, la lista de la compra, recetas… y los imanes colocarlos ahí en vez de en la nevera. Es un toque decorativo muy personal y diferente.

Y una de las opciones que prácticamente todo el mundo está utilizando por su versatilidad y porque sale mucho más económico que utilizar los materiales de verdad, son los vinilos grandes, que imitan a diferentes materiales y texturas. Como, por ejemplo, los que imitan a las maderas, piedras, hierba, bambú, rocas, listones de madera, etc. Queda muy bonito en los salones, forrando una pared, la zona principal, en una habitación en la zona del cabezal… es una alternativa ideal para dar calidez al hogar, modernizarlo y evitar que coloquen los materiales reales con el coste que eso conlleva, el tiempo que se necesita, la mano de obra… el dineral que cuesta todo. Con los vinilos decorativos, además, cuando te canses o quieras cambar la decoración, los despegas y te olvidas de remodelaciones ni obras costosas.

¿Te ha gustado?