Para muchas personas saber cómo escoger una alfombra es imprescindible para poder conseguir una buena decoración que se adapte a la habitación que están remodelando. Las alfombras cumplen con muchas funciones dentro de una habitación.

Las alfombras nos sirven para proteger el piso de la suciedad del exterior al mismo tiempo en el que le damos una apariencia estéticamente agradable al suelo de la habitación.

Sin embargo por ser materiales que se ensucian con facilidad, saber elegir el tipo de alfombras según su material y a su vez tomar en cuenta las necesidades de la habitación que estamos decorando, son factores imprescindibles a considerar a la hora de escoger una alfombra adecuada.

Cuando tenemos una sala o comedor donde los colores de las paredes son sólidos o el piso está compuesto por parquet, el uso de alfombras puede ser lo indicado para romper con la seriedad de ese estilo, proporcionando color y elegancia a la vez en la que cuidamos de nuestro suelo.

Las alfombras son más que simples tejidos sobre el suelo, las alfombras son especialmente recomendables para aquellas casas donde el estilo decorativo es tipo oriental, ya sea el estilo chino, paquistaní o indio, donde es frecuente el uso de alfombras para dar vistosidad y elegancia.

Si quieres saber cómo escoger una alfombra adecuadamente, aquí te mostramos las instrucciones que puedes tomar en cuenta considerando el tipo de habitación o sala que deseas decorar.

¿Que necesitas para escoger una alfombra?

  • Elegir una alfombra
  • Considerar el estilo decorativo

Instrucciones para escoger una alfombra

  1. Antes de comprar un alfombra debes tomar en cuenta cómo están configurados los muebles de la habitación que deseas decorar y la forma en la que están adornadas las paredes o en su caso la pintura de las mismas. Cuando hablamos de paredes donde los cuadros son vistosos o el papel tapiz muy decorado, lo ideal para que la habitación no se vea sobrecargada, sería elegir una alfombra sencilla ya sea de un solo color sólido, como lo serían, en gris claro, azul celeste, verde limón, crema, amarillo claro o blanco isabelino.Cómo escoger una alfombra
  2. Estos colores son ideales para las habitaciones en las que las paredes y las decoraciones ya son muy vistosas, pues ayudan a equilibrar el exceso de vistosidad de la habitación, y por si fuera poco, cuando hablamos de colores claros sólidos además se da reflejo de luz, por lo cual si tu habitación está muy decorada, para no restar amplitud, elegir sombras de colores claros puede ayudarnos a dar la sensación de espacio y luminosidad en la habitación, sin necesidad de restar ornamentos o modificar el tapizado o acabado de las paredes o techos.Cómo escoger una alfombra
  3. Cuando hablamos de paredes muy decoradas, bastante mueblería, ornamentos o plantas de interiores, lo ideal es que la alfombra pueda combinar con el techo. A menudo las paredes decoradas, cuando se desea que éstas sean vistosas, pueden ir en colores claros u oscuros, esto dependerá del estilo decorativo que estés empleando. Sin embargo cuando combinamos la alfombra con el techo, podemos dar luminosidad y elegancia a la habitación. Es debido a esto que si tus paredes están muy decoradas o pintadas en un color que no es luminoso o refleja poco la luz, lo ideal es que el techo y la alfombra sean claros, de esta manera podremos generar equilibrio.Cómo escoger una alfombra
  4. Otra cosa a considerar, serán las formas, figuras y estampados que tendrá la alfombra. Como ya hemos dicho la alfombra puede ayudarnos a crear un equilibrio en la decoración, o en un caso negativo a romper el equilibrio o a sobrecargar la decoración. Es importante que para evitar una decoración muy saturada, se procure elegir una alfombra que sea inversamente proporcional a la visualidad que generan otros elementos en la habitación. Como ya hemos mencionado si las paredes y ornamentos son muy vistosos, añadir más vistosidad en el suelo mediante la alfombra puede ser más bien un error que en lugar de generar elegancia en la habitación, termina por verse grotesco, vulgar o mal decorado.Cómo escoger una alfombra
  5. Si por el contrario estamos hablando de una habitación donde el estilo es más minimalista, clásico, o las paredes y ornamentos no son tan visuales, elegir una alfombra con un estampado vistoso, colores fuertes o luminosos, puede ser lo adecuado para que la habitación se ha vistosa y equilibrada. En estos casos añadir floreros, cuadros, u ornamentos decorativos cuyos colores puedan combinar con los de la alfombra, pueden ser la manera ideal de decorar una habitación que a simple vista se ve simplona.Cómo escoger una alfombra
  6. Considera la calidad del material en relación a la habitación y la funcionalidad de la misma. Las alfombras de materiales naturales son ideales para aquellas casas donde se maneja un estilo oriental, donde la limpieza permita que la alfombra siga siendo vistosa aunque la habitación sea ocupada, pero si hablamos de una habitación donde constantemente estamos incluyendo invitados que llegan del exterior o niños que juegan y traen tierra de la calle con sus zapatos, o por uno u otro motivo ensucian la alfombra, es preferible elegir un material artificial que sea fácilmente lavable. Quedará a tu criterio tomando en cuenta las necesidades del lugar que estás decorando, el material que vayas a elegir.Cómo escoger una alfombra
  7. Otra cosa muy importante a tomar en cuenta son los muebles. Si hablamos de una alfombra que está en el centro de una sala sin ningún mueble como lo sería una mesa de centro, elegir una alfombra con una decoración enfatizada en la parte central de la misma, puede ser lo ideal. De esta manera el centro de la sala tendrá su parte vistosa generada por la alfombra, sin necesidad de agregar algún otro aditamento. Pero si la decoración de la sala incluye una mesa central, el hecho de que la alfombra sea sencilla no implica ningún problema, ya que la atención se dirigirá a la mesa central donde podemos añadir otros aditamentos decorativos como lo serían un florero con flores llamativas, un frutero, carpetas o chambritas u otro tipo de adornos.

Consejos para escoger una alfombra

  • Si se ha ensuciado la alfombra de tu casa, existen muchas maneras de lavarla dependiendo de su material y el grado de suciedad. A veces lo único que necesitas estallar con un cepillo y un limpiador hasta desaparecer la mancha.
  • Si la mancha que está en tu alfombra es de sangre, utilizar agua carbonatada puede funcionar para disolverla.
  • También puedes emplear una máquina de vapor a presión para eliminar las manchas y suciedad. Esto no sólo es especialmente efectivo para realizar la limpieza, sino que también estamos desinfectando y desoidorizando nuestra alfombra, eliminando posibles olores generados por parásitos, gérmenes y bacterias que puedan ser un foco de infección para las personas o mascotas.
  • Si te gusta hacerte las cosas a tu gusto también puedes leer este artículo que te enseñará a hacer una alfombra de trapillo: Cómo Crear una Alfombra de Trapillo
  • Si no cuentas con una máquina de vapor, en lugar de emplear una vaporizadora, puedes eliminar los posibles gérmenes que pueda haber en tu alfombra mezclando partes iguales de peróxido de hidrógeno de 10 volúmenes y agua común. Utiliza esta mezcla para limpiar tu alfombra y déjala reposar por no más de 10 minutos para evitar que tu alfombra se destiña.
  • Un proceso muy similar al anterior lo puedes hacer con partes iguales de cloro y agua, pero en este caso es mejor usar esta técnica en alfombras claras de colores sólidos para evitar que se opaquen o pierdan color debido al uso del cloro que pueden desteñir rápidamente los tejidos.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 40,00% le ha gustado.