Los ácaros son una de las causas más habituales, junto con el polvo, de las alergias y los problemas a la hora de conciliar el sueño. Los ácaros son microorganismos que pertenecen a la familia de los arácnidos y que viven entre el polvo. Su diminuto tamaño imposibilita que podamos verlos sin ayuda de un microscopio pero su presencia en todos los ambientes se hace patente a través de nuestras alergias.

Los ácaros proliferan más en los ambientes con temperaturas más altas y elevados niveles de humedad y se acumulan, especialmente, en los dormitorios ya que suelen anidar en los colchones y en todo de tipo de tejidos como alfombras y moquetas. Como puedes observar eliminar los ácaros se convierte en algo importante para protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos de posibles molestias alérgicas.

Los síntomas habituales de una alergia a los ácaros y el polvo son los estornudos, leves ataques de asma, emisión de silbidos al respirar, picor de ojos, lagrimeo constante de nuestros ojos y taponamiento nasal, entre otros. Si reconoces los síntomas y te das cuenta de que sufres una alergia de este tipo debes hacer dos cosas.

La primera de ella es acudir al médico para que te trate la alergia y la segunda es eliminar los ácaros de tu casa para evitar tu exposición a los mismos. A la hora de eliminar los ácaros lo más efectivo es mantener una buena y constante rutina de limpieza y eliminar todo el polvo posible. Dado que los ácaros viven entre el polvo al eliminarlo también los estarás eliminando a ellos. Si estás interesado en saber cómo puedes eliminar los ácaros presta mucha atención a las siguientes indicaciones.

¿Que necesitas para eliminar los ácaros?

  • Acaricidas
  • Aspiradora
  • Rutina de limpieza                                                                                                                        bucket-303265_640

Instrucciones para eliminar los ácaros

  1. Tal como se comentaba al inicio de texto los ácaros suelen habitar en los colchones y todo tipo de textiles, de forma que deberás prestar especialmente atención a la limpieza de estos para eliminar los ácaros de tu vida. Obviamente los colchones no pueden lavarse debido a su enorme tamaño así que lo que debes hacer es conseguir fundas hipoalergénicas de algodón puro que imposibiliten el paso de los ácaros. Lo mismo debes hacer con tus almohadas. Asegúrate de comprar almohadas hipoalergénicas y cubrirlas, asimismo, con fundas de este tipo.
  2. Por otra parte deberás lavar la ropa de cama cada semana en agua muy caliente para asegurarte de que estás eliminando todos los ácaros y que estos no sobreviven el lavado.                                                                           laundry-saloon-567951_640
  3. Antes de hacer la cama déjala abierta varios minutos para que se ventile. Sería perfecto si pudieses mantener, durante este tiempo, las ventanas de la habitación abiertas. Lo que estás haciendo en estos momentos es evitar que se acumule un exceso de calor y de humedad entre tus sábanas, pues tal como hemos ya comentado el exceso de ambos factores consigue que los ácaros proliferen.
  4. Elimina alfombras, moquetas y cortinas. Los ácaros habitan en los textiles y lo mejor que puedes hacer para evitarlos es eliminar cualquiera de estos tejidos. Mantener una correcta limpieza de los mismos es muy difícil ya que tienden a acumular mucho polvo y habría que limpiarlos exhaustivamente cada pocos días. Lo mejor es que no los utilices, al menos en la habitación que es dónde más horas vas a pasar mientras duermes, aunque lo ideal sería que los eliminaras de todas la casa.
  5. Evita los peluches. Con los peluches sucede algo similar a lo anterior. Tal como te imaginarás son un lugar en el que los ácaros habitan muy cómodamente por lo que conviene que prescindas de su uso. Si hay niños en casa con alergias de este tipo que evites los peluches es algo fundamental. En el mercado actual existen muñecos de algodón que resultan perfectos para sustituir a los peluches tradicionales ya que no captan ácaros.
  6. Otro punto fundamental junto con el de limpiar y eliminar tejidos innecesarios es el de limpiar el polvo a menudo. Al eliminar el polvo estaremos eliminando ácaros también. De esta forma conviene que limpies el polvo todos los días. Pasa la aspiradora por los suelos. Al pasar la aspiradora estarás eliminando efectivamente el polvo, no como ocurre al barrer, que gran parte del polvo se esparce pero no desaparece de todo.                                                                                           vacuum-cleaner-268161_640
  7. Limpia el polvo del resto de superficies con un trapo humedecido. Si utilizamos un trapo seco o un plumero ocurre como al barrer: gran parte del polvo se esparce y cambia de lugar pero no se elimina. Sin embargo la pasar un trapo humedecido por las superficies observamos cómo todo el polvo queda adherido al trapo y lo eliminamos perfectamente. También puedes ayudarte de un aspirador pequeño.
  8. Elimina la decoración innecesaria. Eliminar pequeños detalles decorativos como, por ejemplo, las figuras decorativas, te permitirá limpiar con mayor facilidad y de forma más efectiva.
  9. No acumules libros en las habitaciones. Los libros son una fuente continua de polvo y limpiarlos exige bastante trabajo. Si tienes muchos libros lo mejor es que los almacenes en el salón o en algún otro lugar, pero no en las habitaciones.
  10. Utiliza filtros en la calefacción y en el aire acondicionado. De esta forma conseguirás que el polvo no entre a través de estos sistemas.
  11. También conviene que no abuses de la calefacción. Recuerda que el calor ayuda a que los ácaros se reproduzcan con más rapidez y aumente su presencia. No debes pasar frío en casa pero tampoco excesivo calor.
  12. Ventila diariamente todas las habitaciones durante unos minutos. Lo ideal es que realices esta operación por la mañana.
  13. Trata de mantener bajos los niveles de humedad. Para ello puedes adquirir deshumidificadores, te sorprenderá la cantidad de agua que pueden llegar a absorber. Asegúrate de vaciar el depósito de agua de forma frecuente. De nada sirve que adquieras unos deshumidificadores y que los utilices si luego no eliminas el agus que son capaces de extraer del aire.
  14. Utiliza espráis acaricidas. Los acaricidas son unos productos químicos similares a los insecticidas pero orientados a eliminar ácaros. Existen muchos tipos de ellos y no tienen efectos secundarios, como alergias, para los humanos.

Consejos para eliminar los ácaros

  • Si te das cuenta de que estás sufriendo una alergia debido a los ácaros debes acudir al médico. Allí podrán darte algunos medicamentos para controlar los síntomas y que no te causen tantas molestias.
  • No abuses de los productos de limpieza. Limpiar con agua es suficiente y también puedes ayudarte de algunas sustancias naturales como vinagre, sal o jabones elaborados con ingredientes naturales. Recuerda que el abuso de productos químicos de limpieza también puede provocar alergias.
¿Te ha gustado?
71 usuarios han opinado y a un 94,37% le ha gustado.