Dormir y descansar bien es muy importante para rendir y vivir el día a día con mayor intensidad. Por ello, escoger bien cómo dormiremos, tanto en invierno como en verano, resulta indispensable para que nuestro cuerpo y nuestra mente descansen de verdad por la noche. Así, tener una cama cómoda y bien aclimatada será el primer paso para crear una esfera de descanso óptima. En este sentido, ahora que llega el frío pero aún así hay noches de temperaturas más altas y otras de más bajas, es muy importante escoger un buen edredón nórdico. Y es que cada casa y cada persona es un mundo, por eso no todo el mundo debe utilizar el mismo tipo de edredón nórdico, ya que cada modelo tiene sus particularidades.

Hay que conocer bien qué necesidades tenemos y qué tipo de edredón nórdico tenemos en el mercado, para elegir aquél que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias. A día de hoy existen muchos nórdicos, de hecho, no sólo para aquellas personas  más frioleras, sino también para aquellas más calurosas. Así, tanto si te gusta estar en la cama bien calentito como si te gusta taparte con algo más finito, hay un nórdico para ti. Por todo ello, hoy en doncomos.com te explicamos cómo elegir un buen edredón nórdico para que duermas de maravilla y con la temperatura ideal.

Instrucciones para elegir un buen edredón nórdico

  1. Para escoger un edredón nórdico ideal para ti, en primer lugar debes valorar para que estación del año lo quieres usar y la temperatura media de tu hogar. Así, hay personas que duermen con la calefacción bien fuerte, por lo que necesitan un nórdico más fino. En cambio, existe personas que paran la calefacción por la noche, por lo que sería recomendable un nórdico más grueso. Valora si eres muy caluroso o no y que tipo y grado de calor deseas.Cómo elegir un buen edredón nórdico
  2. En la línia de la temperatura, deberás escoger entre un edredón nórdico fino-fresco o un edredón cálido. En este caso, dependerá tanto del material de relleno como de la cantidad-peso de relleno. Así, para elegir tu nórdico tienes que tener en mente qué quieres para valorar que relleno va más contigo. Además, también resulta indispensable conocer las medidas -anchura y longitud- de tu cama para comprar un nórdico que te tape bien y encaje con tus medidas.Cómo elegir un buen edredón nórdico
  3. Una vez tengas claras tus necesidades y tus medidas, deberás escoger el material de relleno de tu nórdico. Así, en general existen tres posibilidades: plumas y plumones, poliéster y lyocell. Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes, sus particularidades y sus características. Por todo ello, a continuación te explicamos cuáles son para que identifiques y escojas el que mejor se adapta a ti.
  4. En primer lugar, te presentamos el más convencional: el nórdico relleno de plumas. En este caso, se trata del edredón con más tirada, ya que es el más habitual pero a su vez también el más natural; un relleno orgánico y a su vez compacto. Y es que el relleno de plumas ofrece una alta temperatura a tu cuerpo mientras duermes, ya que el conjunto de plumas adquiere un alto poder térmico.Cómo elegir un buen edredón nórdico
  5. Por lo que al relleno de plumón respecta, tiene las mismas características que la pluma, pero tiene un precio más elevado, ya que se trata de la parte suave de la pluma -no tiene la parte más gruesa ni dura-. Así, estaríamos hablando de un edredón nórdico de alta gama, ya que el precio es más alto, pero también el nivel térmico al que puede llegar. Aun así, ambos rellenos son bien térmicos y el edredón nórdico adquiere un gran volumen con este tipo de material.
  6. En segundo lugar te presentamos el relleno de lyocell. En este caso, estamos delante de una fibra sintética de un tacto muy agradable y sedoso. Además, es un tipo de material que tiene unas propiedades térmicas altísimas, pero a su vez tiene un toque fresco. Este tipo de nórdico es ideal si vives en un entorno húmedo, ya que el lyocell es un material que consigue aislar la humedad, de modo que consigue que duermas en un clima seco día tras día. Así, si te gusta dormir sin pasar frío pero tampoco eres especialmente calurosos, puedes escoger este relleno para tu nórdico, ya que dormirás sin pasar frío pero sin ser un nórdico denso.Cómo elegir un buen edredón nórdico
  7. Por último, el nórdico relleno de poliéster. En este caso, se trata de un relleno sintético que puede variar mucho el grado de calor térmico que produce, dependiendo del grosor que elijas. Así, es un nórdico ideal para aquellos calurosos, ya que el poliéster es muy fresco y a su vez muy ligero. De este modo, te resguarda del frío pero sin llegar a ser un nórdico muy denso.Cómo elegir un buen edredón nórdico

¿Que necesitas para elegir un buen edredón nórdico?

  • Edredón nórdico.
  • Cama.
  • Cojín.
  • Ideas claras sobre que necesitas.
  • Decisión.

Consejos para elegir un buen edredón nórdico

  • Escoge aquel nórdico que mejor se adapte a tus necesidades, teniendo en cuenta que puedes escoger el relleno de material pero también la cantidad de relleno. Por otro lado, también puedes optar por elegir un edredón nórdico que mezcle diferentes materiales, ya que así contarás con peculiaridades específicas.
  • Una vez tengas el edredón nórdico escogido, puedes comprar una funda nórdica con los cojines a juego; tendrás una cama de ensueño para relajarte y dormir cómodamente.Cómo elegir un buen edredón nórdico
¿Te ha gustado?
48 usuarios han opinado y a un 81,25% le ha gustado.