La sala es una de las partes más importantes de la casa, pues es donde se realiza la mayor parte de las actividades y la vida diaria, por tanto es importante decorarla correctamente para sentirnos cómodos y felices allí, y no cansarnos con la decoración y la estancia rápidamente.

Normalmente la decoración puede ser muy costosa, pero en realidad no necesitas gastarte tanto en decorar una sala si así lo deseas. Puedes conseguir una sala preciosa, acogedora y funcional sin gastarte muchísimo dinero en ello, tan solo necesitas tener claro algunos consejos que tenemos para ti.

Si deseas saber cómo decorar una sala entonces sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte algunos puntos clave de la decoración y además te mostraremos algunos consejos muy útiles.

Paredes y suelos

Si deseas cambiar el color de las paredes o incluso el suelo, debes plantearte el tamaño de la sala, pues si escoges colores demasiados oscuros harán que la sala parezca más pequeña.

Si estás planteando cambiar los suelos de tu sala puedes optar por moqueta, parquet, madera, etc, pero también podrás aportar color y cambio a tus suelos poniendo alfombras (esta es una solución mucho más económica).

En cuanto a las paredes puedes pintar todas las paredes con el mismo color, o por ejemplo pintar una pared de un color diferente para que marque un punto de atención en la sala. Normalmente suele ser una pared donde vaya a estar la televisión, el sofá o algún mueble que vaya a llamar la atención de la sala.

También puedes escoger motivos, como las rayas o incluso papel pintado, pero a la hora de escoger piensa en cuánto tiempo puede pasar hasta que te canses de ellas, y si estarías a cambiar los colores pronto o no.

Colores

Cuando vamos a decorar una sala vamos a escoger dos o tres colores, siendo uno de ellos un tono neutro que equilibre nuestra combinación. Entre los colores neutros encontramos el negro, el gris, el blanco, el beige y el marrón.

Tendremos en cuenta esta gama de colores para elegir los colores de las paredes, de los muebles y de los elementos decorativos.

Distribución de la sala

Debemos tener en cuenta el tamaño y la forma de la sala y tomar medidas para poder escoger los muebles y colocarlos en el mejor sitio posible para que el salón se vea bonito y además le saque el mayor partido a nuestras necesidades.

Haz de tener en cuenta la posición de las ventanas, los radiadores y las puertas, así como las medidas de las paredes limpias de las que dispones.

Define un estilo

También es importante escoger un estilo para decorar la sala, existen muchos estilos diferentes, por ejemplo, el industrial, el rústico, el moderno, vintage, nórdico, etc. No obstante, si lo conseguimos hacer bien podrías combinar como máximo dos estilos diferentes.

Al elegir el estilo también nos dará una pista sobre algunos colores que querríamos para la sala, sobre todo los colores básicos.

Muebles

A la hora de escoger los muebles debemos tener en cuenta también el tamaño de la sala. Si la sala es pequeña no podemos poner muebles muy grandes, porque si no la sala se vería mucho más pequeña y además se perdería más espacio útil.

En primer lugar escogeremos los muebles principales que creemos que deben ir en la sala y que cubran las principales necesidades, como son el sofá, la televisión y su mueble, etc. A partir de estos muebles ya podremos escoger otros muebles y elementos para colocar en la sala según el espacio, por ejemplo podríamos escoger una mesita baja, una estantería, algún sillón, etc.

Iluminación

Tener una buena iluminación en la sala es fundamental, aporta calidez, comodidad y ganas de estar allí, por tanto deberemos aprovechar la luz natural lo máximo posible, y en cuanto a la luz artificial escogeremos lámparas que combinen con el diseño principal, pero sobre todo con bombillas que imiten la luz natural. No obstante, si te gusta la luz amarilla o de otro color que aporte mucha más calidez y no te molesta que sea no sea una luz muy blanca, entonces podrías colocar alguna lámpara de mesa o de pie para dar toques de luz estratégicos por la noche.

Elementos en una sala

Como hemos comentado, en una sala el sofá suele ser el mueble más importante, pero también cabe la posibilidad de que tengas algún mueble que quieres que sea el centro de atención de la sala, entonces, la decoración deberá llamar más la atención donde coloques este mueble. Puedes escoger un sofá con chaiselongue que además de ser más cómodos tienen espacio de almacenaje debajo, un sofá cama si creéis que tendréis visitas, etc.

Otros elementos que suelen ser importantes son la televisión y el mueble de la televisión. Hoy en día muchas personas son partidarias de colgar la televisión, por lo que así podrías aprovechar el espacio sobre una chimenea por ejemplo, y si no otra opción es coger la televisión a la pared y colocar un mueble de altura baja bajo la tele con elementos decorativos.

Si nos queda más espacio en el salón y queremos poner más muebles siempre podremos colocar una mesita baja, alguna estantería o incluso un escritorio si necesitases una zona de trabajo en casa y no tuvieseis otro lugar donde ponerlo.

Alfombras, cojines y cortinas. Las alfombras, cojines y las cortinas aportan calidez, color y personalidad a la sala. Lo más recomendable es que estos objetos sean los que aporten color a la sala y que los muebles y elementos más grandes y caros sean de tonos neutros, así si queremos cambiar estos colores por otros el cambio no resultará tan caro y será mucho más sencillo. Si escoges cojines grandes o almohadones resaltarán más y serán más fáciles de mantener ordenados, pero puedes usar de menor tamaño también para agregar puntos divertidos o mayor armonía al sofá. Además si quieres que el sofá de la impresión de estar más ordenado elige un número par de cojines.

Espejos. Los espejos son una buena opción para dar sensación de mayor amplitud. Puedes poner espejos grandes apoyados en el suelo contra una pared, o colgado o sobre un mueble que se encuentre frente a una ventana, así reflejará la luz del sol y el espacio parecerá aún más grande.

Plantas y flores. La sala es una gran zona para poner plantas y flores, ya que estas aportan vida, naturalidad y se ven preciosas. Si no eres buena manteniendo vivas plantas puedes optar por flores o por plantas que no necesiten de demasiados cuidados, como cactus.

Pero si además prefieres poner plantas artificiales por cualquier motivo puedes buscar aquellas flores y plantas que parezcan lo más naturales posible. E incluso puedes hacer bonitos arreglos florares y mezclas para que no se note tanto la diferencia.

Libros. Los libros y las revistas pueden ser elementos decorativos. Puedes colocarlos en las estanterías tanto en vertical como en horizontal, o sobre alguna mesa, e incluso en montoncitos y colocando encima jarrones de flores, etc.

Recuerda no llenar de muchas cosas y dejar muchos objetos a la vista, puesto que todo parecerá muy desordenado y abarrotado.

Sigue estos consejos sobre cómo decorar una sala para cambiar tu sala o decorarla desde el principio.

¿Te ha gustado?