Estar reunidos en una mesa, es siempre algo especial… no importa que sea con la familia, amigos, conocidos… o incluso para ti mismo. Reunirse en la mesa, debería ser siempre especial y por lo menos, tener unas normas. Más si cabe, cuando la reunión es especial, hay algún tipo de celebración o simplemente, queremos tener una mesa un poco especial y lucirnos un poco más.

En todos los casos hay algo en común: se deben cuidar los detalles y hay que saber un poco de protocolo. Nada que no podamos contar… Sencillo y cuestión de práctica.

El tema de los detalles corre a cargo vuestro… aunque os intentaremos ayudar con algunas ideas, que nunca vienen mal. Una iluminación es siempre muy importante y crea la diferencia.

Algo que nunca debes olvidar es el tipo de reunión que vas a tener. No es lo mismo decorar la mesa para dos, siendo una velada romántica, que una comida familiar, una cena con amigos, con compañeros de trabajo, etc. Decide qué celebración es y sigue con lo demás.

Decorar una mesa y dejar satisfechos a los invitados no es nada complicado, tampoco necesitas gastarte mucho dinero. Solamente hace falta un poco de imaginación, algunas ideas y recurrir a cosas que ya se tengan en casa.

Algo que jamás falla son la combinación de velas y flores. Pero ten cuidado con las flores aromáticas. Mejor evítalas. Y procura que no molesten. Jamás altas, ni que entorpezcan la mirada con los comensales. Las velas mejor optar sin olor… podría no gustar a los demás y molestar con la comida. Haz una apuesta segura. Velas sí, pero sin olor. Si quieres aromáticas, que colócalas fuera de la mesa.

Instrucciones para decorar una mesa

  1. Ten siempre un detalle para los invitados. Las mesas más memorables siempre son las que cuidan todos los detalles. Tener un regalo un pequeño detalle para cada comensal, hará que no olviden y les encantará.
  2. No hace falta gastarse mucho dinero… bastará con una tarjeta con el nombre de cada invitado, una flor, un detalle personal…
  3. La iluminación es vital. No olvides colocar luz en la mesa, pero ten en cuenta qué tipo de mesa, dimensiones y personas van a estar. Si es romántica la velada, las velas es idóneo. Si es una reunión de amigos, familia… puedes colocar velas o bien candelabros. Sólo hay una cosa muy importante a tener en cuenta. Que las velas no entorpezcan, no haya peligro de incendio ni molesten.
  4. Si quieres tener una atmósfera romántica las velas con candelabro le aportará un halo de romanticismo y sofisticación.
  5. Las velas en general dan un aire cálido, pero pueden incluirse con amigos, familiares… es más distendido.
  6. Flores. Las flores en una mesa cuidada no pueden faltar nunca. Elige si prefieres un ramo de flores, flores frescas o bien flores artificiales. Tú decides. Eso sí, las plantas artificiales sabes que puedes reutilizarlas para otras ocasiones…
  7. Nunca coloques flores o velas ni cualquier objeto que entorpezca en la mesa, a la hora de comer y a la hora de mirarse a la cara entre los comensales.
  8. Si tienes que invertir en algo o comprar algún objeto, que sea la mantelería. Sabes que lo reutilizarás, es invertir, no gastar. Puedes recurrir a un mantel, camino de mesa, hacer combinaciones con caminos…
  9. El orden de los cubiertos. Si quieres una mesa formal, no olvides el orden perfecto.
  10. Lo mismo ocurre con la cristalería.

Consejos para decorar una mesa

  • Pensando en las fiestas navideñas, una idea que les encantará a todos los comensales es hacerle un pequeño obsequio a cada uno. Si hay hombres y mujeres, regálales lo mismo a ellos y lo mismo a ellas. Coloca el detalle encima del plato, para cuando se sienten en la mesa, puedan ver todos al mismo tiempo, el regalo. Colócalo envuelto en papel de regalo, en una bolsa o cajita…
  • Algo que le da un aire especial a la mesa es colocar una servilleta bonita de tela, y sobre ella unida por una cuerda, cordel, lazo… los cubiertos. Es una manera diferente de presentar la cubertería y totalmente diferente. Tu decides las combinaciones. Puede ser elegante o desenfadada.
  • En fiestas navideñas acertarás siempre si combinas los colores de esta estación. Es decir, si quieres algo muy tradicional, opta por el color rojo, blanco, verde, dorado y plateado. Estos colores siempre nos recuerdan a la Navidad.
  • En verano, los colores siempre los que aportan alegría, diversión… puedes hacer mezclas, más desenfreno… todos los colores llamativos, cálidos, chillones… los que más te gusten.
  • Si no sabes de qué color combinar todos los elementos, piensa en máximo tres colores. Respecto a ellos, haz las combinaciones del resto. O bien piensa, en el mantel, vajilla y cristalería. Con ese color, sigue el resto.
  • La simplicidad, también es un plus en muchas ocasiones… colores neutros, siempre será un acierto.
  • En verano las decoraciones que siempre triunfan son las relacionadas con esa época. Playa, mar, animales marinos, calor, relax…
  • En otoño e invierno, las decoraciones de madera, pétalos de rosas, flores secas, colores que nos aporten calidez y nos evoquen a esa estación, hojas secas, corcho…
  • Primavera, colores pastel, colores de la primavera, colorido, flores frescas (o pueden ser también artificiales y después ya las tienes), pequeñas combinaciones de jarrones con agua, cuencos, velas…
  • En invierno, la calidez de las velas, colores blancos, nieve, hierba, verde, madera, campanas de cristal, canela, frutos secos, hojas secas…

¿Que necesitas para decorar una mesa?

El orden de los cubiertos es muy importante, sobre todo si la decoración de la mesa es solemne, elegante… hay que seguir el protocolo.

Aunque parezca algo muy complicado, es más sencillo de lo que parece. El truco para no equivocarse es el siguiente: siempre se colocan los cubiertos del postre a la izquierda del todo. El orden irá desde la izquierda, a la derecha.

Ponemos este ejemplo: cuchara de postre, seguido del tenedor también de postre. Continuaría con el orden, el tenedor, el cuchillo y la cuchara sopera.

¿Siempre se hace de este modo? La respuesta es no… también se pueden colocar las cucharas en la parte delantera del plato. Ojo, donde se colocan los vasos para que os hagáis una idea.

Con la cristalería ya no hace falta ser tan estricto y colocarlas todas y por orden… ha variado mucho y se pueden ir colocando de una en una, en función del tipo de bebida que se haya elegido. Si la mesa es pequeña, es mejor no recargarla con todo, porque será muy incómodo. Mejor pocas copas si no hay espacio.

En cuanto a la vajilla, ya no es extraño encontrarse diferentes colores y combinaciones. Ahora todo vale. Si no tienes el mismo juego, opta por variar y combinarlos. O bien jugar con varios colores…

¡La mantelería, libre elección! Como ocurre con las servilletas…eso sí, ahí tendrás que decidir si prefieres las de papel o las de tela. Evidentemente, unas servilletas de tela aportan más sofisticación pero debes recordar que hay que lavarlas bien, que hay algunas bebidas o comidas que pueden no retirarse bien la mancha… las de papel son más casuales, económicas y no dan mayores problemas. Las hay de mil modelos, colores y diseños. Elige la que vaya más con tu temática.

Cuando haya niños pequeños como invitados, deberás tenerlo en cuenta. Si son varios niños, siempre es una buena opción, colocarlos en una mesa aparte. Sólo los niños. Algo importante es tener en cuenta qué se les sirve. Nunca dejarles la vajilla de cristal. Siempre optar por ponerles vasos de plástico o en su defecto, de papel. Que sean de usar y tirar. Los cubiertos si son de plástico, mejor. Pero puede ser la cubertería normal (dependiendo de la edad) pero nunca con cuchillos ni nada que sea punzante y cortante.

¿Te ha gustado?