Rescatando las prácticas antiguas del “nada se tira” podemos decorar nuestra casa reciclando sin tener que comprar todos los objetos decorativos. Además de ahorrar dinero, utilizar los objetos a los que ya no les damos uso hará que nuestra casa se vea original y le dará un toque característico, propio y personal.

Es difícil saber por dónde empezar. Cómo utilizar cada cosa y para qué utilizarlas. Por eso, en este artículo podrás encontrar algunas ideas para que empieces a decorar tus habitaciones.

¿Cómo decoro mi casa reciclando?

Instrucciones para decorar mi casa reciclando

  1. El primer elemento decorativo que vamos a presentar es el Palé. Últimamente se ha puesto muy de moda utilizar estos tablones de madera para hacer multitud de muebles y objetos decorativos. Por ejemplo, lo puedes utilizar a modo de mesa o de asiento, colocándole un cojín encima. Ten en cuenta que debes mirar si tienen astillas, la mejor opción es lijarlo para asegurarnos que no presenten ningún peligro. Si nos gustan los colores vivos, después de lijarlos, podemos pintarlos con pinturas para madera, de forma que podemos crear muchos estilos diferentes con este producto tan sencillo. Otra forma de utilizar los palés es separando todas los tablones, podemos clavarlos en la pared y pegar fotos, o colgar diferentes objetos, como si de un mural se tratase.
  2. Si tienes unas escaleras viejas por ahí en tu trastero, o conoces a alguien que se vaya a deshacer de unas, no dudes en cogerlas y reutilizarlas. Una forma genial de darles una nueva vida es usándolas de estantería. Puedes pintarlas del color que pegue más con la habitación donde vayas a ponerlas y será una idea muy original de colocar tus libros. Otro uso que le puedes dar a esas escaleras viejas es como estantería en el baño para poner las toallas. Si tu baño es pequeño, separa las escaleras y utiliza solo una parte. Para asegurarte que no se mueve, fíjalas a la pared. Aún puedes reutilizar la otra mitad de las escaleras. Fíjala a la pared horizontalmente y tendrás una percha estupenda donde colgar tus camisas y abrigos.
  3. Para colgar tus pendientes, collares y demás, puedes utilizar un antiguo rallador. Píntalo del color que más te guste, déjalo secar y ya tienes un joyero único.

    Imagen de: dominiomundial.com

    Imagen de: dominiomundial.com

  4. Si tienes un mueble viejo o algún conocido tuyo va a tirar el suyo, no lo permitas, seguro que puedes utilizar muchas de sus partes para crear nuevos muebles y elementos decorativos para tu casa. Por ejemplo, puedes coger los cajones para usarlos de cuadros. Para hacerlo, límalos si tienen algún saliente, píntalos o barnízalos para darles el resultado que más te guste, imprime algunas fotos y pégalas en la base de los cajones, después, cuélgalos de alguna pared y ya tienes unos originales marcos de fotos. Con las puertas puedes hacer un cabecero genial para tu cama, o también puedes utilizarlas de mural para pegar fotos y colgar distintas cosas.
  5. Si te gusta la jardinería y no quieres comprar macetas, puedes utilizar las latas vacías del tomate frito o de cualquier otro alimento como recipiente para las plantas. Límpialos a fondo, píntalos si quieres que tu jardín se vea colorido y mete tierra dentro, mete las plantas dentro y ya lo tienes listo. Puedes optar por colgar las latas o ponerlas encima de algunas superficies, como más te guste. Otra forma de hacer maceteros es con las bases de botellas. Recorta la botella a la medida que quieras para tus plantas y dibuja figuras y formas graciosas para hacer unas macetas divertidas.
  6. Si eres amante del vino, seguro que tienes un montón de cajas por tu casa que no sabes en que utilizarlas. Aquí tienes la solución: decóralas de forma bonita y utilízalas como lugar para guardar cosas. Puedes colgarlas de las paredes para que no te ocupen espacio o puedes meterlas en los armarios a modo de zapatero. También puedes utilizarlas en tu escritorio para guardar folios, lápices, bolígrafos y todo tipo de material de oficina.
  7. Con cajas de té puedes crear organizadores de cajones realmente originales. Fórralas con papeles de colores para darle más vida a tus cajones.
  8. Con tablones de maderas puedes hacer perchas para tus bolsos y ropa. Fija el tablón detrás de la puerta de tu habitación o en alguna pared. Puedes escribir mensajes en ellos o pintarlos de la forma que más te guste. Quedarán preciosos y tendrás a la vista tus cosas.
  9. Con las luces viejas del árbol de navidad puedes crear una idea muy bonita para colgar tus fotos. Clava los extremos del cable a dos lugares distantes de una pared y, con pinzas, cuelga las fotos en él. Si todavía tienen luz, puedes enchufarlo y aportará mucho color a tu cuarto.
  10. Con raquetas viejas puedes fabricar espejos, para ello pega en la raqueta un espejo y cuélgala en la pared.

    Imagen de: dominiomundial.com

    Imagen de: dominiomundial.com

Esperamos que este artículo les haya sido de gran utilidad y que sus casa luzcan mucho más bellas con todas estás técnicas y consejos que les hemos proporcionado.

No olviden que todo se puede lograr con imaginación y materiales cotidianos. La clave está en sacarles partido y aprovechar al máximo todos esos objetos que ya no utilizamos.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 87,50% le ha gustado.