Las actividades manuales pueden llegar ser muy entretenidas y liberadoras. El tiempo se pasa muy rápido cuando se está ocupado. Hay personas que tienen estas tares como un oficio, mientras que otras las ven como un pasatiempo.

Sin importar cuál sea tu caso, concordarás con nosotros que existen muchos tipos de manualidades y muchos materiales que puedes utilizar. En la variedad está el gusto, así que mientras más utilices, más hábil te harás.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Hay momentos en donde nos equivocamos, pues ninguno ha nacido aprendido, entonces nos toca deshacer nuestro trabajo para poder volver a comenzar.

Esto puede sonar más fácil de lo que en realidad es. Uno de los materiales más complejos, en este particular, es la silicona, ya que una vez que se ha adherido, cuesta mucho desprenderla y quitar los excesos.

Claro, el trabajo puede ser más fácil o más complejo dependiendo de la superficie sobre la cual la hayas aplicado. ¿Te ha tocado quitar silicona? ¿Lo has podido hacer sin dañar la manualidad que estabas haciendo? ¿Te gustaría aprender a quitar silicona correctamente?

Si estás interesado en aprender, no puedes dejar de leer este artículo. En la primera parte del mismo, te estaremos indicando las instrucciones que debes seguir a fin de quitar silicona con facilidad, es probable que te mostremos más de una forma de hacerlo correctamente.

A mediados del artículo, te diremos con detalles cuáles son los materiales que debes utilizar en cada caso. Eso te dará la oportunidad de corroborar que los tengas en casa y, si no los tienes, podrás adquirirlos para desempeñar con éxito tu labor.

silicona

Por último, compartiremos contigo algunos secretos, que debes tener muy en cuenta, para quitar silicona y continuar tu trabajo manual sin ninguna otra dificultad. Veámoslo…

Instrucciones para quitar silicona

Algunas personas se cohíben de trabajar con silicona, o lo hacen con cierto recelo, por temor de que les caiga en la ropa o en alguna otra superficie difícil de quitar. Sin embargo, ese no es un motivo válido para nosotros. El día de hoy te estaremos indicando cómo puedes quitar silicona.

Primeramente te indicaremos cómo quitar silicona de superficies lisas y resistentes:

  1. La eliminación del sobrante de silicona, de una superficie plana y de fácil acceso, es muy sencilla. Lo primero que debes hacer es tomar una cuchilla de esas que se usan para quitar la suciedad de las placas vitrocerámicas.
  2. Levanta la silicona desde la parte de abajo hacia arriba con mucha suavidad para que no dañes la superficie sobre la que cayó silicona.
  3. Repite el proceso lo suficiente como para que quede limpia la superficie.

Ahora bien, este método lo podemos implementar en áreas rústicas. Sin embargo, no es el caso en espacios delicados, ¿qué podemos hacer en este particular? Veamos…

  1. Para estos casos, puedes valerte de un recurso muy fácil de aplicar y muy eficaz. Se trata de la acetona y el éter. Lo primero que debes hacer es diluirlos en partes iguales.
  2. Luego, mezcla la acetona y el éter.
  3. Con ayuda de un trapo, aplícala en la zona afectada.
  4. Comienza frotando suavemente y aumenta la intensidad poco a poco hasta que la silicona se comience a desprender sola.
  5. Si piensas que este líquido puede dañar el acabado de la superficie afectada, lo mejor será que la apliques en una zona pequeña para probar cómo reacciona al contacto con esta.

silicona

Sin embargo, el caso más frecuente y más grave es cuando la silicona cae sobre la ropa, ya que esta se adhiere rápidamente sobre los tejidos, sobretodo si transcurre mucho tiempo o se seca en su totalidad, ¿sabes cómo actuar en ese caso? Veamos algunas sugerencias prácticas.

  1. En el caso de las prendas delicadas, puedes usar papel secante y la plancha, si es capaz de soportar el calor de la misma.
  2. Coloca un trozo de papel secante o de horno sobre la plancha.
  3. Permite que esta se caliente lo suficiente.
  4. Luego, ponla sobre la parte afectada para que el calor haga que se desprenda la silicona y se adhiera al papel.
  5. El último paso será desprender el papel de la plancha. Así habrás recuperado tu prenda de vestir.

Si este método te parece muy riesgoso o poco práctico, puedes valerte de este otro:

  1. La gasolina blanca es muy útil en este particular. Puedes conseguirla en cualquier tienda de pintura. El primer paso es aplicar un poco de esta gasolina sobre la mancha de silicona.
  2. Deja que el líquido actúe por espacio de unos minutos.
  3. Frota fuerte con un cepillo hasta lograr que se desprenda la silicona.

Este método lo puedes aplicar en el caso de que la silicona haya caído sobre prendas de vestir rústicas. Pero si el accidente acaba de suceder, lo mejor que puedes hacer es pasar un poco de hielo sobre la silicona, así la podrás desprender fácilmente.

Como ves, sí es posible recuperar el aspecto saludable de tus superficies y de tu ropa. Pero, ¿qué necesitas para lograrlo? Te lo diremos.

¿Que necesitas para quitar silicona?

Los materiales que vas a necesitar para quitar la silicona, van a depender primeramente de la superficie afecta y luego, del método que desees implementar.

En caso de que quieras desprender restos de silicona sobre una superficie rústica, bastará con que uses un cuchillo o algún otro objeto punzante que te sea de utilidad. Lo importante, en este caso, es la técnica que emplees.

Si lo que quieres es quitar silicona de una superficie lisa y delicada, puedes valerte de la acetona y el éter. También necesitarás un trapo para aplicar el líquido.

Pero suponiendo que la superficie sea tu ropa, si la prenda es delicada, necesitarás una plancha de ropa y papel secante o de horno. El calor se encargará de hacer el resto.

Si la pieza es más resistente, puedes usar gasolina blanca. También será necesario un cepillo de cerdas fuertes para poder frotar vigorosamente.

Ahora bien, en caso de que la silicona aún esté fresca, solo necesitarás un trozo de hielo y ¡listo!

 

Los materiales para quitar silicona, pueden estar en tu misma casa. Solo tienes que tomarte el tiempo para verificar que sea así. Lo realmente importante, como ya lo hemos señalado, es que uses la técnica correcta para poder desprender la silicona.

silicona

Sin embargo, en vista de lo delicada de la operación, ¿habrá algunos consejos que nos sean de utilidad para no dañar aún más la superficie afectada? Presta mucha atención a lo que te estaremos diciendo a continuación.

Consejos para quitar silicona

Cuando vayas a desprender silicona de una superficie rústica, con ayuda de un cuchillo u otro objeto puntiagudo, ten mucho cuidado de la fuerza que apliques. No porque puedas dañar aún más la superficie, que puede suceder, sino porque podrías ocasionar un accidente al punzarte con el objeto.

Trata de hacerlo con una fuerza medida para evitar accidentes peores.

Si vas a trabajar sobre una superficie delicada, como una mesa, por ejemplo, lo mejor que puedes hacer es probar en una zona pequeña, tal vez una pata o algo así por el estilo. Así no correrás el riesgo de que el líquido que apliques dañe el acabado.

Podría suceder que pierda el brillo, largue el color o suceda algo peor. En este caso, el remedio sería peor que la enfermedad. Lograrías quitar la silicona pero, ¿a qué precio? Tal vez uno demasiado alto como para arriesgarse.

En el caso de la ropa, es sumamente importante quitarla lo antes posible. Si se seca, la silicona se adherirá con fuerza al tejido y este quedaría expuesto a daños. Si notas que ha caído por lo menos una gota de silicona sobre tu ropa, debes apresurarte y tomar medidas. Sea que apliques el hielo u otro método.

Por ejemplo, también puede serte útil un quita esmaltes de uñas. Si lo aplicas sobre la silicona, que aún está húmeda, lograrás retirarla con facilidad.

Sin importar cuál sea la técnica que emplees, es importante tener en cuenta que sí es posible recuperar la superficie afectada.

silicona

No te apresures a darla por perdida y botarla o regalarla. Puedes darle una segunda oportunidad si actúas con prontitud y no dejas para mañana lo que puedes hacer el día de hoy. Si derramas silicona, ese es el momento preciso en el que debes de actuar. Mientras la silicona esté más fresca será mejor el resultado.

Aplica los consejos que hemos compartido contigo y verás que ya no tiene por qué ser una tortura psicológica trabajar con silicona. Lo podrás hacer de una manera más confiada y amena.

Claro, no debes confiarte. No por el hecho de que ya sabes cómo quitar silicona quiere decir que, de manera irresponsable, la estarás derramando. Toma las medidas preventivas y así no tendrás que hacer nada de lo que ya te hemos explicado.

Pero, en caso de que suceda ya sabes cómo quitar silicona correctamente.

 

¿Te ha gustado?