Cómo quitar sangre la ropa

Existen situaciones imprevistas que nos hacen sangrar. Por ejemplo, un accidente, una caída, una emisión involuntaria de sangre por la nariz y, en el caso de las mujeres, el período menstrual, etc.

Si tenemos niños en casa, las posibilidades de que ellos también sangren es mucho mayor. Recordemos que, como niños, les gusta correr, saltar y jugar y, en ocasiones, no miden la magnitud del peligro. Por lo que muchas veces terminan haciendo actividades osadas que los llevan a sufrir accidentes leves y, en el peor de los casos, otros graves.

Cuando surgen estos imprevistos, parece casi inevitable manchar de sangre nuestras prendas de vestir. Por supuesto, en el momento no pensamos en eso. Nos centramos en poder detener el sangrado y solucionar el problema lo más rápido posible.

La verdad es que, si nos gustaba mucho la prenda de vestir, querremos rescatarla por encima de lo que sea. Sin embargo, esta tarea puede que se vuelva cuesta arriba. Sobretodo si ha pasado mucho tiempo y la sangre ya está seca.

Pero, ¡que no se te vaya el loro! No tienes porqué perder la cabeza. Hay diferentes maneras de lograr tu objetivo, es decir, quitar manchas de sangre de la ropa. El día de hoy te estaremos facilitando algunas ideas prácticas para que las tengas como un as bajo la manga cuando se te presenten estas situaciones.

ropa

No tienes que dar por perdidas tus piezas de ropa preferidas. Puedes darles una segunda oportunidad y devolverles la vida. No más dolores de cabeza innecesarios. De ahora en adelante estarás preparado para quitar sangre de la ropa y no morir en el intento.

De manera que presta mucha atención a las sugerencias que te daremos y trata de llevarlas a la práctica al pie de la letra.

Instrucciones para quitar sangre la ropa

Si no quitamos la mancha de sangre en el momento, puede que cuando vamos a lavarla, la sangre esté muy adherida a la fibra de la ropa, ¿qué podemos hacer en ese caso? Veamos…

  1. Lo primero que debes hacer es dejar la prenda de vestir en remojo con agua fría. Preferiblemente debes dejarla por espacio de unas horas para que la mancha se pueda ir desintegrando.
  2. Cabe destacar que no debes realizar este proceso con agua caliente porque, de lo contrario, la mancha se adherirá mucho más a la ropa debido al calor.
  3. Cuando haya transcurrido gran parte del tiempo de remojo, restriega la mancha con las manos para que puedan despegarse los restos que quedan presentes en ella.
  4. Después debes aplicar directamente sobre la mancha, una cucharada de detergente líquido puro. Cuando decimos “puro” nos referimos a que no esté mezclado con agua o con alguna otra sustancia.
  5. Permite que el detergente actúe sobre la prenda de vestir por espacio de unos 15 minutos. Luego que haya transcurrido ese tiempo, toma un cepillo de lavar con cerdas suaves y frota la mancha, de manera enérgica, con movimientos circulares.
  6. Después de esto, vuelve a aclarar la ropa con agua fría y lávala como lo haces de costumbre.
  7. Si después de lavar la prenda de vestir te das cuenta de que la mancha persiste, es el momento de buscar y utilizar alternativas más radicales. No te asustes, no nos referimos a cortar el pedazo de tela ni mucho menos. Veamos qué puedes hacer en este caso.
  8. Prepara una mezcla de agua con amoníaco. Las cantidades son: Por una cucharada de amoníaco, agrega una taza de agua. Bastará con una cucharada para realizar este procedimiento.
  9. Aplica la mezcla sobre la mancha seca y déjala actuar por un espacio de tiempo de 5 minutos.
  10. Retira la mezcla con agua fría mientras frotas, enérgicamente con tus manos, la mancha de sangre.
  11. Para un mejor resultado, agrega un poco de detergente líquido sobre la mancha y continúa frotando con las manos sobre ella.
  12. Finalmente, aclara con agua fría.
  13. Cabe destacar que, este método puede serte de utilidad en el caso de que tengas que eliminar manchas de sangre en otras superficies como las alfombras, por ejemplo.

ropa

Otro producto que puede serte de mucha utilidad es el agua oxigenada. Puede que hasta ahora solo la hayas utilizado para desinfectar heridas, es decir, para uso médico. Sin embargo, el día de hoy te estaremos indicando cómo puedes usarla para quitar manchas de sangre sobre tu ropa.

  1. Lo primero que tienes que haces es dejar la prenda en remojo con agua fría, por un espacio de tiempo de dos horas aproximadamente.
  2. Cuando haya transcurrido el tiempo, agrega directamente a la mancha de sangre, unas gotas de agua oxigenada. Puedes valerte de un gotero para realizar este proceso, en caso de que tengas mal pulso.
  3. Deja actuar al agua oxigenada por unos cuantos minutos. Sabrás que está haciendo su trabajo cuando veas que el agua oxigenada, sobre la mancha, comienza a burbujear. De esa manera desintegrará la mancha de sangre de sobre el tejido.

En caso de que no quieras aplicar ningún producto casero, también puedes valerte de los llamados limpiadores enzimáticos. Estos suelen ser los más efectivos, de ahí que esta sea nuestra recomendación.

 

ropaPuesto que este producto contiene, como su nombre lo indica, una gran cantidad de porcentaje de enzimas naturales capaces de ablandar sustancias sólidas y quitar residuos, es ideal para eliminar manchas profundas, como es el caso de la sangre.

Por otra parte, este tipo de productos actúan mucho más rápido que los otros productos de limpieza convencionales. A fin de conocer cómo debes usarlo, es importante que revises bien su etiqueta y sigue al pie de la letra las instrucciones que vienen en ella. Así te asegurarás de quitar la mancha de sangre de tu ropa de manera exitosa, que es lo que deseas que suceda.

Como lo has podido ver, con paciencia y dedicación puedes eliminar las manchas de sangre de tu ropa. Pero, ¿qué más necesitas para llevar a cabo esta tarea?…

¿Que necesitas para quitar sangre la ropa?

Los materiales que vas a necesitar están determinados por el método que usarás para desmanchar tu ropa. Por ejemplo, en caso de que la sangre esté fresca, solo necesitarás agua fría y cualquier detergente líquido. Con eso será suficiente.

El problema se agudiza cuando la mancha tiene mucho tiempo sobre la ropa y el tejido la ha adsorbido. En ese caso, puedes valerte de los otros métodos, según los materiales que tengas disponibles en casa.

ropa

Quizás necesites amoníaco. Como se trata de una sustancia que normalmente no tenemos en casa, puedes adquirirla en alguna farmacia, laboratorio químico o, incluso, comprarla en línea a través de alguna página dedicada a las ventas online.

En caso de que decidas utilizar el método del agua oxigenada, por supuesto necesitarás agua oxigenada, agua fría y detergente líquido. El agua oxigenada es un recurso que por nada en el mundo debe faltar en casa. Pero, si no tienes en este momento, puedes comprarla en cualquier farmacia cercana.

Además de estas sustancias, necesitarás un cepillo de cerdas suaves. Debe tener estas características porque, si las cerdas son muy fuertes, podrían dañar el tejido de la prenda de vestir, en vista de que la frotaremos de manera enérgica para poder quitar la mancha de sangre en su totalidad.

También necesitarás un recipiente en donde puedas poner en remojo la prenda para que se suavice la mancha y sea más fácil de quitar.

Por otra parte, necesitarás una buena técnica de restriego y cepillado. De cómo lleves a cabo esta tarea dependerá, que puedas o no, quitar la mancha de sangre de la ropa. Por ejemplo, en el caso del cepillado, debe hacerse con movimientos circulares para una mayor efectividad.

Ahora bien, en el caso del restriego, debes aplicar fuerza sobre la mancha para que poco a poco puedas ir aclarándola.

Si decides usar un limpiador, procura que sea uno enzimático por las razones que expusimos en la parte anterior. De esta manera podrás asegurarte de obtener los mejores resultados.

Pero, ¿qué consejos debes tomar en cuenta?…

Consejos para quitar sangre la ropa

pared

Es cierto que nadie quiere dar por perdida una prenda de vestir, no solo por el valor afectivo que está pueda tener, sino también porque reponerla representará un gasto adicional que quizás no podamos hacer.

En vista de eso, debemos de llenarnos de paciencia y tomarnos el tiempo que se necesite para lograr desmanchar la prenda de vestir. Claro, aunado a esto, debes tener la capacidad de llevar a la práctica cada uno de los pasos que te hemos indicado en este artículo.

Por otra parte, antes de decidir qué método utilizar, verifica en la etiqueta de la ropa qué tipo de tela es. De lo contrario, si empleas un método como el del amoníaco, no es recomendable que lo hagas sobre telas delicadas como la seda o la lana porque podrías dañarlas.

Luego que desmanches la ropa, lo recomendable es que la laves como habitualmente lo haces. De este modo, no solo te asegurarás de que quede 100% limpia, sino que también tendrás la garantía de haber eliminado correctamente cualquier residuo de la sustancia que empleaste para quitar la mancha de sangre. Así evitarás cualquier tipo de alergia en tu piel.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.