Cómo quitar óxido de la ropa

Las manchas de óxido se producen cuando dejas la ropa mojada o húmeda y estas entran en contacto con algún objeto de metal. Puede que te parezca un poco extraño. Sin embargo, cabe destacar que los ganchos de ropa y el tendedero suelen ser de este material.

A medida que van perdiendo el color, por el desgaste de la pintura, va apareciendo el óxido, el cual es un enemigo acérrimo de la ropa húmeda.

De seguro ya has vivido esta escena: tiendes la ropa al sol en un gancho de metal. Cuando la ropa está seca la descuelgas y ves que tiene una horrible mancha color naranja, que no es otra cosa sino óxido, ¿qué hacer en ese caso?…

Puedes dar por perdida la prenda de vestir, aunque esa no sería la solución más recomendable, y menos si se trata de una de tus piezas de ropa preferidas o si tiene algún valor sentimental.

Sea como fuere el caso, lo mejor que puedes hacer es intentar recuperarla desmanchándola. Pero, ¿acaso eso es posible? ¿Se pueden eliminar las manchas de óxido de la ropa? ¿Cómo puedes hacerlo?

Quizás, hasta ahora, las respuestas a estas preguntas para ti eran un misterio. Puede que sea la primera vez que te preguntas cómo puedes eliminar manchas de óxido. En vista de eso, hemos decidido escribir este artículo en el que incluiremos ciertos tips o recomendaciones prácticas que puedes seguir a fin de darle una nueva oportunidad de vida a esa prenda de vestir manchada de óxido.

No la tires a la basura, no la regales ni la uses para andar en casa. Desmánchala para que puedas seguir usándola como lo habías hecho antes del accidente. Veamos de qué maneras puedes eliminar las manchas de óxido de tu ropa.

Instrucciones para quitar óxido de la ropa

Las manchas de óxido son muy desagradables y, como tal, no pasan desapercibidas con facilidad. Debido a su naturaleza, muchas veces no sabemos cómo quitarlas. De ahí que estaremos compartiendo contigo algunos remedios caseros que puedes utilizar para desmanchar la ropa.

Un remedio que puedes utilizar es el del zumo de limón con bicarbonato de sodio o sal. ¿Cómo debes aplicarlo? ¡Muy fácil!

  1. Mezcla el zumo de limón con una cucharadita pequeña de sal o de bicarbonato de sodio.
  2. Luego, deberás aplicar esa mezcla directamente en la mancha.
  3. Coloca la prenda de vestir al sol por un espacio de tiempo de unas dos horas para que se seque bien. ¡Ojo! Harás esto sin retirar la mezcla todavía.
  4. Después deberás enjuagar la prenda con agua fría para retirar la mezcla de zumo de limón y bicarbonato.
  5. Finalmente, lávala como lo haces de costumbre.

mancha

Por otra parte, también puedes valerte de un gran aliado que tienes en tu cocina. Se trata del vinagre blanco. Este es un producto que suele ser muy efectivo para quitar las manchas de óxido sobre la ropa.

  1. Aplica el vinagre directamente sobre la prenda de vestir.
  2. Luego, cubre la mancha con una capa de sal.
  3. Deja secar la mezcla al sol por un espacio de tiempo de unas dos horas aproximadamente. Verás que se forma una especie de costra dura.
  4. Enjuaga la prenda con agua fría y observa si la mancha se ha atenuado o ha desaparecido.
  5. En caso de que haya desaparecido, lava la ropa como lo acostumbras a hacer.

mancha

Otro gran ayudante a la hora de quitar manchas de óxido de la ropa es el detergente para lavar los platos. Sí, has leído bien. Son ideales en vista de que desprenden con mayor fuerza las partículas de óxido de la ropa.

El procedimiento a seguir es bastante sencillo:

  1. Haz una mezcla agregando una cucharadita de lavavajillas a un vaso pequeño de agua tibia.
  2. Aplica la mezcla directamente a la mancha.
  3. Deja que esta actúe por espacio de unos 5 a 10 minutos.
  4. Finalmente enjuaga con agua fría y lávala como lo haces de costumbre. Ya sea a mano o en la lavadora.

Ahora, ¿acaso necesitas de muchos elementos para quitar las manchas de óxido de la ropa? En el siguiente subtítulo daremos la respuesta.

¿Que necesitas para quitar óxido de la ropa?

Como lo hemos dejado saber en la parte anterior, para realizar este procedimiento no necesitarás una máquina especial ni nada por el estilo. Bastará con que tengas algunos de los elementos que te mencionaremos a continuación.

Algo que debes tener en cuenta es que, por supuesto, lo que necesitarás estará condicionado al método que vas a implementar para desmanchar la prenda de vestir.

En otras palabras, si te vas por la primera alternativa, solo necesitarás medio limón, bicarbonato de sodio o, en su defecto, sal.

Para hacer la preparación de la mezcla bastará con que tengas una pequeña cucharita y un recipiente pequeño. Por otra parte, también necesitarás que haya un buen sol para que se seque en el tiempo estipulado. Por eso, lo más recomendable es que escojas las horas del mediodía para llevar a cabo el proceso de desmanche.

Finalmente, necesitarás agua fría para retirar la mezcla y el detergente para ropa que usas habitualmente.

En caso de que desees aplicar la segunda sugerencia, solo necesitarás vinagre y sal. Lo demás es igual que en el primer caso, un buen sol abrasador y agua fría para retirar la mezcla. Y en el caso de la tercera sugerencia, bastará con que tengas un poco de detergente lavaplatos.

mancha

No es necesario que te vuelvas un científico loco y que inventes mezclas de químicos que no te hayamos dado. De hecho, hacer esto podría dañar el tejido de tu prenda de vestir. Además podría ser perjudicial para tu salud.

Solo debes seguir al pie de la letra las sugerencias que te hemos dado. De hecho, si visitas algunas páginas de Internet para buscar otras alternativas, es probable que te encuentres con soluciones similares a las que te hemos dado.

Por ello, también necesitarás actuar con prontitud porque de eso dependerá que puedas salvar o no tu prenda de vestir. Recuerda que lo que se quiere es poder darle una segunda oportunidad.

Pero, ¿qué recomendaciones finales debes tomar en cuenta para culminar con éxito tu cometido? Lo veremos a continuación.

Consejos para quitar óxido de la ropa

Tal como has podido darte cuentas, las manchas de óxido son muy fuertes y, por lo general, no suelen salir con un lavado normal. De ahí que sea necesario que apliques una de las recomendaciones que te dimos anteriormente.

Por otra parte, antes de decidir qué método implementar, asegúrate de que la mancha realmente sea de óxido. Ya que estos procedimientos podrían dañar tus prendas de vestir.

Procura no introducir en la secadora, ropa que tenga este tipo de manchas. Si lo haces, el calor solo fijará aún más la suciedad en el tejido y, es probable que ya no puedas desmancharla.

Como es natural, este tipo de incidentes podrían prevenirse, ¿de qué maneras? Veamos algunas recomendaciones prácticas y realmente muy sencillas:

  1. Cuando vayas a colgar la ropa que has lavado, comprueba que las cuerdas y las bisagras no tengan óxido, ¿cómo lo puedes hacer? Una manera muy sencilla es pasando la mano sobre ella o fijándote en su aspecto y color.
  2. Al momento de usar pinzas para sujetar la ropa, revisa que estén en buen estado y que no tengan óxido.
  3. Haz una revisión de los pasamanos, puertas, ventanas y otras partes metálicas de tu casa. Así reducirás las posibilidades de mancharte de óxido.
  4. También debes inspeccionar la puerta y el tambor de la lavadora para ver si no se ha corroído por el óxido. De manera que al introducir o sacar la ropa húmeda no se manche accidentalmente.
  5. Revisa también las perchas y los ganchos que usas para colgar la ropa en tu armario. Los mejores para estos casos son los que están recubiertos de plástico.
  6. Cuando vayas a planchar, verifica que la plancha no tenga manchas de óxido para que no se le pegue a tu ropa húmeda.

mancha

Es importante que tengas presente que la mejor manera de desaparecer el óxido de la ropa es evitando que aparezca. Puede que parezca una paradoja. Sin embargo, es una realidad innegable.

El caso es que si ya la mancha está presente en tu ropa ya no hay marcha atrás. La única solución posible es que pongas manos a la obra lo más pronto posible y apliques una de las sugerencias que te hemos dado.

Cabe destacar que no puedes dilatar mucho esta medida correctiva. Si así lo haces te arriesgas a que la mancha penetre más profundamente en el tejido de la ropa. De modo que podrías perderla o al menos ya no podrías darle el uso que le dabas anteriormente.

No tienes porqué despedirte de lo que tanto quieres. Si aprendes a cuidar tu ropa está podría durarte muchos años. Claro, tienes enemigos que constantemente te asechan, uno de ellos es el óxido.

Sin embargo, en caso de que seas víctima de uno de sus ataques, ya sabes cómo puedes contrarrestarlo. Dile adiós para siempre a las manchas de óxido de tu ropa. Lúcelas durante mucho tiempo más al aplicar estas sugerencias que te hemos dado este día.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.