Hoy quiero hablarte sobre cómo quitar manchas de óxido de la ropa. Resulta bastante molesto darnos cuenta de que una de nuestras prendas favoritas tiene una horrible mancha de óxido que nos es muy difícil remover. A diferencia de otro tipo de manchas, como lo son las manchas biológicas, las manchas de óxido se adhieren más al tejido textil, lo cual hace que sean difíciles de eliminar, pero no por ello es algo imposible.

Pero para comprender cómo quitar manchas de óxido de la ropa, primero debemos entender qué es el óxido. El óxido se genera en la superficie de diversos tipos de metales cuando son expuestos a la humedad constante. Cuando notamos que hay manchas de óxido de nuestra ropa, es porque en algún momento o hubo contacto con estos dos elementos, el agua y algún tipo de metal oxidable (en especial hierro).

Este artículo donde te explicamos cómo recuperar el blanco de la ropa también te será de utilidad.

Pero no siempre sabemos cómo es que esto ocurrió. En el caso de aquellas prendas que cuentan con botones metálicos son especialmente propensas a tener manchas de óxido. Esto pasa sobre todo cuando somos descuidados y dejamos nuestra ropa en un lugar húmedo durante un tiempo prolongado. También se puede dar el caso de dejar algún objeto metálico en los bolsillos de nuestra ropa y que por la humedad se haya generado oxidación la cual termina manchando nuestra ropa.

Es muy fácil identificar una mancha de óxido. Las manchas de óxido tienen un color café e rojizo, bastante similar al marrón, y este color se va concentrando en los lugares más expuestos. Las manchas de óxido que tienen un color un poco más cercano al naranja, generalmente son manchas más fáciles de eliminar.

En realidad cuando estamos hablando de manchas de óxido en la ropa, son microscópicas partes del metal oxidado que han penetrado dentro del tejido de nuestra ropa. Es por eso que puede resultar muy difícil remover estas manchas.

Existen varios productos en el mercado que sirven para eliminar de manera eficaz las manchas de óxido, pero muchos de estos productos industrializados tienden a ser muy caros y por lo tanto no son accesibles para todas las personas. Pero siempre existen otras alternativas a las que podemos aferrarnos.

Como lo hemos dicho, no es algo imposible. A decir verdad, te estaré mostrando varias instrucciones para eliminar las manchas de oxidación que puedan estar en tu ropa con resultados bastante efectivos y lo mejor de todo esto, es que no vas a tener que gastar cuantiosas cantidades de dinero en productos para eliminar el óxido.

¿Que necesitas para quitar manchas de óxido?

  • Agua
  • Jabón
  • Limón
  • Sal o bicarbonato de sodio
  • Luz solar

Instrucciones para quitar manchas de óxido

  1. Lo primero que vamos a hacer es lavar nuestra prenda con normalidad. Algunas manchas de óxido se reducen bastante con un primer lavado y la exposición de la prenda en el sol puede ayudar a que se remueva gran parte de la mancha sin tener que aplicar algún producto que pueda llegar a ser agresivo con la tela de nuestra ropa y que la pueda desgastar o desteñir.
  2. Si ya has lavado la prenda y notas que no se ha reducido lo suficiente la mancha, entonces ya es momento de aplicar algunos remedios caseros y poner manos a la obra. Lo primero que tenemos que hacer, es mezclar jugo de limón fresco con sal molida o bicarbonato de sodio.
  3. Es muy importante que este limón este jugoso, maduro y fresco, para que así tenga el nivel natural máximo de acidez de un limón, de esta forma será más efectivo realizar este remedio para eliminar manchas de óxido en la ropa.
  4. Esta pasta que acabamos de hacer con sal o bicarbonato y limón, la vamos a aplicar generosamente sobre la mancha de óxido que se encuentra en nuestra ropa. Luego pondremos esto bajo el pleno sol en una superficie plana y dejaremos secar por completo.
  5. Es muy importante poner esta prenda bajo el sol. Si alguna vez leíste un poco sobre la historia de color blanco isabelino, tal vez recuerdes que en ese entonces se ponía la ropa blanca al sol para evitar que ésta se percudiera. Así podría decirse, que de algún modo la luz solar ayudaba a reducir las manchas que estaban adheridas a las telas.
  6. Si alguna vez tú has puesto una prenda de color durante un tiempo prolongado bajo el sol, notarás que pierde color. Pues es exactamente esta acción la que nos ayudará a eliminar la mancha de óxido que está en nuestra ropa, ya que tanto la radiación solar como el calor, ayudarán a desprender el óxido que se encuentra adherido a los tejidos.
  7. Una vez que se haya secado por completo la pasta que aplicamos sobre la mancha (de preferencia por arriba y por debajo de la mancha), vamos a volver a aplicar más de esta pasta y agregar algunas gotas de limón para mantener muy mojada esta parte de la tela.
  8. En cuanto hayamos repetido este proceso cinco veces, ya podemos retirar todos los residuos secos posibles de la pasta que hicimos para eliminar la mancha. En este punto tienes que notar que la mancha ya se ha reducido notablemente. Pero en caso de no ser así puedes repetir el proceso hasta notar una mejoría evidente.
  9. Luego de esto ya podemos lavar nuestra ropa con normalidad. Es recomendable utilizar jabón para lavandería en la zona de la mancha para eliminar los residuos restantes de óxido así como también los restos de los productos que utilizamos para limpiar la mancha.
  10. Esta técnica que te acabamos de enseñar es ideal para prendas resistentes o comunes, pero en el caso de telas finas lo ideal, es agregar limón en la mancha constantemente hasta que el jugo se seque, ya que en este tipo de ropa, la exposición constante al sol así como el bicarbonato pueden terminar por dañar el tejido y arruinar la prenda.

Consejos para quitar manchas de óxido

  • No es nada recomendable el uso de lejía o peróxido de hidrógeno, ya que estos dos productos aunque tienen acciones blanqueadoras, no aseguran la eliminación del óxido, por lo tanto podríamos estar sometiendo nuestra ropa ha decolorarse innecesariamente.
  • Aunque tallar la mancha es aconsejable para ir eliminando la mancha, tallar en exceso puede desgastar la tela y hacer que ésta se vuelva más frágil, pierda forma o color. Por eso la mejor forma es ser pacientes y persistir en aplicar los métodos más seguros antes de utilizar los métodos más agresivos como última opción.
  • Debemos estar seguros de que la mancha que está en nuestra ropa es una mancha de óxido y no de otro tipo de suciedad, ya que cada tipo de mancha debe ser tratado de una manera diferente, y si aplicamos un método erróneo, podríamos terminar estropeando nuestra propia ropa.
  • Para prevenir las manchas de óxido en la ropa, recuerda siempre antes de poner a lavar tu ropa, asegurarte de que no hay ningún objeto en los bolsillos, ya que en caso de que haya algún objeto metálico, el contacto con el agua puede terminar generando oxidación y manchando la ropa.
  • También evita que tu ropa esté en lugares húmedos porque esto aumenta la propensión no sólo a manchas de óxido, sino a manchas por hongos como el moho o a adquirir un color amarillento.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.