Una de las cosas más gratificantes y satisfactorias de la vida es poder contar con una casa propia. En algunos países esto es una verdadera utopía, mientras que en otros existen planes sociales del gobierno, que facilitan poder obtener una, e irla pagando en cuotas por un determinado período de tiempo.

Sea con mucho sacrificio o no, el tener una casa brinda muchos beneficios. Por ejemplo, cuentas con tu propio espacio en donde nadie te sacará, tienes privacidad, puedes decidir a qué hora llegar o salir, a quién invitar, etc.

Por otra parte, por más trivial que parezca, también queda en tus manos tomar decisiones como la decoración, estructura y remodelaciones que quieras hacer.

Sin embargo, no es un secreto que tener una casa no solo implica comodidades, también reporta ciertas responsabilidades. Como todo objeto, con el tiempo, si no se le da el debido mantenimiento, puede llegar a deteriorarse.

Para que las cosas no pasen a mayores, y lo que es una pequeña avería no se convierta en un problema grande, lo mejor es solventar lo antes posible los inconvenientes que se vayan presentando.

humedad

Uno de los problemas más recurrentes en los hogares de las personas es la humedad. Esta puede presentarse en diferentes zonas de la casa. Sin embargo, en esta oportunidad estaremos hablando sobre cómo quitar humedades de la pared.

Lo haremos no solo porque puede llegar a convertirse en una situación crítica que puede comprometer la estructura de la casa, sino porque estéticamente también es un problema grave.

Cabe destacar que, esta información puede llegar a serte de mucha utilidad, tanto si tienes humedad en las paredes de tu casa como si no, porque en el futuro podrías llegar a tenerla. Por ello, veamos qué está en tus manos hacer.

Instrucciones para quitar humedades de la pared

Para poder tener éxito al eliminar las humedades de las paredes, lo primero que debes hacer es determinar cuál es su causa. De lo contario, aunque ataques el problema, con el paso del tiempo, quizás más temprano que tarde, comenzará a aparecer nuevamente la indeseable humedad en tus paredes.

Ten en cuenta que esta se puede presentar por diferentes razones. Una de las causas más comunes es la lluvia. Si tu casa está ubicada en una zona donde las lluvias son constantes, entonces la posibilidad de que tus paredes se llenen de humedad es realmente elevada.

Pero, te aconsejamos no dar nada por sentado. La lluvia no es la única razón por la que se presenta humedad en las paredes de las casas, también puede ser absorbida desde el suelo o por condensación, entre algunas otras razones.

Luego de detectar la fuente de la humedad, lo siguiente que debes hacer es eliminarla, entonces ya tendrás el camino allanado para trabajar.

Una de las soluciones más rentables es volver a aplicar yeso para impermeabilizar la pared que se haya visto afectada por la humedad, o aplicar una mezcla de cemento. Por otra parte, puedes colocar tubos de distribución en los agujeros que normalmente traen los ladrillos, para así transferir el líquido a la pared gracias a la fuerza de gravedad.

También, quizás sea necesario colocar una membrana de impermeabilización del agua en la superficie del suelo, específicamente, en la parte superior. De este modo, actuará como una barrera protectora contra la humedad.

Luego de eliminar la humedad de tus paredes, procura obtener un buen acabado en ellas. Por lo general, la humedad deja un rastro que es muy difícil de desaparecer pero tampoco es imposible. Además, hacer esto evitará que tengas este problema nuevamente.

Recuerda que tener una buena ventilación es vital. El vapor que se produce en los baños y la cocina debe poder tener salida al exterior. Si no es así, entonces probablemente la horrorosa mancha de la humedad aparecerá pronto en tus paredes.

Cuando nuestras casas no cuentan con una buena ventilación, el calor se concentra más, producto de la humedad, llegando a generar hongos y microorganismos que pueden llegar a afectar nuestra salud y la de nuestra familia.

humedad

No te arriesgues. No expongas a los tuyos. Combate la humedad de tus paredes y prolonga tu vida y la de tu vivienda.

Puede que a estas alturas te estés preguntando qué tan costoso será erradicar esta plaga de tu casa. La respuesta puede variar dependiendo del daño que tengan tus paredes. Sin embargo, a continuación estaremos hablando de lo que necesitas para quitar humedades de la pared. Presta mucha atención.

¿Que necesitas para quitar humedades de la pared?

Tal como lo señalamos anteriormente, lo que necesitarás para erradicar la humedad de tus paredes variará dependiendo del daño que tengan. Si tienes años y años arrastrando con este gran problema, es obvio que el gasto será mayor.

Lo primero que necesitarás será a un perito que sea capaz de determinar cuál es la fuente de la humedad. Tal vez una simple gotera te esté jugando una mala pasada, pero si el caso es que tienes filtraciones por lluvia entonces él te podrá ayudar a calcular los gastos que amerita la reparación.

Es probable que necesites algún tipo de aislante, manto asfáltico y pintura de aluminio para que puedas contar con una buena reparación que no te traerá consecuencias negativas a futuro. Claro, como es natural, con el tiempo tendrás que hacerle mantenimiento al manto ya que es necesario para prolongar su vida útil.

Por otra parte, si el problema de humedad proviene de una tubería rota, bastará con sustituirla o repararla, si es posible. Si se trata de una llave que gotea, puedes utilizar teflón y una simple llave de tubo para hacer la reparación.

Como ves, cuánto vayas a gastar estará condicionado al daño que tengas en tu casa. En el caso de las paredes, tal vez sea necesaria una espátula para retirar la pintura que ya se ha empezado a desprender.

humedad

Quizás baste con eso y con una lija para regresarle el aspecto saludable a tu pared. De no ser así, tendrás que retirar el concreto y rellenar con yeso o cemento, dependiendo del material con el que esté construida tu casa y del acabado que quieras obtener.

Además, algo que te será de mucha utilidad será crear un deshumificador. Este te ayudará a eliminar poco a poco de nuestra casa la humedad que se nos hace imperceptible. Pero esto no te generará un gasto adicional. Puedes hacerlo con arroz crudo y sal de grano.

Deberás llenar el recipiente hasta la mitad con estos dos ingredientes y colocarlo en diferentes zonas de la casa, especialmente donde es más propenso que haya humedad. Es importante que cambies el contenido de los deshumificadores una vez a la semana o cuando notes que se empieza a humedecer. De ese modo garantizarás que si cumpliendo con su función.

Al terminar las reparaciones pertinentes, si está dentro de tus posibilidades, dale nueva vida a las paredes de tu casa, refrescándolas con pintura. Puedes cambiar de color por uno más oscuro, si notas que queda alguna sombra del trabajo hecho, así será imperceptible a simple vista.

Ahora bien, ¿tienes que tomar en cuenta algunos consejos referentes a la manera correcta de eliminar las humedades de la pared? De seguro no te vendría nada mal saber qué puedes hacer y qué es lo que debes evitar en este caso.

Lo importante es que puedas solucionar el problema y quedar satisfecho con los resultados obtenidos. Nada más gratificante que saber que el esfuerzo valió la pena.

Consejos para quitar humedades de la pared

Es importante que tengas presente que la humedad en tu casa es un problema así que no te lo tomes a la ligera. De lo contrario, este se podría agrandar y causar un mal mayor. Si lo atacas a tiempo, te ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero.

No caigas en error de algunos de querer “disfrazar” la humedad pintando las paredes en los lugares que se dañaron por el agua. Aunque visualmente soluciones las cosas, el problema seguirá estando allí y, a la larga podría traerte otros problemas.

Recuerda que, en muchos casos, las humedades en las paredes pueden prevenirse, ¿de qué maneras?… Por lo general, esta es el producto de instalaciones que se realizaron de manera inapropiada y la lluvia se valió de ello de ello para hacer el daño.

¿Qué se pudo haber instalado mal? Tal vez los materiales de revestimiento no fueron los indicados, los tapajuntas eran de mala calidad o la masilla de las uniones en el exterior de la casa se aplicó con descuido.

Tener una casa implica trabajo y sacrificio, después que la obtengas no puedes darte el lujo de descuidarte. Procura estar al día con las reparaciones que surjan, especialmente aquellas que están relacionadas con filtraciones de agua para evitar las humedades en tus paredes.

Por otra parte, ahorrarte una reparación sencilla puede implicar un gasto de dinero mucho mayor a futuro. También, si está dentro de tus posibilidades realizar un buen trabajo permanente, no te midas. Recuerda que muchas veces lo barato sale caro, así que afloja la mano y suelta el dinero que se necesite para la reparación.

Estamos 100% seguros que si pones en práctica los consejos que te hemos dado, podrás librarte de las humedades en tus paredes y le alargarás la vida a tu hogar.

Debes pensar siempre a futuro. Tal vez, debido a la creciente crisis económica, tus hijos no puedan adquirir una casa propia, de seguro te gustaría dejarle una pero procura que esta esté libre de humedad para que puedan disfrutarla por muchos años más.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.