Uno de los mayores problemas que vamos a tener con los elementos de nuestro hogar es saber cómo podemos quitar el óxido de las paredes, del metal y de otros elementos igualmente peligrosos.

El óxido no es más que una reacción química que se produce entre el óxigeno del aire, el agua del ambiente y el metal. Lo que hace es que se va depositando en forma de un desagradable color marrón, el cual además corróe el metal y otros elementos de tu hogar.

Lo malo es que quitar el óxido no es una tarea fácil, ya que no es como cualquier suciedad que se pueda quitar de la noche a la mañana. Seguramente que hayas probado con los productos de limpieza convencionales y no hayas conseguido nada, por mucho que te hayas puesto a frotar y frotar.

Por estas razones, habrás acabado harto del óxido y habrás decidido dejarlo allí, lo cual es una gran error obviamente. Si se deja durante mucho tiempo el óxido acumulado, vas a sufrir de un desgaste mayor a largo plazo de los productos, ya que el óxido literalmente se va a comer el metal.

Eso si, hoy te traigo lo que será sin duda buenas noticias para tí, ya que te voy a comentar que el óxido se puede quitar mucho más fácilmente de lo que te tú te crees.

Es más, lo vamos a poder quitar de dos formas, quitándolo con productos que tenemos por casa y quitándolo con productos que tenemos que comprar aparte, como por ejemplo un quitador industrial de óxido.

Además va a ser muy fácil de hacer, ya que vas a poder eliminar cualquier tipo de óxido con bastante facilidad, sin tener que esforzarte demasiado y pudiéndolo hacer aunque no tengas mucha experiencia en este mundillo.

Sin entretenerme más, aquí te lo traigo, un artículo sobre cómo quitar el óxido fácilmente. Recuerda que en la seccion de Casa de este blog te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre bricolaje, reparación y mantenimiento y muchas cosas más.

¿Que necesitas para quitar el óxido?

  • Vinagre blanco.
  • Sal y lima.
  • Bicarbonato
  • Fairy o Mistol:
  • Quitador de óxido:
  • Un cepillo.

Instrucciones para quitar el óxido

  1. Remedios tradicionales:
    En primer lugar, vamos a hablar con detenimiento acerca de los remedios tradicionales para eliminar el óxido, remedios que los llamamos así porque se pueden hacer con productos que se encuentran prácticamente en cualquier sitio, como por ejemplo el vinagre, la lima, la sal o el ácido cítrico.

    1. Quitar óxido con vinagre: Si tenemos en cuenta las reacciones químicas simples, el vinagre es un ácido, el cual se encarga de reaccionar con el óxido, provocando que este se despegue de la zona. Aplica un poco de vinagre sobre la mancha de óxido y a continuación, frota un poco con el cepillo para eliminarlo por completo.
    2. Quitar óxido con Sal y lima o limón: Aquí tenemos un doble efecto hecho tanto por la sal como por el limón o la lima. La sal sirve como exfoliador para el óxido, ya que permite que este se suelte más fácilmente. La lima en cambio hace un efecto similar al vinagre, es decir, una reacción química. Lo que hay que hacer es mezclarlo todo y después aplicarlo sobre la mancha, frotando de nuevo con nuestro cepillo.
      Cómo quitar el óxido
    3. Bicarbonato: En este caso, no vamos a meter un ácido, sino todo lo contrario, es decir, bicarbonato. Aunque parezca que no, es también una buena forma de acabar con el óxido, aunque sea alcalino. Lo que hay que hacer es echar un poco de bicarbonato de sodio en la mancha, para que esta se suelte un poco.
    4. Con fairy(o lavaplatos estándar): Una de las características de los productos para fregar es que son muy agresivos con respecto al PH, es decir, que van a contar con un PH muy ácido. Esto hace que el óxido literamente se disuelva si echamos suficiente fairy aquí.
  2. Remedios industriales:
    Lo malo es que por desgracia los remedios caseros no siempre funcionan, es decir, que vamos a necesitar de algo más para poder eliminar el óxido en casos extremos, ya que los anteriores remedios eran muy light.

    1. Anti óxido: Este producto es conocido por ser un producto capaz de eliminar el óxido de la mayoría de los lugares, especialmente si son metales. Lo que hay que hacer en estos casos es echar un poco de anti óxido sobre la superficie del metal, para a continuación ir frotando con fuerza hasta que todo ello desaparezca por completo.
    2. Detiene óxido: Esto no elimina el óxido, pero al menos como que lo corta, evitando que siga expandiéndose. Lo que hay que hacer es combinar este con el anterior, algo que hará que puedas primero detener el óxido que avanza y después eliminarlo, dejando el producto como nuevo.
      Cómo quitar el óxido
  3. Prevención:
    Es realmente una gran faena que se nos estropeen las cosas por culpa del óxido y como más vale prevenir que curar, es mejor ofrecer unas soluciones de prevención, las cuales tratarán de evitar de que el óxido llegue a los productos y que los contamine.

    1. Pintar e imprimar: Lo que hay que hacer para evitar el óxido no es nada más que aplicar una buena mano de pintura donde podamos, para que el metal esté bien protegido. En estos casos, no se dañará el metal sino que primero se estroperá la pintura que tenemos por encima del mismo, algo que no supondrá mucho problema. Después de eso, vamos a aplicar una capa de imprimación, una capa que es capaz de proteger al cuerpo del óxido fácilmente.
    2. Evitar las humedades: El óxido se produce por una reacción química entre el oxígeno del aire y el metal, la cual no podriá reaccionar sin el agua. Por este motivo, trata de mantener los metales secos y libres de humedades que pueden ser dañinas para tu hogar.
      Cómo quitar el óxido

Consejos para quitar el óxido

  • Cuidado con los químicos: Como estudiante de ingeniería te digo por experiencia que hay que tener mucho cuidado con los químicos, ya que la mayoría son tóxicos y podríamos pasarlo muy bien si los respiramos. Para quitar el óxido con formas industriales, recomiendo una mascarilla para no respirar ese humo. Además de eso, hay que llevar guantes en todo momento para evitar dañar la piel, algo que también es muy importante pero que la gente no da la importancia que se le debe dar.
    Cómo quitar el óxido
  •  Metal demasiado corroído: Hay veces que por mucho material que apliquemos para eliminar el óxido, no vas a poder eliminarlo de la manera correcta, ya que simplemente el metal está tan corroído que no vas a poder repararlo. Seguramente algunas partes del metal se hayan roto y se hayan producido agujeros dentro del mismo. Lo que hay que hacer en estos casos es usar algún tipo de soldador para añadir nuevo metal sobre el antiguo, algo que te permitirá poner un pequeño parche a la avería y recuperar de esta manera el metal.
  • Otros artículos: En esta sección de casa tenemos muchos más artículos para elegir en distintas temáticas. Podrás escoger el que más te guste sobre esta temática y sobre otras como la tecnología, la educacion y las tendencias. Además si te ha gustado el artículo, deja tu comentario abajo explicando un poco cómo te ha ido quitando el óxido y aportando alguna idea nueva a este artículo.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.