Tener los radiadores correctamente es muy importante para el hogar, por una razón,  porque su funcionamiento es superior, y evitaremos así a los resfriados!

Y en segundo lugar porque seremos mas sostenibles con el medio ambiente.

Es realmente un trabajo muy sencillo y que lleva muy poco tiempo, así que no seas perezoso y ponte a ello:

Instrucciones para purgar los radiadores

  1. Primero de todo debes comprobar que la caldera está encendida y en posición calefacción/invierno.
  2. Seguidamente coge un destornillador preferiblemente que tenga la punta plana o cualquier utensilio que te permita girar el tornillo de evacuación del radiador y no hacerte daño.  Pon justo debajo del tornillo un recipiente para recoger el agua que pueda salir.
  3. Gira el tornillo lentamente en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que el radiador comience a expulsar una mezcla de agua y aire. 
  4. Una vez, veas que solo sale agua y que por lo tanto ya no hay aire en el radiador vuelva  a cerrar el tornillo y comprueba que la presión de la caldera está entre 1 y 1,5 bares. 

 

 

Así de fácil, sencillo y rápido es purgar tus radiadores!

¿Que necesitas para purgar los radiadores?

  • Un recipiente
  • Un destornillador de punta plana.

Consejos para purgar los radiadores

Ten cuidado no pasarte y bajar demasiado los bares de la caldera, ya que entonces el funcionamiento de la caldera tampoco es el correcto.

Si tienes dudas o no te atreves hacerlo lo mejor es llamar a un técnico especializado.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.