El aluminio es un material que se utiliza mucho en las viviendas que son urbanas, lo vemos en el marco de las puertas y las ventanas, en los balcones y antejardines. Entre las características principales que encontramos en éste son la durabilidad y la resistencia, especialmente para exteriores, pero también es cierto que la imagen de decoración con este material muchas veces no es la mejor y por ello a través de estas líneas queremos explicar Cómo pintar aluminio y lograr buenos acabados.

Pintar aluminio en nuestra casa

Paso uno

Antes de tomar la pistola, el rodillo o la brocha y la pintura para comenzar a pintar, es importante hacer una imprimación, el aluminio necesita de esto. Es una base que es transparente y hará que la pintura se pueda adherir bien.

Paso dos

Antes de comenzar necesitaremos lijar con suavidad y limpiar bien con un paño previamente impregnado con alcohol, con esto procedemos a eliminar aquellos restos que pueda haber.

Paso tres

Si lo que deseamos es pintar sobre otra capa de pintura, no será necesario utilizar la imprimación mencionada anteriormente, pero sí debemos limpiar bien la superficie para quitar las imperfecciones pero sin ir a dañar el color antiguo.

Paso cuatro

Para que logremos un buen acabado es aconsejable que utilicemos una pistola.  Si no se nos es posible, entonces el sustituto que podremos utilizar es un rodillo que sea de espuma. Es importante recalcar acá que los pinceles y las brochas no son lo más recomendable para hacer este tipo de trabajos. Si el pedazo que queremos pintar es bastante pequeño podemos usar una pintura que sea en espray.

Pintar aluminio – objetos 

Sin duda alguna el aluminio es un material bastante encontrado en la tierra y además muy utilizado. A través del tiempo ha tenido diversas utilidades, además que es económico y puede resultar ecológico con el medio ambiente, cuando hacemos artesanías también nos surge la pregunta de cómo pintar aluminio, ya que este metal es excelente para hacer trabajos de manualidades y decorar nuestro hogar.

Paso uno

Debemos comenzar la preparación de este metal. Sin importar cuál sea la pintura que hayamos decidido usar, la misma no se adherirá al aluminio si no lo preparamos antes para esto, debemos limpiarlo bien y eliminar toda la suciedad que pueda poseer. Podemos hacer esto usando un cepillo especial para lavar que sea grueso y una espátula que nos servirá para quitar los residuos que puede haber dejado el pulido.

Paso dos

Debemos tener en cuenta la absorción de la pintura, para lograr esto es importante que desgastemos el material, el problema aquí es que el metal es duradero y sólido, así que no se trata simplemente de coger una lija y comenzar a desgastar, en otras palabras, las diferentes técnicas para fricción más comunes no nos funcionarán de la manera correcta y no nos darán los resultados que estamos buscando. Así que debemos usar una imprimación que sea química para de este modo poder preparar las superficies, dejamos luego que se sequen para después continuar con nuestro trabajo.

Paso tres

Una vez hayamos hecho el desgaste del aluminio por medio de la imprimación química, podemos escoger prácticamente la pintura que queramos, lo ideal es que elijamos un esmalte que sea a base de aceite o una que sea de látex, las dos son muy buenas y los resultados serán distintos, esto dependerá de los efectos que queramos que tenga el metal.

Paso cuatro

Cuando se trata de aluminio se deben seguir algunos consejos, sobre todo para evitar la corrosión en el metal.  Si tomamos el material y vemos que hay algo de corrosión en su superficie, es importante que la quitemos y que luego sellemos antes de aplicar de nuevo alguna capa de pintura. Tomaremos algún cepillo de alambre o esponja y con éste removeremos el óxido, luego terminamos de raspar con una lija para de este modo limpiar los restos que puedan haber quedado, de nuevo cubrimos la oxidación con un sellador que sea de herrumbre y en presentación en aerosol.

Paso cinco

No sobra dar otras advertencias de modo adicional. Podemos ver que muchas pinturas dicen ser especiales para este tipo de metal, aun así es importante que tengamos presente que no vamos a tener un resultado que sea perdurable si no hacemos la respectiva imprimación química. Es muy escaso encontrar alguna pintura que se adhiera bien al aluminio a no ser que, como lo hemos dicho, se haya hecho un desgaste correcto.

Es importante que la imprimación sea la química, no debemos utilizar una de unión, si lo hacemos podríamos obtener que el resultado sea con escamas lo que hará que la superficie del metal se empiece a pelar.

Este artículo donde te enseñamos a Pulir aluminio también será de tu interés.

Las pinturas para pintar aluminio

El aluminio es un metal blando, con el cual se puede trabajar fácilmente, pero cuando se trata de pintarlo las cosas no resultan ser tan sencillas como podríamos creer, el motivo de esto es que este metal no es poroso, por lo que tiene una superficie que no permite que la pintura se pueda adherir correctamente, lo que hace a que más temprano que tarde la pintura se desprenda cuando va pasando el tiempo. Pero la solución está en nuestras manos y ésta si resulta ser sencilla, se trata simplemente de que elijamos los materiales que sean más adecuados para poder obtener ese acabado que queremos.

La imprimación

Es muy importante que elijamos una base buena que nos haga las veces de capa selladora entre la superficie del metal y las pinturas de color, de esta manera podemos conseguir que el color se nos adhiera bien y no nos salte. Como mencionamos anteriormente, lo que debemos utilizar es una capa que sea de imprimación de tipo química.

La pintura

Una vez hayamos aplicado la imprimación, es el momento de pintar, ya debemos saber de qué color queremos el aluminio o el efecto que deseamos obtener. La pintura que debemos comprar es aquella que es base de látex, es por un lado bastante resistente y por otro si el metal se expande o contrae debido a las condiciones del tiempo, esta pintura resistirá ya que es elástica y se adapta a cambios posibles que pueda tener la superficie, por lo que no se dañará.  Por lo general los acabados con este tipo de pintura son satinados o mates, algo que debemos tener en cuenta cuando vamos a elegir nuestra pintura.

Si lo que queremos lograr es que la superficie nos quede brillante y siempre y cuando el metal que vamos a pintar no esté sometido a cambios bruscos en el ambiente (humedad, sol, lluvia, calor, entre otros), podemos proceder a utilizar una pintura que sea base de aceite. Con esta clase de esmalte encontraremos más colores, pero se hace importante tener en cuenta las condiciones de nuestro metal y la ubicación del mismo.

Y como ya habíamos mencionado, existen pinturas que son especiales para pintar el aluminio y si leemos las instrucciones, allí no encontramos escrito que sea necesario usar la imprimación de tipo químico, pero si es la que vamos a utilizar, no debemos dejar de hacer nunca la imprimación, es lo más aconsejable pues no queremos que nuestra pintura se nos dañe.

Notas para pintar aluminio

Sin duda el aluminio es muy utilizado en la construcción y por eso es normal encontrar acabados de color plata metalizado, pero si queremos que nuestra decoración tenga otras tonalidades y colores, como ves lo podemos hacer y de esta manera darle nuestro propio toque, ya sea a marcos de puertas y ventanas, utensilios de la cocina o hasta muebles.

Los materiales que necesitamos no son muchos ni difíciles de conseguir.

 

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.