El vestidor es una de las zonas de la casa más importantes para cada uno de nosotros. Es el lugar donde se almacena nuestra ropa, zapatos y otros objetos de uso personal, que son solo nuestros o en última instancia tenemos la custodia compartida con nuestra hermana pequeña.

Muchas de nosotras soñamos con un vestidor perfecto. Aquel donde todo nos quepa y dónde encontremos todo aquello que necesitamos rápidamente. Un vestidor que además de bonito y agradable, sea también funcional y se puedan almacenar las prendas de vestir de forma organizada y práctica.

No es suficiente con tener la ropa limpia y bien doblada, es necesario además optimizar el espacio  que tienes destinado como armario, con el objetivo de que todo, absolutamente todo quepa. Incluso sería conveniente reservar cajones o divisiones para futuras incorporaciones en nuestro vestuario, como la ropa o zapatos nuevos que decidas comprar.

Debes tener en cuenta que el vestidor usualmente se encuentra en la habitación, razón por la cual necesitas que esté siempre ordenado. Una adecuada organización en tu vestidor y en general en tu habitación, te garantizará un mayor y mejor descanso.

 organizar un vestidor

Por ello, en este artículo te proponemos una serie de ideas y otras cuestiones a tener en cuenta que te darán las respuestas a la pregunta de ¿Cómo organizar un vestidor?

Antes de ponerte en marcha con la organización, primero debes realizar una previa limpieza. De esta forma no solo identificas aquellas prendas que ya no necesitas o que no te quedan, sino también que sabrás todo el contenido que tienes para organizar.

Complementos imprescindibles

Para organizar adecuadamente tu vestidor necesitas hacerte de algunos complementos que te facilitarán la optimización del espacio. Cajones, cajas, fundas y perchas, te servirán para almacenar y distinguir tus prendas de vestir, zapatos y otros accesorios. De esta forma le sacarás un mayor provecho al espacio y maximizarás tus posibilidades de almacenaje.

Compartimentos

Esta variante es perfecta para almacenar cinturones, joyas y objetos pequeños. Gracias a estas estratégicas divisiones tendrás organizada y a la vista este tipo de objetos. Igualmente puedes utilizarlos para guardar la ropa interior, los trajes de baño y los calcetines o leggins.

 Cajas

Las cajas de todos los tamaños pueden ser muy funcionales para almacenar cualquier tipo de prenda. Especialmente los zapatos y aquellas piezas del fondo de armario que guardas por si vuelven a estar de moda otra vez.

Utiliza cajas transparentes para que tengas a la vista el contenido de cada una de ellas. Igualmente puedes colocar pegatinas de colores o con el nombre de lo que hay en ellas, para que identifiques con rapidez donde están cada una de tus prendas de vestir.

Fundas para Ropa

Las fundas son imprescindibles para los vestidos más glamurosos que guardes en tu armario. De esta forma los protegerás de la suciedad y el desgaste con el tiempo será mínimo. En caso de que no tengas este tipo de complementos, te recomendamos darle la vuelta a los vestidos o aquellas piezas que estén confeccionadas con material más vulnerable y conseguirás similares resultados.

Colgadores

Utiliza los colgadores en cualquier parte de tu armario. Aprovecha especialmente las puertas para colocarlos. En ellos podrás colgar cinturones, ropa e incluso zapatos.

Perchas sencillas y múltiples

Las perchas son otro complemento imprescindible que no debe faltar en tu armario. Fundamentalmente las múltiples te permitirán colgar mayor número de prendas y de esta forma optimizas el espacio. Son perfectas para colgar los vaqueros y cinturones.

organizar un vestidor

Iluminación

Definitivamente necesitas de una iluminación adecuada para tu vestidor. De esta forma siempre encontrarás lo que necesitas y al tener mejor vista. Estarás obligada a tenerlo siempre organizado. Las luces LED son tus mejores aliadas en este sentido.

Una cuestión que debes tener en cuenta es si optarás por tener un armario abierto o cerrado. Las dos tienen sus ventajas y todo depende de las características de tu habitación.

El armario abierto te permitirá distinguir y dividir adecuadamente la zona de descanso de tu habitación al área de arreglo personal. La total visión que tienes de tu fondo de armario te permitirá obtener un panorama completo de todo lo que cuentas para salir. Ideal para los más indecisos al momento de ir a trabajar o salir a comer.

El problema con esta alternativa es que debes mantenerlo siempre en orden. No te gustará verlo desorganizado al traer una visita a la habitación y ni siquiera tu estarás contenta con ello. Para solucionarlo puedes instalar una sutil cortina que corte un poco la visión de esta zona.

En cambio, con los armarios cerrados nunca tendrás este problema. Pero en realidad lo más importante y el objetivo de este artículo es que logres de una vez organizar tu vestidor de forma tal que lo encuentres todo siempre. Sin embargo, tener un vestidor con puertas te permitirá proteger tus prendas con mayor seguridad.

Elige la opción que mejor te convenga y aquella que se adapte igualmente a la decoración de tu cuarto. Te invitamos a ver las ideas que te proponemos mostradas en las fotos, para que valores si se acomodan o no a tu estilo de decoración.

Organiza tu vestidor de forma funcional

De acuerdo al tipo de prenda, los colores o las veces que lo utilizas. Busca la alternativa idónea para las prendas que tienes y que se acomode a tu sistema de organización.

En la zona superior del vestidor, aquella que tiene difícil acceso, coloca maletas con la ropa de temporada, también bien organizadas. Utiliza esta área para almacenar cajas con prendas que no planeas ponerte en el futuro próximo pero que no deseas deshacerte de ellas.

organizar un vestidor

Identifica las cajas con etiquetas

Donde nombres todas las prendas que estas guardando en el interior de las mismas. No te preocupes, las recuperarás todas el próximo año y te sorprenderá incluso saber de aquellas piezas que no recordabas ni que tenías. Utiliza cada caja para un mismo tipo de prenda, es otra forma de optimizar el espacio y mantenerlo todo organizado.

La zona media para la ropa y otras prendas que estés usando actualmente. De esta forma estarán más asequibles para ti al momento de usarlas. Finalmente la zona baja para los zapatos.

En el caso de las prendas que colocarás en perchas, te recomendamos que la organices clasificándola con anterioridad. Identifica la ropa para trabajar, la de deporte y la de salir de noche, por ejemplo en diferentes perchas y en distintas áreas. De esta forma siempre sabrás donde está aquel vestido de coctel negro que necesitas para esa fiesta espectacular.

Cada prenda debe tener su propio espacio. Evitarás la mezcla de olores y colores innecesarios, así como que se estropeen alguna que otra pieza.

Espejos en el Vestidor

Una pieza importante que no debe faltar en tu vestidor son claramente los espejos. Elige el que mejor combine con la decoración de tu habitación y coloca la iluminación en función del área donde estará ubicado el espejo. Así sabrás que tanto lo que te pruebas, como tu maquillaje estarán perfectos para salir de casa.

Estos son solo algunos de los consejos e ideas que puedes seguir para organizar tu vestidor. Siguiendo estas pautas conformarás un armario organizado, funcional y estético. Nunca más tendrás que demorarte para salir en busca de lo que necesitas, rompiendo el tópico de que las mujeres siempre vamos tarde por arreglarnos.

¿Te ha gustado?