La cocina es el lugar en donde pasan más tiempo los amos de casa. En ella se disponen a preparar deliciosas comidas y meriendas todos los días, 3 veces al día y hasta más, de ser necesario.

Es por esta razón que muchas veces cuesta mantenerla limpia y organizada. Claro, mucho depende también de la personalidad del cocinero.

Algunos son extremadamente limpios y ordenados y todo lo que van usando, lo van limpiando para evitar tener que trabajar de más al finalizar. Pero no se limitan a limpiar, sino que también ordenan todo, incluso platos, cubiertos, sartenes y ollas. Tienen todo perfectamente identificado y saben en qué lugar va cada cosa.

Esto les permite poder volver a ubicar con facilidad las tazas, platos, ingredientes, para una próxima preparación. Ya que la cocina no es simplemente sinónimo de comida. Abarca también todos aquellos elementos que utilizamos para prepararla, como la estufa, el microondas, los utensilios, entre otras muchas cosas.

Sin embargo, el otro extremo también es muy común. Hay personas que, sea por la rutina que llevan o porque son desorganizados por naturaleza, les cuesta mantener limpia y ordenada su casa, lo que incluye, por supuesto, su cocina.

Cómo organizar la cocina

De hecho, muchas veces, este suele ser el lugar más sucio de la casa, después del baño, lo que es mucho decir.

Si ese es tu caso y deseas cambiar tus malos hábitos, te tenemos buenas noticias, puedes comenzar hoy mismo, ya que te estaremos dando consejos y sugerencias sobre cómo puedes organizar tu cocina y mantenerla así.

Habrá momentos en los que nuevamente estará desorganizada pero estos serán la excepción de la regla. Lo importante es que tengas conciencia de ello y tomes cartas en el asunto lo antes posible. Ya que mientras más tiempo pase, más difícil será que hagas algo al respecto.

Instrucciones para organizar la cocina

Ya sea que te estés mudando o que simplemente quieras cambiar el ambiente de tu cocina, mantenerla organizada te permitirá hacer las cosas con más rapidez y agilidad.

Por ello, si deseas tener organizada tu cocina, lo primero que debes hacer es tener conciencia de las cosas que tienes. A más de uno nos ha pasado que, en ocasiones, tenemos cosas guardadas cuya única función es acumular polvo y ocupar espacio. Lo peor del caso es que, muchas veces, hasta desconocemos su existencia.

Tómate el tiempo para revisar detenidamente las gavetas de tus muebles para así saber lo que tienes en tu cocina.

Cómo organizar la cocina

Luego de hacer eso, desásete de todo lo que no utilices o pienses que no vas a necesitar. Si tienes, por ejemplo, dos exprimidores de naranja o dos escurridores de pasta, ¿por qué no regalas uno?

Si no deseas regalarlos, hay otras opciones, también puedes venderlas. Así le estarías sacando provecho a esos trastes viejos que ya no utilizas.

Otra manera de mantener organizada tu cocina, es remplazando las cosas que están dañadas o rotas. Si no puedes reemplazarlas, proponte repararlas o, simplemente, deshazte de ellas.

Coloca las cosas que más utilices en lugares que sean accesibles para ti. Por ejemplo, lo que uses menos lo puedes colocar en gabinetes que estén más altos o puedes ponerlas detrás de lo que sí usas a menudo. Esto te permitirá saber en dónde está cada cosa.

Organiza la cocina por áreas. Por ejemplo, lo que va en la despensa o alacena, lo que va donde preparas los alimentos, donde horneas, donde guardas los implementos de limpieza, donde están los platos, servilletas, cubiertos, etc.

¿Estarás siendo extremista si haces eso? ¡Para nada! Tener la cocina organizada de esta manera, te ayudará a tener la certeza de saber dónde está cada cosa. ¿Te ha pasado que, muchas veces, aseguras que dejaste una cosa en cierto lugar y no está?… Eso se debe a la falta de organización. En cambio, si procuras mantener el orden, te ahorrarás el tiempo de búsqueda.

Si ves que tienes cosas en tu cocina que pertenecen a otra área de la casa, ¿por qué no las sacas de ahí? Es mucho mejor llevarlas al lugar al que pertenecen. De esa manera evitarás que se dañen debido a las condiciones que se manejan siempre en la cocina.

Evita acumular cosas en tu mesón. Es el lugar de la cocina que, generalmente, más utilizamos. Siempre debemos procurar tenerlo limpio y despejado para que esté listo para cuando lo vayamos a utilizar otra vez.

Mantener organizada la cocina es una cuestión de hábitos. Debes poner de tu parte y adquirir esta sana costumbre de organizar.

¿Que necesitas para organizar la cocina?

Hasta ahora, has podido darte cuenta que organizar no es una tarea demasiado difícil. Además, te hará la vida mucho más fácil.

Para organizar tu cocina no necesitas demasiado. Bastará con un par de cosas para que veas cómo es posible que, una cocina pequeña, esté limpia y bien organizada.

¿Acostumbras a botar los frascos de boca ancha en donde vienen las salsas o la mantequilla de maní? No lo hagas más, al menos por ahora. Pueden serte de mucha utilidad, ¿cómo? Quítales las etiquetas que traen y retira el exceso de pegamento seco que puede quedarles. Luego, estarán listas para rotularlos nuevamente, pero esta vez con nombres como frijoles, pasta, arroz, café, entre otros.

Ya no más bolistas amarradas con restos de alimentos. En realidad es poco estético y, aunque no lo parezca, menos práctico. De hecho, los frascos te permitirán aprovechar bien el espacio, ya que puedes apilar uno frasco pequeño sobre uno más grande.

Buena idea, ¿verdad? Si lo deseas, puedes decorar los frascos en lugar de rotularlos, todo dependerá de tu gusto y necesidades.

Por otra parte, puedes agrandar tu fregadero, o lavaplatos, con un organizador de bolsillo. Allí puedes colocar cosas relacionadas con la limpieza. Pero si esta idea no es de tu agrado, también puedes colocar una pequeña cesta debajo de tu lavaplatos y colocar esas cosas ahí. Así nadie más que tú, y los miembros de la casa, las verán.

También puedes forrar, por dentro, la puerta de tu gabinete con láminas de corcho para que puedas aprovechar al máximo el espacio, colgando allí cosas livianas.

Otra cosa que te será de mucha utilidad son las repisas o estantes. Puedes colocar un par, una sobre la otra para organizar tus especies. Si tienes un mayor poder adquisitivo, puedes comprar especieros magnéticos y adherirlos a un costado de tu nevera. Se verán muy originales.

Otra buena opción es comprar un carrito rodante. En él puedes organizar muchas cosas de tu cocina, por si te falta espacio. Además, puedes colocarlo a un costado de tu estufa para que no estorbe el paso.

Dile adiós al bloque de manera para colocar los cuchillos. Puedes ahorrarte ese espacio utilizando un organizador que puedas fijar a la pared. Eso te permitirá poder seleccionar el cuchillo que vas a utilizar con mayor facilidad, pues sus tamaños están a la vista.

Organizar puede ser para ti una tarea divertida y liberadora. Verás que tus esfuerzos serán bien recompensados con tiempo que podrás invertir en otras actividades o en, simplemente, descansar. Cada minuto cuenta. No des por sentado que tu naturaleza es ser desorganizado y nunca vas a cambiar. Tú puedes ser organizado.

Consejos para organizar la cocina

Recuerda que solo te hemos estado dando sugerencias sobre cómo organizar tu cocina. Tú decides cuál utilizar y cuál no. Además, eres el que mejor conoce el espacio y la capacidad de tu cocina y sabes muy bien cuál es el presupuesto con el que cuentas.

Estas han sido tan solo ideas para que abras tu imaginación y te permitas hacer algo con respecto al desorden de tu cocina. De seguro que leer estas sugerencias te ha permitido producir tus propias ideas, ¿por qué no te atreves y lo pones en práctica? No hay nada que temer y mucho que ganar.

Evita la tentación de ir a las tiendas que venden artículos para organizar las cosas que ya no usas. Si no les das utilidad, ¿para qué tenerlas? Incluso, con el transcurso del tiempo, podrían dañarse o llenar de insectos indeseables tu cocina.

Sé realista y organiza tu cocina según lo que acostumbras a hacer, no según lo que es en tu mente una cocina ideal. Por ejemplo, si no utilizas el horno, ¿para qué acumular bandejas y refractarias? Puedes guardar unas pocas por si en algún momento decides usarlo en una ocasión especial como tu aniversario de bodas, entre otras situaciones.

También puedes clasificar los ingredientes de cocina dependiendo de para qué son. Por ejemplo, los de comida china todos juntos, los de comida árabe, los de comida étnica, etc. So te permitirá ganar tiempo al no tener que estar leyendo para identificar y distinguir cada ingrediente.

Cómo organizar la cocina

Por otra parte, adecúate a tus circunstancias. Si ahora trabajas más y comes con más frecuencia fuera de casa, deja a la mano solo aquello que vas a utilizar. No hay por qué tener al alcance cosas que, por ahora, no son necesarias.

No se nace siendo organizado, debes hacerte una persona organizada y eso no lo lograrás de la noche a la mañana. Habrá oportunidades en donde notarás que has reincidido en el desorden pero no te des por vencido. Apenas te percates de ello, haz algo al respecto.

Dejar un objeto fuera de su lugar puede parecer más cómodo pero, lo cierto es que, con el paso del tiempo, eso te pasará factura de una u otra manera.

Ponte metas con respecto a organizar tu cocina y el tiempo que permanecerá así. Ya verás que poco a poco disfrutarás de una cocina organizada.

¿Te ha gustado?