Los zapatos de ante nunca pasan de moda y cada vez más varían sus modelos tanto para dama, como para caballeros. Estos son elaborados casi siempre por pieles de animales; como por ejemplo, piel de alce y de ovejos. Son sumamente cómodos y bonitos muy buenos para mantener calienticos los pies durante el invierno.

Sus texturas varían en cuanto al grueso de sus pelitos y los colores que le proporcionan a los zapatos. Cabe destacar que no solo se fabrican calzados con este tipo de piel, el ante o la gamuza se utilizan para elaborar; bolsos, carteras, chaquetas, alfombras, sombreros, muebles, tapicería de los coches y muchas cosas más.

Es por eso que es de suma importancia aprender a cuidarlos y mantener esta piel como el primer día que compramos los zapatos. El zapato protege nuestros pies para aislarlo del medio ambiente; ya sea del frio en invierno o del calor en verano. Por eso este tipo de material es ideal para confeccionar muchos tipos de calzados, que pudieran ser desde deportivos, casuales o formales.

Los zapatos son como las llantas de los coches, ellos reciben mucho maltrato y mucho sucio que se encuentra a lo largo de cada paso que vamos dando. Y muchas veces se nos manchan o se les pegan goma de mascar, entre otros sucios, que le quitan vistosidad a los zapatos.

Si buscas una solución para limpiar zapatos de gamuza aquí te dejamos este artículo muy interesante.

Es por eso que muchos sacan conclusiones de las personas, cuando le miran los zapatos. Casi siempre, dicen que si una persona tiene los zapatos sucios, es porque es un descuidado y desordenado; y muchas veces eso es verdad, pero hoy tenemos varias recomendaciones para que tus zapatos estén impecables y siempre hablen bien de ti, como persona.

En el mercado existen muchísimos productos de limpieza para los zapatos de ante e incluso venden kit de mantenimiento y limpieza de este tipo de piel. Pero en casa también existen muchos productos que pueden servir para siempre tener unos zapatos como nuevos y muy bonitos. Más adelante te explicaremos paso a paso, cómo atacar cada tipo de mancha y cómo hacerlo de la forma correcta, para evitar dañar la gamuza o el cante.

Recordemos que la superficie de la piel de ante es muy delicada y absorbe mucho el polvo así como cualquier líquido que le caiga; por ejemplo, las manchas más difíciles son las de aceite o grasa, pero no son imposibles de quitar.

Eso sí, tienes que seguir con mucha atención y cuidado todos nuestros consejos. Por qué si se daña la superficie a limpiar, perderás el calzado y el dinero que invertiste en ellos.

Lo mejor es que cuando llegue el invierno, tengamos nuestros zapatos como nuevos y listos para salir a recorrer todo lugar con la frente en alto y con los zapatos limpiecitos como recién comprados. Ya que si cada vez que llegue el invierno vas a gastar en zapatos nuevos, tendrás un gasto enorme y sin necesidad, por eso a continuación te detallaremos varios consejos para que aprendas a cuidar y amar tus zapatos de ante.

Instrucciones para limpiar zapatos de ante

  1. Lo primero es que ubiques un cepillo para gamuza o un cepillo de diente que no utilices, o que utilices solo para la limpieza de los zapatos de ante.
  2. Luego, identifica el tipo de mancha que tiene tu zapato; por ejemplo, si es de polvo, de barro, de grasa, de goma de mascar o de cualquier otra cosa.
  3. Si la mancha es de polvo, y es en todo el zapato por el uso normal, no lo sumerjas en agua para lavarlo completo, ya que el agua, afectará la textura de los pelitos de la piel.
  4. Compra una soda de lata o de un litro y coloca un poco en una taza, con el cepillo de dientes empieza a mojarlo en la taza de soda y frota todo el zapato, pero en dirección de los pelitos.
  5. Peina siempre la piel del zapato con mucha suavidad y con abundante soda, pero siempre en dirección de los pelitos, porque si lo haces al contrario, estarás metiendo más a dentro el polvo.
  6. Luego que termines toda la superficie de los dos zapatos, no los coloques a secar al sol o a la calefacción, esto dañara la piel. Sécalo con un paño seco que no tenga pelusa lo más que puedas, y espera unas 24 horas a que se seque solo con temperaturas normal del clima.
  7. Si las manchas son de barro, entonces toma los zapatos y espera que se seque el barro, ojo sin que le dé el sol al zapato.
  8. Después que este seco el barro, toma el cepillo de diente seco y cepilla la piel donde este pegado el barro, después de quitarlo todo lo que se pueda. Termina de quitarlo con un poco de soda y después espera que se seque.
  9. Si se te pego una goma de mascar a tu zapato de ante, no te preocupes ni trates de quitarla con algún objeto, ya que puedes dañarlo más, la forma más sencilla es metiendo tu zapato en una nevera o congelador por 72 horas. Al congelarse la goma se despegara con la mano fácilmente y sin causarle daño a la piel.
  10. Si la mancha es de aceite o grasa, puedes utilizar un poco de amoniaco y frotarlo con el cepillo de diente, de forma muy suave, solo en el sitio afectado y verás que desaparece.
  11. Otra forma de quitar las manchas de grasa o de salsas es con un poco de vinagre y bicarbonato, se frota con el cepillo y después se deja secar.

¿Que necesitas para limpiar zapatos de ante?

  • Cepillo para gamuza o cepillo de dientes.
  • Soda.
  • Bicarbonato.
  • Amoniaco.
  • Vinagre.
  • Lentes de protección.
  • Guantes de látex.
  • Mucha paciencia y seguir los consejos.

Consejos para limpiar zapatos de ante

  1. El primer consejo es que nunca metas a lavar los zapatos de ante un la lavadora, la piel se daña con el agua y el jabón.
  2. No lo coloques a secar al sol o a la calefacción por que se tostara la piel y perderá su textura y color de inmediato.
  3. No utilices un cepillo de celdas duras o medianamente duras ya que al frotarlo dañaras la superficie de terciopelo.
  4. Algunos productos químicos son muy buenos, como por ejemplo espumas y espráis pero son muy costosos.
  5. Si las manchas de grasa u aceite no se quita de inmediato no te preocupes, avece pasa, repite en varios días seguidos el procedimiento de forma suave y veras los resultados.
  6. Evita que tus zapatos se mojen con polvo o barro ya que esto les afectara mucho y será difícil de limpiar.
  7. Si no tienes soda para limpiarlos, no utilices otro tipo de refresco con colorantes ya que se pueden machar y dañar de forma irreversible.
  8. Ten mucho cuidado con los ojos y tus manos cuando estés aplicando el amoniaco, te recomendamos que utilices guantes de látex y lentes de protección. Ya que son productos muy fuertes y te pueden afectar, al tener contacto con la piel y ojos.
  9. Si vas a utilizar un cepillo de dientes, te recomendamos lo guardes en un lugar seguro y aparte del baño, para que no te vayas a confundir y te cepilles los dientes, con un cepillo, lleno de amoniaco.
  10. Una de las cosas más importantes para el cuidado de los zapatos de ante es que sepas reconocer el tipo de mancha y así puedas aplicar la técnica recomendada para cada caso con eficacia, porque de lo contrario, no podrás resolver bien el problema del sucio adherido a la piel.
  11. Vamos, anímate y sigue los consejos de este articulo para que tus zapatos de antes luzcan como nuevos y los puedas usar durante muchas temporadas de invierno ahorrándote unos euros y sacando el máximo provecho a estos, recuerda que estas técnicas también las puedes aplicar a carteras, chaquetas, alfombras y tapicerías de coches.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.