Los inodoros son una de las partes de nuestra casa e incluso sitios de trabajos que más frecuentamos. Ya que en ellos hacemos nuestras necesidades fisiológicas y que tiene que estar lo más limpios posibles. Para que podamos usarlo tranquilamente y sin desconfianza de que podamos contraer alguna enfermedad por estar sucio.

En estos se acumulan una gran cantidad de bacterias y microbios que producen malos olores y que también producen unas manchas por la cantidad de sales y minerales que pasan por su superficie, haciendo que se vean opacos y sucios.

Los inodoros fueron diseñados, lo más ergonómicos posibles, pero su limpieza es de suma importancia, ya que, si se encuentran sucio podemos tener infecciones en la orina y muchas enfermedades más. Recordemos que en ellos colocamos nuestros genitales y también el de nuestros hijos, que muchas veces por ser pequeños les cuesta más sentarse en ese trono a realizar sus necesidades.

La mayoría son hechos de cerámica y en diferentes colores para poder adaptarse a cada ambiente de las casas, pero tenemos que tener mucho cuidado al momento de limpiarlo. Muchas personas colocan en su parte de arriba, revistas y periódicos para leer mientras están relajados haciendo su necesidad, pero todo esto hay que retirarlo al momento de realizar su limpieza, si es que queremos que quede bien.

En los supermercados y tiendas venden miles de desinfectantes químicos y con diferentes olores, pero es mejor trabajar con lo natural y nos estaremos ahorrando unos cuantos euros que podemos invertir en muchas cosas más.

Cuando el inodoro se deja varios días sin usar y con un poco de agua en su taza, generalmente le sale una macha gris oscura o marrón de sarro o cal que se pega fuerte y que no es fácil de quitar solamente con el rose de un cepillo y jabón, para esto tenemos que utilizar unas técnicas más agresivas que te explicaremos más adelante. Además, te recomendamos utilices guantes de látex y lentes protectores para los ojos. Ya que en este lugar se acumulan muchas bacterias.

Muchas parejas recién casadas, tienen problemas por la limpieza y el mantenimiento del inodoro, ya que casi siempre el hombre se despierta de noche a orinar medio dormido y salpica de orina el vaso y el piso del inodoro; lo que genera un mal olor a orina en pocas horas, por eso caballero, si quieres salvar tu matrimonio y tener a tu esposa con una sonrisa de oreja a oreja, este artículo es para ti también. Y veras que se van, los malos olores y tu inodoro siempre estará muy limpio.

Cómo limpiar un inodoro

Por otro lado, si no se tiene el inodoro limpio, esto es un foco de bacterias que atraen mucho a las cucarachas y chiripas que tantas enfermedades trasmiten a los seres humanos y que nadie quiere tener en su casa. Por eso lo más recomendable es que lavemos bien el inodoro por dentro y por todas sus partes externas incluyendo el piso a su alrededor que generalmente es de azulejos.

Todo inodoro, tiene una tapa de plástico, con una orilla que es la que nos sirve de soporte entre la loza y la piel de nuestro cuerpo, esta hay que desinstalarla o quitarla para que la limpieza sea más efectiva, generalmente tienen unos dos tornillos de plástico, con dos tuercas de plástico que se quitan fácilmente con la mano sin utilizar ninguna herramienta.

Es importante tomar en cuenta, que el material del inodoro es un poco frágil y quebradizo, como el vidrio. Por lo que no debes golpearlo con ningún objeto solido o lo romperás muy fácilmente, perdiéndolo por completo. Ni tampoco puedes utilizar cepillos de púas de alambre o lijas, para tratar de quitar las manchas o el sarro porque lo dañaras de forma irreversible.

Una de las partes que más tienes que tener limpia en casa es el inodoro, si llega una visita y te pide prestado la sala sanitaria, cuando esta entra se consigue con un inodoro manchado y lleno de chispas de excremento, con mal olor, de seguro se sentirá muy mal y saldrá corriendo de tu casa con una muy mala impresión. Pero si por el contrario consigue todo limpiecito podrá hacer su necesidad tranquila y relajada.

Por eso te animamos a que tomes los mejores consejos que este artículo tiene hoy para ti.

Instrucciones para limpiar un inodoro

  1. Lo primero que tienes que hacer es estar preparado para la guerra que en este caso es con el sucio y las bacterias del inodoro. Con unos guantes de plásticos, lentes de protección para los ojos y un cepillo de celdas suaves para inodoro.
  2. Para empezar quita del tanque del inodoro todo lo que te pueda estorbar o malestar para sí limpieza, como por ejemplo; revistas y periódicos.
  3. Retira las dos tuercas de plástico que sostienen la tapa plástica del inodoro.
  4. Toma un balde y agrega dos litros de vinagre blanco, 200 gramos de bicarbonato de soda, y una taza de jabón líquido.
  5. Empieza por el vaso, con el cepillo para inodoro agrega esta mezcla y comienza a frotar bien todo la parte interna del vaso dejándolo remojado, mientras empiezas a frotar con esta mezcla toda la parte de afuera del inodoro.
  6. Empieza por la parte más alta, que es el tanque del inodoro hasta la parte del suelo donde están los azulejos y todo el alrededor del inodoro.
  7. Luego, con una manguera con agua, quita la mezcla de afuera, y vuelve a cepillar el vaso del inodoro por dentro para que termine de despegar el sarro y la cal de adentro.
  8. Baja la palanca del inodoro para que el agua se lleve toda la mezcla y que de limpio.
  9. Si te quedo cal o sarro pegado, te recomendamos que le agregues un litro de coca cola, con dos cucharadas de bicarbonato de soda y lo dejes remojando por lo menos 4 horas, esto hará que se despegue la cal del vaso.
  10. Después de este procedimiento, como ya está limpio por fuera solo toma el cepillo y agrégale un poco de jabón líquido y agua y frota la parte que tenía cal o sarro, veras que queda totalmente limpio tú inodoro y sin manchas.

¿Que necesitas para limpiar un inodoro?

  • Vinagre blanco.
  • Jabón líquido.
  • Bicarbonato de soda.
  • Cepillo de celdas suaves para inodoro.
  • Balde con agua.
  • Coca-Cola.

Cómo limpiar un inodoro

Consejos para limpiar un inodoro

  1. Lo primero es que este procedimiento lo puedes hacer una vez a la semana o los fines de semana.
  2. No utilices esponjas de brillo o papel de lija para quitar la cal o el sarro del inodoro.
  3. Si eres hombre y estas casado, trata de apuntar bien al inodoro, para que no lo llenes de orina por todos lados, te aconsejamos que aprendas a orinar sentado, como la hacen las damas y de esta forma la orina siempre caerá dentro del inodoro.
  4. No dejes la orina en el vaso de un día para otro, porque esto hace que se te manche más rápido el inodoro con cal o sarro.
  5. No le agregues a tu inodoro agua hirviendo, esto puede hacer que se quiebre y que se pierda es color dentro del vaso, por lo que se verá muy feo.
  6. No le agregues cloro, ni productos que contenga soda caustica, porque esto también te dañara la superficie del inodoro.
  7. Si tú inodoro duro mucho tiempo seco, sin uso y tiene mucha cal pegada, agrégale una Coca-Cola, un día antes para que esta se despegue poco a poco y de seguro al pasarle suavemente el cepillo con agua de jabón te quedara limpiecito y listo para usar.
  8. Recuerda que con un inodoro limpio, mantendrás una buena higiene y salud para ti y toda tu familia que utilizan a diario este lugar para hacer sus necesidades.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.