Todos tenemos un horno en la casa, algunos a gas y otros eléctricos; pero esto es un artefacto electrodoméstico que se ha convertido en una tradición. Realizar comidas en el horno es algo muy delicioso y además sano. Ya que el horno saca de las carnes su grasa poco a poco y le da un sabor especial a las comidas.

También podemos elaborar sabrosas pizzas, pastichos y muchas recetas deliciosas, por otro lado, si estamos un poco mal de salud. La comida horneada es una de la más sanas recomendada por los médicos para disminuir el colesterol. Los panes quedan especiales y ni hablar del pavo al horno.

Pero todas estas recetas van botando residuos de comida y vapor de agua con grasa; la cual se va pegando al interior del horno y se le va haciendo una capa gruesa. Siendo un poco difícil de remover con el tiempo. Haciendo que el horno se vea sucio y feo, haciendo que tome malos olores.

Esto muchas beses hace que se metan en la noche los ratones y las cucarachas; empeorando más la situación y cuando lo vallas a utilizar tendrá una mezcla de mal olor de comida vieja y restos de ratón, cucaracha, que será imposible de seguir utilizando.

Para que esto no suceda, se debe hacer un mantenimiento seguido y más que todo después de utilizarlo, porque al dejar pasar el tiempo será más difícil de limpiar. Y se tiene que utilizar métodos más agresivos y utilizar más tiempo valioso que muchas veces no se tiene producto del estrés de la vida diaria.

Si te gusta mucho cocinar en el horno, hacer siempre pollo y plátanos horneados, este artículo es para ti. Los hornos en especial los eléctricos hay que ser muy cuidadoso para su mantenimiento. Ya que estos poseen una resistencia que es la que produce calor; que hay que tener mucho cuidado de no romperla o dañarla al momento de realizar su mantenimiento.

Muchos hornos traen su manual para indicarte las partes eléctricas que son muy delicadas y que debes tener un especial cuidado con ellas. Cabe destacar, que el agua o la humedad con la electricidad no quiere nada, son elementos sumamente peligrosos, por lo cual hay que tener medidas extremas; para no recibir una descarga eléctrica que nos puede causar la muerte de inmediato.

Claro los hornos eléctricos por lo general son más fáciles de desarmar y un poco más pequeños que los que son a gas. Sus diseños son muy prácticos y sencillos para poder hacer una limpieza rápida después de utilizarlos. Pero siempre tomando en cuenta las normas de seguridad e higiene.

Muchas personas tratan de evitar que la grasa se salga y se derrame dentro del horno, colocando bandejas altas y tapándolas con papel aluminio; pero esto no evita que el vapor de agua que botan las recetas, salgan con su carga de grasa. Pegándose esta por todas las paredes internas del horno eléctrico.

Casi siempre también traen unas parrillas internas que se pueden sacar fácilmente las cuales sirven para hacer plátanos y carnes o muslos de pollo. Lo cual quedan muy sabrosos, pero estas recetas son unas de las que derraman más grasa dentro de la estructura del horno. Y si no se limpia quedara el horno hecho un desastre y con un olor irresistible para los roedores e insectos.

Instrucciones para limpiar un horno eléctrico

  1. Lo primero que tienes que hacer es que si vas a limpiar el horno, debes asegurarte que este desconectado del toma corriente.
  2. Luego antes de empezar a realizar el mantenimiento debes tomar el manual del horno, para que puedas desarmarlo todo y conocer cuáles son las partes eléctricas delicadas.
  3. Después, saca las parrillas y las bandejas del horno para que las puedas lavar a fuera más fácil.
  4. Toma medio litro de jabón líquido y agrégale 100 gramos de bicarbonato de soda.
  5. Luego, toma el vinagre blanco y agrega media taza de vinagre.
  6. A la mezcla colócale 15 limones exprimidos pero que estén verdes.
  7. Después que este esto mezclado y emulsionado, toma una esponja de lavar platos y comienza a colocarle esta fórmula a las paredes y tapa del horno por dentro en forma circular.
  8. Déjalo con este producto como una hora y después con la misma esponja de lavar platos y un poquito de agua lo vas retirando.
  9. Este mismo procedimiento lo vas a realizar con las bandejas y las parrillas.
  10. Luego, que estés bien limpio debes tratar de sacarle bien el desengrasante de la fórmula que te enseñamos a preparar. Ya que si queda pegada se comerá la superficie y la dañara por causa de los ácidos.
  11. Para quitar bien esto puedes tomar unos paños húmedos con agua y pasarlo por toda la parte interna del horno hasta dejarlo completamente limpio y sin detergente.
  12. Esto lo hacemos de esta manera porque si derramas agua dentro del horno, puedes afectar mucho las partes eléctricas y después no va a calentar.
  13. Los artefactos electrodomésticos en especial los hornos no viene diseñados para limpiarlos directamente con agua y jabón; como es el caso de los hornos que funcionan con gas natural.

¿Que necesitas para limpiar un horno eléctrico?

Cómo limpiar un horno eléctrico

Consejos para limpiar un horno eléctrico

  1. El primer consejo, y uno de los más importantes, es que no desarmes ni limpies el horno eléctrico conectado a la electricidad, ya que puedes tener una descarga eléctrica y perder la vida en segundos.
  2. Identifica bien cuál es la resistencia que genera calor, que casi siempre están colocadas en la parte de abajo y de arriba dentro del horno eléctrico.
  3. No laves ni limpies las resistencias ya que estas como producen gran cantidad de calor, todos los residuos de comida que caigan en ella quedan pulverizados por el calor. Y si la lavas o limpias, puedes dañarlas y tendrás que desechar el horno ya que esta es su principal pieza.
  4. Esta resistencia también tiene a sus extremos unos cables de alta temperatura con unos terminales especiales que si les cae detergente o jabón liquido se pueden dañar, por lo que debes ser muy cuidadoso al momento de aplicar la formula casera que te explicamos anteriormente.
  5. No dejes que se acumule el sucio dentro de tu horno, porque si no será casi imposible de limpiar. El sucio y la grasa se pegan y se endurecen de tal forma que se tendrá que utilizar soda cautica para poder removerlo, lo cual no queremos ya que este producto químico es muy toxico y malo para la piel.
  6. Esta fórmula sencilla te la recomendamos porque ha dado muy buenos resultados y cuando vamos a usar el horno lo podemos conseguir siempre limpio y listo para realizar nuestras mejores recetas, y si por casualidad se termina la formula estos son artículos que no pueden faltar en casa.
  7. No utilices cloro ni desengrasantes químicos con amoniaco; esto cuando enciendas el horno votan gases contaminantes muy malos que los van a adsorber tus alimentos.
  8. No utilices esponjas de acero o de brillo ya que estas desgastan mucho la superficie del horno, lo rallan y lo ponen muy feo y desgastado.
  9. Tampoco utilices querosén o gasolina para sacar la grasa pegada dentro del horno, puedes ocasionar un incendio cuando lo enciendas.
  10. Si ves que se está derramando la grasa del pollo o de la carne cuando estés haciendo tus recetas. Colócale una bandejillas pequeña debajo para que no se meta la grasa hasta el interior del horno eléctrico en sitios donde no tengas acceso.
  11. Nunca dejes tu horno abierto y menos con desechos de comida porque sería como ponerle un restaurante a los roedores de noche para que vengan a comer y estos siempre traen enfermedades y bacterias.
¿Te ha gustado?
42 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.