Los radiadores son una especie de pulmón, que pueden utilizarse tanto para calentar un ambiente o para mantener una temperatura estable en el interior de los motores de los coches.

Generalmente están hechos con tuberías de cobre o de bronce con unas celdas de aluminio que hacen que la temperatura del agua que circulan en su interior se disipe y se expanda. Muchas personas en España y en el mundo entero tienen uno en sus casas, como calefacción o como aires acondicionados. El problema es a la hora de hacerle el mantenimiento, ya que son muy delicados y fáciles de romperse.

Claro, esta tarea no es imposible, pero hay que tomar en cuenta ciertos detalles para poder alagar su vida útil y más si se trata del radiador del coche; ya que si este está topado de sucio o está roto seguramente tu coche se sobrecalentara y se te dañara el motor, e incluso la caja de cambios. Teniendo que hacer un gasto muchísimo mayor sin necesidad.

Todo radiador funciona con un ventilador o con un electroventilador que hace pasar a través  una fuerza de aire donde se va a producir su principal función. Si el aire no circula porque el panal está tapado de sucio, este no funcionara de ninguna manera. Por eso, en ocasiones no solo hay que limpiar el radiador sino también el ventilador que lo sopla o inclusive los filtro de aire que algunos se les colocan.

Cabe destacar que es muy importante verificar que el panal y sus tuberías no estén rotas o tengan una fuga; ya que estos son, muy comunes productos de la humedad y el salitre y del ambiente. Por eso, es tan importante saber cómo limpiarlos y cada cuanto tiempo hay que realizar su limpieza. Ya que muchas personas dejan pasar mucho tiempo, y cuando lo van a hacer están tan sucios y sulfatados que se rompen solo con tocarlos.

En el mercado se pueden comprar muchos productos químicos, con base de soda caustica para sacar el sucio de forma muy rápida de los panales y de sus celdas, pero no los recomendamos. Primero, porque si te caen en los ojos puedes perder la vista de forma instantánea; y segundo, porque son tan fuertes que aunque trates de sacárselo todo con agua a presión, siempre quedan partículas pegadas y esto hace que se oxiden las tuberías muy rápido, se rompan y tenga fugas. Lo cual es grave pues se tendría que aplicar soldadura para repararlo.

Cómo limpiar radiadores

Por eso te daremos varios consejillos, que son muy útiles y que utilizaras productos que generalmente tengas en casita, teniendo muy buenos resultados sin poner en peligro tu salud e integridad física, alargando la vida útil de tu radiador y teniendo muy buenos resultados.

Cabe destacar que la parte interna de los radiadores, también se tapan con el sucio y la cal que produce el agua, haciendo que también deje de circular el agua y no realice su función, recordemos que a través de él circula agua a gran velocidad movida por una bomba de agua, o en muchas ocasiones líquido refrigerante o de calefacción.

A continuación, te daremos varios trucos y consejos para limpiar el radiador del coche y también como puedes limpiar el radiador de la calefacción de tu casa.

Instrucciones para limpiar radiadores

  1. Para limpiar el radiador del coche, hay que tomar en cuenta varias cosas, lo primero es ubicar los tornillos que lo mantienen firmes a la carrocería del coche.
  2. El radiador siempre está en la parte delantera del coche, para que a través del pase el aire que recibe de la carretera. Cuando está en movimiento el coche. Si no está en movimiento, entonces tiene en la parte de atrás un electro ventilador que hace pasar aire a través de su panal. Este hay que desinstalarlo y quitarlo para poder sacar el radiador.
  3. Una semana antes de quitar el radiador del coche, te recomendamos que quites la tapa por donde se le agrega el agua o líquido refrigerante y agrégale 300 gramos de bicarbonato, esto es para que se valla limpiando por dentro y se destapen sus tuberías internas.
  4. Luego, que este quitado el electro ventilador y el radiador con los tornillos sueltos, debes quitar las mangueras gruesas, que son las principales por donde entra y sale el agua que va para el vano motor.
  5. También tienes que desconectar dos mangueras finas que van del radiador a la caja del coche, esta parte es la que enfría y mantiene la temperatura de la caja de forma óptima.
  6. Después que todo este suelto, con mucho cuidado saca el radiador de la carrocería del carro, levantándolo de forma vertical para arriba y con cuidado que no se golpee con nada.
  7. Colócalo en el suelo, pero en sima de un neumático viejo; ya que sus tuberías son muy delicadas y cualquier mínimo golpe o rose lo puede romper.
  8. Toma un envase grande con agua y agrégale jabón líquido.
  9. Toma un cepillo de celdas muy suave y comienza a agregar el agua con jabón al panal, frotándolo suavemente de arriba hacia abajo.
  10. Luego toma la manguera de agua, con presión de agua y enjuaga para retirar el sucio y el jabón.
  11. Toma la manguera y agrega agua al radiador, con un poco de jabón liquido por la parte de adentro.
  12. Esto lo puedes realizar tapando con una mano la tubería gruesa, por donde circula el agua y después que esté lleno. Dejando que salga el agua con el radiador de forma vertical, como cuando está montado en el coche.
  13. Este procedimiento lo vas a realizar, unas varias veces, hasta que observes que el agua que sale de adentro del radiador, está completamente limpia.
  14. Luego que esté limpio, por dentro y por fuera, procede a montarlo en el coche e instalar todo las cosas que retiraste para poder quitarlo.
  15. Después de este procedimiento notaras que la temperatura de tu coche mejora mucho y le estarás alargando la vida útil a tu radiador y también al vano motor.
  16. Para limpiar el radiador de la calefacción lo primero que tienes que hacer es quitar los filtros de aire y lavarlos bien con agua y jabón líquido, utilizando un cepillo de celdas muy suaves para evitar maltratar.
  17. Después quitar las conexiones de las tuberías y los tornillos que sostienen el radiador, para poder sacarlo del calefactor.
  18. Al tenerlo a fuera te recordamos que el panal o pulmón son muy delicados y con cualquier mínimo tropezón o golpe se dañan.
  19. Toma tu manguera con agua a presión y agrega en un envase jabón líquido y con un cepillo suave comienza a frotar las dos caras del panal para sacarle todo el polvo y salitre que tenga pegado.
  20. Luego, enjuágalo con mucha agua y con la presión del agua, pásala por todo el panal para que salga el sucio que tiene en sus partes internas.
  21. En la parte de adentro agrégale un poco de jabón líquido y haz pasar agua con jabón por la parte interna hasta que el agua salga completamente limpia.
  22. Después de esto colócalo con mucho cuidado en el calefactor y listo veras como la temperatura de tu casa mejora mucho y su vida útil será más larga.

¿Que necesitas para limpiar radiadores?

  • Herramientas para coche.
  • Agua a presión o un hidrojet.
  • Jabón líquido.
  • Bicarbonato de soda.
  • Cepillo de celdas suaves.

Cómo limpiar radiadores

Consejos para limpiar radiadores

  1. Te aconsejamos que este procedimiento lo realices cada 6 meses.
  2. No utilices productos químicos a base de soda caustica.
  3. Te recomendamos jabón líquido de lavaplatos.
  4. Verifica que tu radiador no este roto o tenga fuga de agua o líquido, esto lo verás por que donde tenga la fuga se mancha y se oxida mucho. Si esto es así, lo puedes mandar a soldar y reparar antes de montarlo.
¿Te ha gustado?