Muchas cosas están fabricadas con metales. Todos estos se encuentran en su estado natural en la tierra en forma de óxido; gracias a varios procesos y a hornos de altas temperaturas los podemos transformar y moldear de acuerdo a las necesidades requeridas.

Desde que apareció la edad de los metales, la industria ha tenido muchísimos avances tecnológicos y científicos con los metales y también con el proceso de oxidación. Es importante resaltar que con el óxido de los metales también se crearon los materiales semiconductores que hoy en día se utilizan en la industria de la electricidad y electrónica.

El óxido daña y transforma la estructura de los metales, haciendo que pierda su funcionabilidad y resistencia, en el caso de los coches y de los barcos. El óxido se convierte en un cáncer que destruye todo lo que va a su paso y que, si no se detiene, deja todo dañado a su paso. Las cosas que son muy antiguas, si se les quita por completo el óxido también pierden valor.

En España con los cambios de clima y la humedad del ambiente hacen necesario que aprendamos a desarrollar varias técnicas sencillas la cual te mostraremos en este artículo y que son, muy interesantes. Para que puedas ganar la batalla contra el óxido y les puedas alargar la vida útil a todos los objetos metálicos que tengas en tu casa y por qué no en tu trabajo.

Una de las cosas que son más atacadas por el óxido son las herramientas de trabajo. Por ejemplo las llaves de tubo, los alicates, las pinzas, los destornilladores, el martillo, los serruchos. La cual es muy común tener en el hogar, porque siempre las vamos a necesitar en algún momento para realizar cualquier reparación.

Al tenerlas mucho tiempo guardadas y no quitarles el óxido, se pueden dañar de forma irreversible; y tendrás que estar comprando herramientas cada vez que se te presente un inconveniente, por lo que estarás gastando más dinero de la cuenta.

¿Cómo es el óxido?

Cómo limpiar óxido

Es importante reconocer cuándo un objeto se encuentra oxidado. Casi siempre les sale un polvillo de color marrón rojizo que se le encuentra en su superficie. Esto en el caso que el objeto sea de hierro o acero, pero si es de cobre o bronce, el color del óxido es verde claro, si es una puerta o una ventana que generalmente son de aluminio, el color del óxido es blanco y se identifica como si el material tuviera pegado un poco de talco o cal.

Este polvillo es lo que se conoce como oxido o proceso de oxidación. Muchos adornos y esculturas son hechos en cobre o en bronce y recién comprados son pulidos y se ven muy brillantes y pulcros. Pero cuando les empieza a aparecer el óxido se ven feos y opaco, pero no te preocupes, es un proceso natural en este artículo te daremos las mejores soluciones y muchos consejos.

Inclusive es penoso si tienes que prestar una herramienta a un vecino y cuando la sacas de la caja esta toda oxidada y dañada. Tenemos la solución, porque un alicate oxidado se tranca y no funciona, porque su articulación está llena de este polvillo, que no permite su buen funcionamiento. Recordemos que simplemente el metal trata de volver a su estado natural y con la humedad y el oxígeno se da este proceso de forma más rápida, por lo que realizar un buen mantenimiento y limpieza del óxido les dará una más larga vida útil.

Soluciones a la mano

En el mercado se encuentran muchos productos químicos y ácidos que son muy eficaces para eliminar o quitar el óxido, pero en casa, también tenemos muchas cosas que nos pueden ayudar con esta tarea y que son muy efectivos y más seguros para aplicar. Para la utilización de ácidos es necesarios que utilices, guantes especiales y lentes de protección, ya que si te cae una mínima gota de ácido en los ojos, puedes perder la vista en segundos. Por eso, lo natural es lo mejor y un poco de ingenio.

En algunas ocasiones solemos rayar el coche por que lo estacionamos mal o por que no calculamos bien la distancia. Dejando el metal descubierto al aire libre, en pocas horas empezará a oxidarse y por ese lado se irá levantando todo el resto de la pintura hasta quedar con toda la pieza oxidada. No te preocupes todo tiene solución, pero eso si se hace a tiempo.

Instrucciones para limpiar óxido

  1. Toda superficie de metal cualquiera que sea sufrirá oxidación y más si no tiene pintura o una capa que lo proteja de la humedad y del oxígeno.
  2. Si es el caso de tus herramientas, puedes tomarla y lavarla primero con agua y jabón con un cepillo de púas de alambres.
  3. Luego, déjalo remojando en un envase con jugo de limón puro, este lo puedes hacer exprimiendo 15 limones.
  4. Agrégale una taza de vinagre y tres cucharadas de bicarbonato de soda.
  5. Notaras que esta mezcla tendrá una reacción química y deja tu herramienta ya sea alicate o pinzas oxidadas 4 horas sumergidas.
  6. Después de este tiempo toma una hoja de liga, o una esponja de alambre de pulir ollas y comienza a frotar toda la parte oxidada.
  7. Trata de hacer esto con la misma mezcla de limón y vinagre para que sea más fácil la quitada o limpieza del óxido.
  8. Después que este brillante el metal, toma un cepillo de púas de alambre y trata de pasarlo por las partes más profundas y difíciles de la herramienta.
  9. Luego lávalo bien con agua y jabón líquido, para terminar sécala bien.
  10. Y finalmente, para que dure más tiempo sin oxidarse, sumérgela en aceite de coche por tres minutos. Luego de esto la secas bien con un paño y listo tu herramienta esta lista para guardarla y de esta forma durara más tiempo sin oxidarse.
  11. Si es en caso de un adorno o una escultura de cobre o bronce, puedes utilizar la misma mezcla de limón con vinagre y bicarbonato, pero tienes que ser más cuidadoso de no rayar la superficie del metal ya que estos son más suaves y delicado.
  12. Lo primero que tienes que hacer es colocarle la mezcla con un pincel o una brocha pequeña, y dejarlo mojado con esto como 9 horas
  13. Luego, con un cepillo de celdas suaves empieza a cepillar toda la pieza con la mezclas realizada.
  14. Toma un estropajo hecho con hojas de papel y frótales suavemente hasta que se vea lo brillante del metal.
  15. Al terminar de sacarle brillo, lávalo bien con agua y jabón para sacarle bien el ácido de la mezcla.
  16. Para finalizar aplícale una capa de vaselina con la yema de los dedos, si no tienes vaselina puedes aplicarle un poco de aceite de oliva que de seguro tendrás en tu cocina.
  17. Listo tendrás un adorno como nuevo y con un toque de amor que lo proejara por más tiempo del feo oxido.
  18. Si se te rayo la pintura o sufriste un pequeño accidente con tu coche, y se oxidó la latonería, toma la mezcla de limón, vinagre y bicarbonato y con una lija no muy gruesa, frótala en la parte oxidada hasta que quede brillante y sin nada de óxido.
  19. Luego, lávalo bien y sécalo, al terminar aplica un poco de pintura de fondo y quera protegido del óxido, hasta que lo puedas llevar al taller de pintura.

¿Que necesitas para limpiar óxido?

  • Papel de lijas.
  • Limones, vinagre, bicarbonato.
  • Agua y jabón líquido.
  • Cepillo de púas de alambre.

Cómo limpiar óxido

Consejos para limpiar óxido

  1. Recuerda sacar bien la mezcla realizada por que si no está te oxidara más rápido la superficie.
  2. Siempre que quites o limpies el óxido, recuerda colocar una capa fina de aceite o vaselina para protegerlo del medio ambiente. La pintura también es un buen protector de los metales.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.