Antes que se inventaran las monedas se realizaban intercambios de productos en forma de trueque, ya sea de alimentos o de cualquier objeto que las personas quisieran tener; como por ejemplo, el que tenía un saco de papa, lo podía cambiar por un carnero o unos pollos.

Pero con la llegada de las monedas, empezó una nueva forma de realizar el comercio y el intercambio de productos. Con un trozo de metal redondo, ya sea de cobre bronce o níquel. Se le agregó un valor en número, o ponderación a cada una de ellas. Este valor venia impreso en sus caras en forma de relieve. Con la cara de algún gobernante o rey de la época o del reino donde se manejaba esta economía.

También, en una época se fabricaron monedas de oro, que eran unas de las que tenían más valor y que muchas personas llegaron a utilizar. Al pasar el tiempo estas monedas fueron tomando más y más valor. Ya que no solo valían por el oro, con que fueron fabricadas sino que tenían un valor importante, en el momento histórico donde se les dio su utilidad. Siendo hoy en día uno de los legados más importantes de muchas luchas y batallas política y social de cada época.

Por eso si te gusta coleccionar monedas y tienes varias monedas antiguas y quieres mantenerlas limpias y en buen estado, este artículo es para ti. Aquí te daremos varias recomendaciones que te serán sin duda alguna de mucha utilidad. Esta tarea tiene que realizarse con mucho cuidado, o de lo contrario la moneda perderá su valor histórico y solo quera en tu mano un pedazo de metal sin ninguna importancia, cosa que nadie quiere que suceda.

Cómo limpiar monedas antiguas

Es importante resaltar algo que muchos coleccionistas lo saben: las monedas antiguas no se pueden lijar o rayar, porque esto hace que su información en relieve se vea muy afectada, haciendo que pierda mucho su valor. Y que en sus surcos se acumula mucho la mugre y la grasa de las manos de las personas que las manipulan. Por lo tanto, se tiene que ser muy cuidadoso con su limpieza y mantenimiento.

Esta mugre hace que su superficie se oxide e inclusive sufra mucho desgaste, el ácido del sudor de las personas, las afectas de gran forma, por lo que se recomienda siempre tomar las monedas con los dedos por sus orillas, sin tocar algunas de sus caras. En las orillas también muchas monedas tienen pequeños surcos, para evitar que cuando las personas lo tomen, no se les resbale y se les caigan.

Muchas monedas varían en su diámetro y en su grosor dependiendo de la época que se fabricó y el material que se usó para ellas. Luego con el paso del tiempo se fueron creando maquinas traga monedas y teléfonos que funcionaban introduciendo unas monedas para pagar las llamadas.

De tal forma que las monedas fueron parte de la evolución histórica y económica de muchos países y que todavía tienen mucho valor y vigencia en la actualidad, es por eso que tenemos que darles el mejor cuidado posible y más si son monedas antiguas.

Los coleccionistas suelen guardarlas en envases al vacío, para evitar que el oxígeno y la humedad les afecten, pero hay monedas antiguas descubiertas por arqueólogos que permanecieron muchos años debajo de la tierra sepultadas. Incluso se han conseguido monedas en las profundidades del mar, la cual, se han visto muy afectadas por el medio ambiente donde pernotaron tantos años. La cual hay que ser más cuidadoso con su limpieza, para no dañarlas y poder leer la información impresa en ellas.

Aunque parezca una tarea fácil, no lo es, y si te consigues una moneda muy antigua es probable que tengas un tesoro de gran valor en tus manos y que cualquier coleccionista pagaría grandes sumas de dinero por tenerla, eso sí, si está en buen estado y muy limpia.

Hay muchas cosas en casa, que nos pueden a facilitar la limpieza de las monedas antiguas, con nuestros consejos tendrás muy buenos resultados y de forma rápida. Es por eso que coleccionar monedas antiguas, será una tarea muy divertida y más cuando tengas que limpiarlas y exhibirlas en su mejor presentación y aspecto.

Te animamos a que sigas nuestras ideas paso a paso y tendrás mucho éxito con el cuidado y la limpieza de las monedas antiguas que son tan comerciales hoy en día y especialmente si son de muchos años atrás.

Instrucciones para limpiar monedas antiguas

  1. Lo primero que hay que tomar en cuenta si la moneda antiguas que tienes está en muy mal estado o si simplemente se va a limpiar para darle mantenimiento.
  2. Si es una moneda que descubriste y estaba bajo el agua o bajo tierra con mucha arena y oxido, lo primero es lavarla con agua y jabón líquido.
  3. Como la vas a lavar; toma la moneda con tu mano izquierda con una de las caras hacia arriba y con un cepillo de dientes vas a frotar suavemente esa parte en forma circular, en un sentido y luego en otro sentido.
  4. Esto lo vas a hacer sumergida en agua de jabón en un envase grande. Para que suelte todo el sucio posible.
  5. Después de este procedimiento la vas a secar con una tolla sin frotarla para evitar que se raye.
  6. Toma una taza de café y mezcla un poco de pasta de diente y tres cucharadas de bicarbonato de soda.
  7. Luego que tengas esta mezcla y que la moneda este limpia y libre de arena y residuos, empieza a frotar el cepillo de diente con esta pasta por una de las caras, luego por la otra cara y finalmente por las orillas de la circunferencia de la moneda.
  8. No le hagas mucha presión al cepillo de dientes, pero sí trata que el rose del cepillo saque todo el sucio pegado en los mínimos surcos de las imágenes de las caras de la monedas y en sus orillas.
  9. Al terminar de frotarla con el cepillo, toma agua con jabón y sacarle la pasta para enjuagarla y secarla con mucho cuidado.
  10. Después de que este limpia y seca la moneda, toma una lupa grande y visualiza su dibujo y valor, si notas que todavía tiene un poco de mugre pagado y no se lee bien alguna información, entonces toma la moneda y la sumerges una hora en vinagre de manzana.
  11. Posteriormente, repite el procedimiento con el dentrífico y bicarbonato y un cepillo de dientes.
  12. Si la moneda está más limpia y es de colección, solo con un poco de agua y jabón líquido la puedes lavar, frotándola con el cepillo de dientes suavemente de forma circular.
  13. Lo importante es que cuando la vallas a revisar con la lupa, no tenga residuos de sucio ni marcas de huellas de dedos de personas, porque entonces si las guardas así se dañaran con el tiempo.

¿Que necesitas para limpiar monedas antiguas?

  • Cepillo de dientes.
  • Crema dental.
  • Vinagre de manzana.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Embace plástico grande.
  • Toallas.
  • Una lupa grande.
  • Jabón líquido.
  • Ser muy cuidadoso.

Cómo limpiar monedas antiguas

Consejos para limpiar monedas antiguas

  1. No utilices ácido sulfúrico o muriático para limpiar monedas antiguas, ni tampoco limpiador de hornos, estos productos son muy fuertes y te dañaran las caras de la moneda y sus impresiones.
  2. Si la moneda esta oxidada, no utilices cepillo de alambre o papel de liga, ya que desgastaras y dañaras la superficie y los relieves de la impresión de la moneda.
  3. Después de que termines la limpieza de las monedas antiguas, toma un poco de vaselina y con la yema del dedo. Aplícale un poquito para que le hagas un revestimiento muy fino de vaselina para evitar que la corrosión le afecte y la oxide con el tiempo.
  4. No guardes las monedas húmedas o mojadas.

 

¿Te ha gustado?