Es una aleación formada por diferentes tipos de metales, entre los que se pueden encontrar el cobre. Es un tipo de material caracterizado por su maleabilidad, y su durabilidad en el tiempo, su uso se remonta a épocas antiguas, donde tanto entonces como ahora era signo de elegancia allí donde se ponían sus piezas. Como cualquier material necesita de su cuidado correspondiente, pues en él se puede acumular diferentes tipos de gradad, polvo, suciedad incluso humedad. Para poder mantenerlos limpios es necesario productos especializados que venden en las tiendas o productos caseros, cualquiera de las dos formas es adecuada, siempre y cuando no se dañe el material.

1.Identifica el tipo de latón para limpiar.

Para comprobar que la pieza que se va limpiar es verdaderamente de latón, es necesario que se use un imán. Para ello sigue estos pasos:

  • Acerca el imán a la pieza, si no hay una atracción magnética que lleva al imán a pegarse, es latón verdadero.
  • Acerca el imán a la pieza, si hay una atracción magnética que lleva al imán a pegarse, resultará ser una pieza de acero o de hierro, que simplemente esté recubierta por alguna pequeña capa de latón.

Para comprobar si la pieza lleva algún tipo de laca, como en el caso de las piezas más modernas, las cuales aparecen recubiertas para aportarle protección y evitar que el óxido salga en ellas, se puede observar si tiene un acabado transparente o si es de un tono amarillento, ya que el lacado al terminar de secarse tiene ese aspecto. Si se observan algunas manchas debajo de la capa de laca, deberías considerar retirarla. Para limpiarlo solo necesitarás agua con jabón y alguna esponja o paño.

Por el contrario, no todas las piezas hechas de latón necesitan ser limpiadas, hasta obtener brillo en ellas, ya que a veces al limpiarlas sin conocimiento, o sin el consejo de un experto, puede que pierdan el valor que tenían en un principio. En ocasiones estás piezas aparecen recubiertas por una coloración azulada o turquesa con la cual se puede averiguar más o menos con exactitud la fecha en la que se fabricó, la condición que presenta en el momento de evaluarse, así como su valor exacto en el mercado. Ese color se denomina pátina y no se debe de cambiar o alterar bajo ningún concepto.

2.Limpia el latón con laqueado

  • Coge un paño de textura suave que no lo ralle y pásalo sobre la pieza para eliminar el polvo.
  • Coge otro paño si puede ser de algodón y humedécelo en un recipiente en el que hayas mezclado jabón para la vajilla y agua templada, no debe de estar muy mojado. Después de pasarlo retira el resto de jabón que haya podido quedar con otro paño mojado solo en agua limpia, al final solo debes de secarlo correctamente.

3.Quita la capa de laca (para limpiar las manchas que quedan debajo de esta).

  • Coge un recipiente y llénalo de agua caliente e introduce dentro la pieza de latón, el agua irá suavizando poco a poco la capa de laca que lo recubre, el latón al calentarse se expandirá, pero al enfriarse se encogerá. La capa de laca al contrario una vez enfriada no se encoge. Cuando el latón este frío completamente la laca quedará completamente separada y se podrá retirar fácilmente.
  • Se puede coger una olla siempre que no sea de aluminio, y llenarla de agua hasta el punto de hervir, una vez que hierva se sumerge la pieza de latón, y se deja uno minutos, después se saca la pieza y se deja que se enfríe por completo, de esta manera la capa de laca se puede ir retirando con mayor facilidad.

4.Utiliza el disolvente de barniz para eliminar la laca de la pieza de latón.

  • Cubre la zona en la que vayas a trabajar con papeles bien sea de periódicos o de revistas para evitar manchar, por si alguna gota de disolvente llegara a caer.
  • Coge el bote de disolvente de barniz, y con ayuda de un pincel, recubre toda la pieza de latón, y déjalo actuar unos minutos, después puedes retirarlo con un paño suavemente. Siempre debes de seguir paso a paso las instrucciones que se indiquen en la lata de barniz.
  • Siempre usa guantes de látex para proteger tus manos, ya que el disolvente contiene componentes fuertes y agresivos.
  • Usa también una mascarilla para evitar inhalar gases que pueda emanar el disolvente, también es necesario hacer el trabajo en un lugar con ventilación adecuada, donde salga y entre el aire.
  • Nunca se te ocurra trabajar con el disolvente y el latón en un lugar en el que haya fuego o haga mucho calor, ya que este el inflamable.

5.Pule las piezas de latón con productos caseros.

  • Revisa que la superficie de la pieza hecha de latón esté completamente limpia de cualquier tipo de suciedad o partículas de polvo, pues si está sucio no se puede pulir correctamente.
  • Para poder pulirlo de manera casera se usa el limón. Coge un limón y sácale su jugo, pero solo de la mitad de la fruta. Añádele sal de mesa o marina, o si quieres bicarbonato de sodio. Es indiferente cual uses ambos cumplen una función similar, por su efecto abrasivo sobre la pieza, en forma de pasar en contacto con el limón. Basta con una o dos cucharadas.
  • Coge un paño o una esponja y echa la pasta por la pieza de latón.
  • Debes de echar la pasta siempre en la misma dirección que la veta del metal, pes si lo haces, al contrario, puedes rallarlo y quedará dañado.
  • No debes de frotar demasiado fuerte con la pasta de limón con sal o bicarbonato, ya que basta con hacerlo suavemente para poder eliminar las manchas existentes en la pieza de latón.
  • Puedes usar un cepillo pequeño o uno de dientes para limpiar las zonas como son las esquinas o las que son más difíciles de acceder.
  • Puedes usar también el vinagre o si quieres el amoniaco, es el mejor que puedes usar para limpiar las piezas de latón más antiguas.
  • Sumerge la pieza en un recipiente lleno de uno de los dos líquidos, durante unos sesenta minutos. Cuando pase el tiempo sécalo con un paño, de esta manera la pieza quedará brillante y tendrá una mayor durabilidad en el tiempo.
  • Usa el kétchup, recubre toda la pieza de latón con esta salsa y déjala actuar durante unos 10 o 15 minutos, después límpialo con un trapo húmedo para que no queden restos.
  • Usa el yogurt, dentro de sus componentes el ácido láctico cumple una buena función eliminando las manchas que aparecen en el latón. Esparce el yogurt por la pieza y déjala secar. Después mojala con agua y sécala con un paño limpio.

6.Limpia el latón con productos de limpieza que veden en las tiendas.

  • Compra un limpiador en una tienda que respete el medioambiente, para poder limpiar las manchas de la pieza de latón, para hacer que esta brille, sin causarle rallajos y sin dañarla.
  • Lee bien las etiquetas e infórmate bien, ya que algunos productos de limpieza contienen componentes agresivos o corrosivos que pueden dañar algunos de los grabados que aparecen en las piezas.
  • No uses bajo ningún concepto el ácido muriático, porque deja manchas que después no se pueden quitar.

7.Protege la pieza de latón.

  • Después de limpiar las piezas y abrillantarlas, puedes tratar de evitar que le salgan manchas futuras.
  • Puedes rociarle con un acabado en laca, para ellos coge un pincel o un disco de algodón, siempre cumpliendo con las indicaciones que aparecen en la lata.
  • Debes echar una capa fina de laca, para ello cubre la zona donde la vayas a utilizar con periódicos para que no caigan gotas, las cuales quedaran pegadas en la superficie y serán muy difíciles de quitar.
  • Deja la pieza que se seque bien y que la laca se adhiera, y no la toques, para acabar pasa un paño para darle brillo.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.