Es necesario que todo inodoro de cualquier casa sea limpiado y desinfectado a diario. En concreto las zonas de la tapa donde nos sentamos, o la cisterna ya tenga forma de pulsador o se utilice tirando de ella. Siempre utilizando guantes de látex que se usen exclusivamente para el váter, y no se empleen en la limpieza de ninguna parte más de la casa. Además, es una manera de proteger las manos, ante una posible alergia de algún producto, o que tenga un efecto agresivo para la piel. Hay quienes utilizan la escobilla, un estropajo o alguna balleta para hacer el limpiado, incluso cuando se trata de eliminar el sarro amarillento o marrón acumulado dentro del inodoro se puede utilizar alguna mascarilla. Siempre después de realizar el proceso se deben de lavar las manos

¿Por qué es necesario limpiar el inodoro?

Debido al paso del tiempo todo inodoro acumula humedad, sobre todo en las épocas de frío, gérmenes, y otras diversas sustancias, todo ello se convierte en una especie de sarro de color amarillo u oscuro, el cual está formado además por acumulación de diferentes minerales y calcio que se encuentran en el agua, y que al pasar por el inodoro se van pegando a las paredes de este, por lo que causa malos olores, y resulta anti higiénico. Por ello es de vital importancia remover y tratar de eliminarlo, o procurar que se forme si se limpia a diario, ya que ese sarro suele aparecer cuando el inodoro pasa largas épocas sin ser bien limpiado.

A parte de los productos que venden en el mercado y que son de uso específico para desinfectar y limpiar los inodoros, existen varios productos caseros, de uso diario que hacen la misma función y apenas cuestan dinero ayudando a mantener la salud del ambiente.

Cinco formas diferentes de limpiar un inodoro correctamente:

1.Vinagre blanco junto con jugo de un limón.

Debido a su combinación ácida es un complemento natural y casero, muy eficaz para limpiar el inodoro, eliminando el sarro que se deposita en su interior. Su acción se encarga de minimizar y remover todas las sustancias y pequeños microorganismos que producen la suciedad y el mal olor

¿Cómo prepararlo y qué se necesita?

  • Coge un limón y exprímelo sacando todo el jugo de su interior.
  • Coge un vaso o taza y llénalo por la mitad de vinagre blanco.
  • Mezcla el limón con el vinagre blanco.
  • Con ayuda de un estropajo, esponja o escobilla, echa la mezcla poco a poco sobre todas y cada una de las partes del inodoro, y restriégalas con energía.
  • Termina el limpiado tirando de la cadena para que los restos del combinado de ácidos se eliminen junto con el sarro que se ha eliminado.

2.Bicarbonato de sodio, vinagre blanco y refresco de cola normal.

El refresco de cola se usa de manera habitual para desatascar baños, o cualquier tipo de desagüe, así como para eliminar grasas que se acumulan en algunas partes del coche. Lo que no es tan conocido es que, entre sus componentes, se encuentran unos específicos que ayudan a remover todo el amarillento sarro, y toda mancha que se pueda apreciar en un inodoro.

¿Cómo prepararlo y qué se necesita?

  • Coge un refresco de cola, una lata entera.
  • Coge una taza o vaso y rellénalo hasta la mitad de vinagre blanco.
  • Echa en un recipiente o cuenco pequeño tres cucharadas de sal.
  • Esparce primero la cola por todas aquellas zonas que tengan sarro, y déjalo actuar durante una media hora. Después utiliza la escobilla o algún cepillo de mano para restregarlo.
  • Mezcla las partes de vinagre blanco y bicarbonato de sodio y échalas en las mismas zonas que echaste antes el refresco de cola, todo ello formará una especie de efervescencia, la cual se debe dejar actuar por un cuarto de hora, para que vaya removiendo bien todo el sarro.
  • Después de ese cuarto de hora vuelve a restregar con ayuda de un cepillo o escobilla todo el inodoro.
  • Por último, tira de la cadena para que el agua de la cisterna elimine toda la mezcla utilizada.

3.Agua oxigenada, zumo de limón y bicarbonato de sodio.

La mezcla del jugo de limón junto con los ácidos que contienen por un lado el bicarbonato de sodio y por otro el agua oxigenada, provocan una mezcla natural y casera que ayuda a limpiar y aclarar todas las paredes del inodoro, ayudando a desinfectarlas, y promoviendo así la salud de todo el conjunto del váter.

¿Qué se necesita y cómo prepararlo?

  • Coge un limón entero y exprímelo sacándole todo su jugo y échalo en un recipiente.
  • Coge un cuenco o recipiente y echa dos cucharas de bicarbonato de sodio.
  • Coge otro cuenco y añade dos cucharadas de agua oxigenada.
  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada formando una pasta blanca y échala sobre el sarro o las manchas en las partes del inodoro en las que se encuentren. Déjalo actuar unos 20 minutos.
  • Después de dejarlo reposar, coge una escobilla, esponja o estropajo y remuévelo, eliminando cada una de las manchas de sarro.
  • Después pueden pasar un paño mojado en el jugo de limón para así obtener una blancura y limpiado más potentes y eficaces.

4.La piedra pómez.

No es un utensilio muy conocido para eliminar el sarro de los inodoros, más bien se destina a otros usos como la salud y el bienestar de los pies, al remover las durezas o las pieles muertas que tienen. Sin embargo, al ser un producto abrasivo logra eliminar las zonas amarillentas y oscuras que se acumulan en los inodoros. Solo es cuestión de un poco de fuerza e insistencia.

¿Qué se necesita y cómo prepararlo?

  • Compra una piedra pómez y mójala en agua templada.
  • Frota las zonas del inodoro que tengan sarro.
  • Siempre utiliza la piedra mojada y nunca seca porque puede rallar el inodoro. Si es necesario humedécela las veces que sea necesario.
  • Una vez hayas restregado todas las manchas, echa agua o tira de la cisterna.

5.Polvos bórax.

Tampoco es un producto muy conocido, sin embargo, es muy eficaz para blanquear y lograr desinfectar todo el inodoro. Son unos polvos algo más agresivos que el resto de mezclas naturales utilizadas anteriormente, pero no acudan ningún tipo de impacto en el ambiente, ni deja sustancias en el aire que puedan perjudicar a la salud.

En este artículo te explicamos cómo usar bórax en polvo

¿Qué se necesita y cómo prepararlo?

  • Coge una taza o vaso con vinagre blanco llenado hasta la mitad.
  • Coge un cuenco o recipiente y echa cuatro cucharadas de bórax en polvo.
  • Calienta un litro de agua en una olla o cacerola y trata de mantenerla caliente cuando la eches en el inodoro.
  • Esparce el vinagre blanco en la superficie del inodoro y déjalo actuando unos 20 o 25 minutos, para que haga efecto.
  • Con una escobilla, o cepillo de mano restriega, a la vez que vas añadiendo poco a poco el bórax en polvo.
  • Siempre que uses estos polvos debes de llevar una protección en las manos en forma de guantes de látex, además de una mascarilla en la boca y la nariz, para no inhalar nada. Déjalo actuar durante 15 minutos.
  • Añade el litro de agua caliente para eliminar todos los polvos del inodoro, ayúdate de una esponja o balleta.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.