Mantener los cristales limpios en la casa no es para nada una tarea fácil, incluso podemos decir que resulta ingrata dentro de la limpieza, pues nos da por limpiarlos, nos esmeramos en que queden totalmente perfectos y al otro día nos damos cuenta de que allí están las huellas, marcas y otros restos de mugre que no desaparecieron. Para que esto no se haga tan difícil y  puedas limpiar correctamente estos cristales, a continuación enumeraremos algunos trucos que te pueden servir para limpiar cristales sin que te queden esas detestables marcas.

Limpiar los cristales sí resulta ser un poco más complejo de lo que pueda parecer para que no vayan a quedar marcas, podemos pensar que con un trapo (paño) y un poco de limpiador de cristales resolveríamos el problema, pero la realidad es que con esto no basta, por eso es que es una tarea del hogar que se hace un poco tediosa y poco agradecida.

Seguro que también te puede interesar este artículo donde te explicamos Cómo limpiar las ventanas

Por lo general nos resulta aburrido limpiar los cristales, ya que es una tarea que lleva un buen tiempo si lo queremos hacer bien, hay que meterle esfuerzo y ganas, también nos desilusiona que el tiempo que tienen en durar limpios es muy poco, no importa que sean las mesas, las celosías (persianas de cristal), vitrinas o puertas, después de limpiarlas nos aparecerán marcas que haya dejado el paño o algunas huellas de manos y dedos.

La buena noticia es que sí podemos limpiar los cristales sin que queden esas marcas y por otro lado podemos hacer que perduren limpios por más tiempo.

Productos para limpiar cristales

Para mantener los cristales de nuestra casa relucientes e impecables, sin que queden las feas huellas, lo primero que debemos hacer es limpiar los cristales de la manera adecuada sin dejar huellas del paño que hayamos utilizado.

Debes pensar si efectivamente has estado limpiado con los productos que sean más adecuados, no estamos diciendo que te tengas que gastar un montón de dinero en este tipo de productos, en los mercado existe una gran variedad.

Po lo general los encontramos líquidos que luego se pulverizan cuando los echamos en la superficie de cristal y luego hay que frotarlo con un paño, aunque hay algunos productos que vienen en crema que se secan después de haber sido aplicados en el cristal, antes de proceder a eliminarla con el paño.

Elige un producto económico y sencillo o por qué no, hazlo tú mismo en casa, te funcionará muy bien como uno comprado y ahorrarás dinero. Para hacerlo solo necesitarás de alcohol de quemar y agua, debes mezclar cantidades iguales de estos dos, luego añade un chorro de amoniaco y unas gotas de jabón de lavavajilla.

El agua destilada para limpiar cristales

Por lo general el agua que usamos no nos interesa y no le prestamos atención, y bueno, es cierto que generalmente no importa, pero esto cambia cuando se trata de limpiar cristales, pues el agua puede marcar diferencias en especial si de nuestro grifo sale agua dura.

En el momento que diluyas el limpiador para cristales considera hacerlo en agua destilada, como no tiene los minerales que están en la del grifo, será más difícil que deje rastros en el cristal.

Vinagre para limpiar cristales

Sin duda alguna un excelente elemento de limpieza es el vinagre y además es económico, este producto tiene muchísimos usos.

Si te quedas sin limpiavidrios o buscas una opción más ecológica o más barata, la mejor opción será el vinagre y puedes limpiar muy bien los cristales. Haz una solución de agua y vinagre con la misma cantidad de cada uno, deberás utilizarlo al igual que lo haces con cualquier otro limpiavidrios.

Para poder rociar el vinagre sobre las superficies te será práctico y útil meter la mezcla en una botella que tenga spray o aerosol para luego aplicar la preparación directamente sobre las huellas y marcas sobre el cristal.

Para resultados más óptimos puedes usar agua tibia o caliente, de este modo eliminarás la suciedad de forma más fácil.

Amoniaco para limpiar cristales

Es un excelente producto para limpiar cristales, espejos y ventanas, ya que éste tiene un gran efecto limpiador y desengrasante, lo que te ayudará a conseguir unos excelentes resultados. Reduce el amónico utilizando un poco de agua, siempre teniendo mucho cuidado porque este es un producto abrasivo, lo más recomendable es que te pongas guantes y luego procede a la limpieza de los cristales.

Almidón para limpiar cristales

Este es otro buen truco para que puedas quitar el mugre de los cristales, toma ½ litro de agua y diluye en ella una cucharadita de almidón, pon esta mezcla por todo el cristal con la ayuda de una esponja, después toma un papel periódico e imprégnalo en vinagre, una vez se haya secado la mezcla anterior, procede a frotar los cristales con el papel periódico retirando así el almidón. Los resultados son bastante buenos, pero no es recomendable para la limpieza de las ventanas ya que éstas por lo general dan al sol, lo que haría que la mezcla tuviera un rápido secado y por ende no se eliminaría correctamente la suciedad.

Minimizar la espuma para limpiar cristales

Si quieres que el vidrio quede con bastantes manchas, pues echa un montón de espuma de jabón, por lo tanto para no tener problemas y si no queremos lo anterior, debemos usar el limpiador para cristales o el vinagre y en caso de que desees utilizar jabón porque el cristal está sumamente sucio, añádelo a la solución que sueles utilizar, pero minimizando lo más posible la cantidad.

No a las toallas de papel para limpiar cristales

A veces incluso el limpiavidrios que compramos tiene rollos de toallas de papel, pero de verdad éstas no nos ayudarán en la limpieza de cristales.

Este tipo de toallas nos dejarán marcas en el cristal y además también dejan algunas pelusas, es mejor que uses una escobilla hecha de goma, un paño hecho en  microfibra o incluso mejor, papel periódico. El periódico puede lograr hacer muy buen trabajo en el cristal, pero utiliza guantes para que no vayas a manchar tus manos. Cuando reemplazamos el trapo por papel periódico, evitaremos que queden los residuos de pelusa que por lo general nos dejan los paños.

Pule el cristal

Si después de seguir los anteriores pasos de manera correcta todavía ves marcas, la solución que está más al alcance es pulir los cristales con un paño de microfibra o una gamuza.

Mantén ese paño seco y solo procede a pulir el cristal cuando hayas terminado de limpiarlo, así eliminarás las marcas.

Consejos para limpiar cristales

  • Limpia seguido para que no se acumule la mugre.
  • Un buen consejo es que procedas a limpiar los cristales verticalmente por el exterior y horizontalmente por el interior (o viceversa),  es bueno hacerle diferente a cada lado, porque si te quedan marcas lo notarás más fácil y sabrás en qué lado se encuentran las marcas lo que te ayudará a eliminarlas más rápido y fácil.
  • Cuando hace mucho viento o sol, no será el día más apropiado para limpiar los cristales, pues el esfuerzo no valdrá la pena, pues tanto el aire como el sol hacen que los productos se sequen muy rápido ocasionando así marcas, así que es mejor realizar este trabajo cuando el día esté nublado.
  • No vayas a frotar tus cristales con un trapo seco porque los podrías rallar, debido a la suciedad que tienen.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.