El bronce es un metal muy utilizado desde épocas pasadas. Está formado por la unión de estaño y cobre, la que le da una gran resistencia y dureza. Es un metal utilizado en muchísimas aplicaciones desde la historia de la humanidad. Recordando en el pasado, te podemos mencionar la época de la prehistoria llamada la edad de bronce.

Generalmente, esta aleación fue muy utilizada en el pasado para la elaboración de armas de guerra y muchas vajillas. También, se ha fabricado muchísimas esculturas de bronce, medallas, monedas, campanas, lámparas y muchas partes relacionadas con nuestra casa.

Por otra parte, en la mecánica es muy utilizado para la elaboración de bujes y tuberías muy resistentes a la corrosión; así como en muchas herramientas. Las herramientas fabricadas con bronce tales como los martillos y llaves ajustables son muy útiles por que no producen chispas al golpear. También, que es un metal muy utilizado en muchos instrumentos musicales que muchas personas tienen que limpiar y realizar mantenimiento.

Es por eso, que es de vital importancia  aprender de forma sencilla a limpiar todos los utensilios de bronce que tengamos en nuestra casa. Puesto que en muchos casos, producto de la brisa y la humedad del ambiente, la superficie del bronce toma un color verde oscuro y opaco. Esto se debe a su proceso natural de oxidación de esta aleación de dos metales, la cual se va aumentando con el tiempo.

En el mercado hay muchísimos productos que son muy útiles para pulir y para limpiar el bronce, pero hacen mucho daño a la piel. Por ello, muchas personas han tenido irritaciones en las manos y también en los ojos, ya que les han caído estos productos químicos. Su efecto es muy rápido, dañando y afectando mucho tu salud, por lo que recomendamos que este trabajo de mantenimiento y limpieza se realice de forma más natural.

bronce

Los productos naturales que son mucho más efectivos y seguros que estos productos químicos, pues casi todos los químicos son muy tóxicos.

[Instrucciones]

¿Que necesitas para limpiar bronce?

  • Un imán.
  • Recipientes.
  • Agua tibia.
  • Bicarbonato.
  • Sal.
  • Vinagre.
  • Toallas de algodón.
  • Camisa vieja de algodón.
  • Cepillos suaves.

 

 

Consejos para limpiar bronce

  1. Otro producto que también tienes en casa que te puede servir para limpiar el bronce es la salsa de tomate.
  2. Lavas primero bien tu antigüedad u objeto con agua y jabón líquido, lo secas bien y le frotas con un paño la salsa de tomate.
  3. Se la dejas por varios minutos y luego lo enjuagas con agua y comienzas a frotarlo para darle brillo.
  4. Es de vital importancia luego que tu pieza este bien pulida la laves bien con agua abundante y jabón.
  5. Ya que si queda partículas de la salsa de tomate o de la pasta que preparaste con vinagre, sal y bicarbonato.
  6. Estas harán que el metal se oxide rápidamente por el ácido natural que contienen este tipo de producto.
  7. Aunque sean hechos en casa producirán rápidamente esa capa fea verde y opaca.
  8. Por eso, después que este bien limpia te recomiendo le agregues con un paño un poco de aceite de oliva.
  9. El aceite de oliva crea una capa muy fina que resaltara su brillo y protegerá la superficie del bronce de la oxidación.
  10. Si vives cerca de una playa o en un sitio donde sople mucha brisa, esto hará que el proceso de oxidación sea más rápido.
  11. Por lo general, los objetos que más sufren este proceso son las lámparas de iluminación del interior de nuestras casas.
  12. Otra recomendación es que mantengas cerradas puertas y ventanas para evitar la entrada del salitre y la humendad.
  13. Otra solución para que no estés puliendo muy seguido tus objetos de bronce es rociar con un barniz o pintura transparente.
  14. Esta pintura generalmente se utiliza para pintar madera para resaltar el color natural de la madera.
  15. Pero en este caso se le agrega al bronce para aislarlo de todos las sales que están en el medio ambiente.
  16. Otra forma sencilla de limpiar el bronce en casa sin utilizar productos químicos es con un sistema llamado electrolisis para quitar el óxido de los metales.
  17. bronce
  18. Tomando un envase de plástico, donde puedas sumergir la pieza a limpiar y llenándolo con vinagre puro y sal.
  19. Luego tomas una fuente de poder eléctrica, la cual la puedes hacer con un cargador viejo de teléfonos celular.
  20. Le quitas la clavija con una tijera y luego pelas los dos cables de cargador para tomar el cable de negativo y positivo.
  21. Toma la punta de un cable y la conectas con un clavo y la otra la conectas al objeto que vas a limpiar.
  22. Luego, sumerge el clavo en el envase y el objeto a limpiar de forma que no tropiecen los dos, ya que se puede hacer un corto circuito.
  23. Por ultimo, conecta el cargador a un tomacorriente y empezará a ver que comienza a botar burbujas.
  24. Al pasar como una hora, el sucio y el óxido que tenía tu objeto lo botara y quedara limpio, después debes pulirlo con un paño.
  25. Si te quedo sucio, simplemente déjalo más tiempo sumergido para que la electrolisis termine de hacer su trabajo.
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.