El aluminio es un metal muy bonito, utilizado en muchas cosas desde la época de los metales cuando este se descubrió. La materia prima es la bauxita y esta se encuentra en grandes cantidades en muchas partes del mundo. Existen grandes empresas que lo extraen y lo procesan para darles muchísimos usos.

Sus características les permiten lograr realizar muchas cosas que nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida. Y en estos últimos años se ha incrementado sus usos en diferentes industrias; tales como la metalmecánica y la automotriz. La cual ha mejorado mucho y con grandes avances tecnológicos.

Cabe destacar, que en el hogar y en la construcción, el aluminio ha también llegado a lograr muchos avances y utilización, por ser muy resistente y liviano. Pero como todo metal sufre el proceso de oxidación que es algo natural e inevitable. Claro el aluminio tarda un poco más en oxidarse que el hierro y otros metales pero siempre se oxida.

Cuando el aluminio se oxida, lo notamos por que se le forma una capa en su superficie blancuzca y opaca, como un polvo de harina de trigo. Y este se va comiendo el metal, hasta debilitarlo y romperlo. Por otro lado, este material también es fácil de mancharse y se ensucie fácilmente.

Este artículo donde te explicamos cómo pulir aluminio también te interesará.

En casa tenemos desde marcos de puertas, ventanas, repisas, cubiertos, ollas, platos, vasos, llaves de agua; puertas de las neveras o frigoríficos, cocinas, lavaplatos, y miles de cosas más que necesitan limpieza y mantenimiento para que luzcan en perfecto estado y puedas alargarles su vida útil.

Una de las cosas que más afectan al aluminio son los cambios de climas y cambios de temperaturas. Haciendo que el proceso de oxidación se acelere y de esta forma se manchan más fácilmente con cualquier otra cosa. Es importante resaltar que la superficie del aluminio si no se le da un tratamiento adecuado se puede rallar y hasta perforar, lo cual ara que se pierda la utilidad del objeto.

Por eso es importante que preste mucha atención a las diferentes técnicas que vamos a mostrarte más adelante; y tengas éxito en la limpieza de cualquier pieza de aluminio. Recordemos que si tu cocina tiene muchas cosas de aluminio y no la limpias correctamente y de forma periódica; esta se verá como una cocina deteriorada y abandonada lo cual no queremos que suceda.

No solo tu cocina sino todas las partes de tu casa que estén hechas de aluminio, como por ejemplo; puertas y ventanas. Siendo estas muy importantes en la decoración y buen ambientación de la casa. Ya que si no se cuidan, se romperán y tendrás que hacer un gran gasto para remplazarlas o repararlas.

En el mercado venden productos químicos que se pueden utilizar y son muy buenos, pero si no los utilizan correctamente pueden dañar la superficie del aluminio de forma irreversible. Ya que contiene unos ácidos muy fuertes que en el momento te quitan las manchas, pero si no se lo quitas de forma correcta causan daño.

Por eso lo más recomendable y económico son los productos naturales y biodegradables que muchas veces tenemos en casa y que no sabíamos que se podían utilizar para limpiar el aluminio de forma eficaz y segura.

Cómo limpiar aluminio

Por eso te animamos a que conozcas ciertos truquillos que dan muy buenos resultados y que en España con los cambios inclementes de clima. Te darán una vida más larga a tus piezas de aluminio.

Instrucciones para limpiar aluminio

  1. Lo primero es que tienes que identificar cuando está sucio y manchado el aluminio y el tipo de mancha.
  2. Luego, con un poco de vinagre, sal, talco. Mezcla esto para realizar una pasta.
  3. Esta pasta con un paño seco la colocas y dejas por unos minutos.
  4. Luego, comienza a frotar de forma muy suave y en un solo sentido para evitar que se ralle.
  5. No se puede afincar mucho el paño ya que se puede remallar o desgastar demasiado la superficie, ojo no utilices sal marina ya que esta es muy grueso el grano y puede rallar.
  6. Este procedimiento lo puedes utilizar para, ollas de aluminio, vasos de aluminio y cubiertos de aluminio, no utilices en los utensilios de cocina productos químicos ya que son malos para la salud.
  7. Para limpiar también los utensilios de cocina, puedes utilizar también la pasta de dientes. Por ejemplo, si las ollas están manchadas por humo negro de la cocina o por que se te olvido y dejaste quemar la comida. No utilices esponjas de brillo de acero, porque esta ralla mucho la superficie y te queda muy mal la limpieza. Con un poco de pasta y una hoja de papel, puedes frotar la olla y unas gotas de agua de forma circular y quedara como nueva.
  8. Después la enjuagas y la terminas de lavar con agua y jabón para sacarle bien el olor a pasta dental y lista, olla nueva.
  9. Si se trata de la superficie de aluminio de puertas y ventanas entonces te recomendamos que las laves bien con agua y jabón con una esponja de goma espuma para quitarle el polvo y el salitre del ambiente.
  10. Posteriormente, toma un envase de plástico y realiza una mezcla de vinagre, sal, bicarbonato y limón. Esta fórmula es un poco más agresiva con respecto al ácido y más abrasiva con el bicarbonato ya que se necesita que sea así. Para que rinda más y sea mejor su resultado.
  11. Toma un paño y comienza a frotarlo por toda la superficie a limpiar de las puertas y ventanas de aluminio ejerciendo un poco de fuerza y de forma circular.
  12. Al terminar este procedimiento o técnica, enjuaga bien toda la superficie, con agua y jabón líquido y verifique que todo esté limpio de forma uniforme.
  13. No dejes residuos de la pasta con que limpiaste; porque si no el ácido le hará un daño a la superficie del aluminio.
  14. Este procedimiento también lo puedes utilizar para limpiar ruedas de coche de aluminio y otros materiales que sean fabricados con aluminio.
  15. Por último, verás que con estos sencillos consejos, lograras unos resultados espectaculares y tendrás todos los objetos de aluminio como nuevos.

¿Que necesitas para limpiar aluminio?

  • Vinagre trasparente.
  • Sal.
  • Talco.
  • Bicarbonato.
  • Limón.
  • Sal, de la fina.
  • Embaces de plásticos para realizar la mezclas.
  • Paños limpios.
  • Jabón líquido.

Cómo limpiar aluminio

Agua.

Consejos para limpiar aluminio

  1. No dejes pasar mucho tiempo el aluminio sucio, ya que el óxido produce unas caries que pueden perforar el material y dejar la pieza inservible.
  2. No utilices esponjas de brillo o de alambres de acero para quitar sucio o machas de la superficie de aluminio, ya que la estarás rallando y desgastando demasiado.
  3. Las puertas y ventanas después de realizar la limpieza y el mantenimiento con la fórmula que te indicamos, te recomendamos tomes un paño limpio con un poco de aceite de coco y humedece la punta del paño, después, frótalo por la superficie de las ventanas y puertas por la parte de afuera. Esto le dará un aspecto más brillante y frenará el proceso de oxidación por varios días.
  4. No utilices papel de lija o cepillos de celdas de alambre para limpiar el aluminio, lo rallarlas y desgastaras demasiado.
  5. Nunca utilices productos químicos o ácidos, para limpiar las ollas o los vasos ya que estos son muy contaminante y si no lo limpias bien, te puedes envenenar o contaminar con estos.
  6. Unas de las partes donde se tiene que tener una limpieza profunda es la cocina y la puerta del frigorífico o nevera. Ya que esta es el área de preparación de comida para el consumo humano. Anímate a aplicar estas técnicas y coméntasela a tus familiares y amigos para que puedan tener toda su casa reluciente y muy limpia.
¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 94,12% le ha gustado.