Muchas veces, al lavar ropa negra, nuestras prendas se van destiñendo. Así, con el uso continuado de la ropa y con los lavados, se nos va quedando gris y triste. Otra de las cosas que nos pueden pasar al lavar ropa negra si no tenemos cuidado es que las demás prendas se destiñan. Y, si eran blancas, cuando las saques de la lavadora, también te encontrarás con que estás grises o con un aspecto sucio. En este artículo queremos evitar ese problema. Lavar ropa negra no tiene que ser un problema. Siempre y cuando se traten las prendas con delicadeza. Si queréis que la vida de nuestra ropa negra sea larga, aquí os dejaremos algunos consejos para lograrlo.

Aunque parezca raro, empezamos a lavar la ropa antes de poner la lavadora. Y este es uno de los pasos que más se salta la gente. Es cierto que a menudo no disponemos de todo el tiempo que quisiéramos para dedicarle a las tareas del hogar. Pero si queremos optimizar la ropa y que nos dure más, valdrá la pena dedicar un tiempo extra a lavar ropa negra.

Cómo lavar ropa negra y que siempre esté perfecta

A continuación os daremos unos cuantos trucos y consejos para que al lavar ropa negra lo hagáis de la forma adecuada.

Antes de lavar ropa negra

Como hemos comentado antes, para lavar bien la ropa negra, hay que tener en cuenta muchas cosas. Incluso antes de meter la ropa directamente en la lavadora.

Ropa negra recién comprada

Para asegurar que el tinte negro de la prenda que acabamos de comprar dure mucho más en el tiempo, podemos seguir este truquito. Lo único que necesitamos es un cubo grande donde meter la ropa y vinagre de manzana o sal en su defecto. Hay dos opciones, en la primera debemos llenar el cubo de agua. La suficiente como para cubrir la ropa pero sin que llegue hasta arriba del cubo. Después, tenemos que echar una tazita de vinagre de manzana. Entonces debemos introducir la ropa en el cubo con la mezcla de agua y vinagre durante unos 15 minutos aproximadamente. La segunda opción puedes seguirla si no tienes a mano vinagre de manzana. Solo tenemos que llenar el cubo de agua como en la primera opción. Pero, en vez de echar vinagre de manzana, echaremos sal. La cantidad de sal será la misma que la del vinagre, una tazita. Cuando ya tengamos la mezcla, tenemos que hacer como antes, meter la ropa dentro y dejarla ahí durante 15 minutos más o menos.

Hay que tener en cuenta que esto solo tenemos que hacerlo antes del primer lavado. Si lo hacemos de forma continuada podremos dañar el tejido de la ropa.

Catalogar la ropa antes de meterla en la nevera

Este es un paso muy importante que muchos de nosotros no seguimos nunca. Cuando hablamos de catalogar o clasificar la ropa no solo nos referimos a separar la ropa negra de la blanca. También es fundamental que leamos detenidamente las etiquetas de la ropa. Esto es un error que se comete mucho sobretodo porque a veces cortamos las etiquetas de la ropa cuando nos rozan o nos hacen daño. Pero siempre es recomendable tenerlas a mano, porque sino podemos estropear nuestra ropa sin querer.

Lo primero que tenemos que hacer antes de meter cualquier prenda de vestir, ya sea negra o no, es ver si se puede lavar a máquina. Si dice que solo se puede lavar en seco, debemos llevarla a una tintorería. Ya que nuestras lavadoras no tienen esa función. Y, por otra parte, algunas prendas delicadas solo se pueden lavar a mano. Esto si lo podemos hacer en casa.

Otro punto a tener en cuenta es el tejido de la ropa. Aunque solo estés lavando ropa negra, eso no quiere decir que se puedan meter juntas en la lavadora forzosamente. La ropa interior o las prendas de vestir delicadas y finas no se deben juntar con pantalones vaqueros o toallas.

Otros trucos antes de lavar ropa negra

El primero, sin duda, es vaciar los bolsillos. Si tenemos cosas en los bolsillos que destiñen, pueden arruinarnos nuestra ropa. Además, de esta forma, evitaremos que los objetos como pañuelos o papeles que hayan dentro creen pelusas en la ropa.

Por otra parte, es recomendable que cerremos todas las cremalleras y botones de los bolsillos. Cuando la ropa está dentro de la lavadora, los bordes de las cremalleras abiertas y de los bolsillos empiezan a desgastarse. Y podrás ver como, con el roce, irán perdiendo color.

Por último, antes de lavar ropa negra, podemos hacer una cosa que alargará su vida un poco más. Si antes de meter la ropa negra en la lavadora le damos la vuelta, podremos evitar que las vueltas del tambor de la lavadora quite color a tus prendas.

Hora de lavar ropa negra

Eligiendo bien el detergente

Tanto si usas detergente líquido, seco o en cápsulas, debes elegir el adecuado. Aunque siempre es más recomendable utilizar un detergente que no sea en polvo. Ya que estos tienen más riesgo de quedar manchas blancas. Existen detergentes especiales para lavar ropa negra. Si lo ves, compra ese y utilízalo siempre con tus prendas de color negro. Si, en cambio, no lo encuentras o prefieres utilizar otro, no te preocupes. Solo tienes que decantarte por un detergente que no tenga aditivos incorporados. Para asegurarte, mira la etiqueta y compruébalo.

De todas formas, huye siempre de los detergentes que tengan blanqueador o que en su etiqueta ponga que es especial para ropa de color. Estos detergentes suelen recomendarse para ropa de colores, pero no para ropa negra.

Por último, cuando vayas a echar el detergente, fíjate bien que no eches demasiado. Si sobrecargas el hueco de detergente es muy posible que en tus prendas negras aparezcan cercos o manchas blancas. Esto ocurre cuando la cantidad es exagerada.

Lavar y secar ropa negra

En algunas lavadoras nuevas podemos observar que tienen incorporado un programa especial para lavar ropa negra. Bien, si este es tu caso, solo tienes que poner ese. Si no tienes este programa en tu lavadora, no te preocupes, hay solución. Solo tienes que lavar la ropa negra a la temperatura más baja que puedas. Y ten en cuenta que la temperatura nunca deberá superar los 30ºC. De esta forma, con el frío, las fibras de la ropa tardarán más en romperse y el color y el tejido durarán más.

Por otra parte, no es recomendable dejar mucho tiempo la ropa negra en la lavadora, por el desgaste del color, que es muy delicado. Por eso, pon siempre ciclos de lavados cortos para lavar ropa negra.

A la hora de secar la ropa negra, siempre será mejor que la tiendas en perchas o en un tendedero. Ten cuidado de que la luz del sol no les de directamente, porque pueden perder su color. Si usas la secadora, debes poner la menor temperatura posible.

Por último, plancha las prendas de color negro del revés. De esta forma el color se mantendrá vivo mucho más tiempo. Y pon una temperatura baja en la plancha para que no destiña o dañe el tejido.

Esperamos que este artículo os haya servido de gran ayuda a la hora de saber cómo lavar ropa negra.

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.