Cómo lavar bien las cortinas

Toda casa está llena de muchos elementos. Por más pequeña que sea, siempre está llena de cosas básicas, como el frigorífico, la lavadora, la plancha, la estufa, el lavabo, etc. Estas son cosas 100% funcionales y necesarias para realizar las labores diarias y llevar una vida más cómoda.

Sin embargo, en las casas también encontramos elementos decorativos, cosas que, aunque no son indispensables, agregan un toque cálido al espacio y lo hacen, además de más atractivo, acogedor.

Tal es el caso de las cortinas que colocamos en nuestras ventanas. Estas, no solo sirven para decorar, sino que también cumplen otras funciones. Por ejemplo, evitan que la luz solar llegue directamente, son una fuente de calor para toda la habitación y aportan intimidad, para no ser vistos desde afuera.

Cómo lavar bien las cortinas

Las cortinas pueden ser fabricadas a partir de varios tipos de tejidos y materiales. En vista de eso, cada una ameritará que se lave de cierta manera específica para su conservación. De lo contrario, su tiempo de vida útil será muy corto y pronto tendrán que ser reemplazadas por unas nuevas.

Si bien es cierto que la mayoría de las personas prefiere pagar el servicio de lavandería, para librarse de la tarea de tener que lavar ellos mismos sus cortinas, en esta oportunidad estaremos compartiendo contigo algunas instrucciones sobre cómo puedes llevar a cabo esta labor con éxito.

En ocasiones, nuestras cortinas poseen un valor sentimental. Quizás las hemos heredado de algún familiar o fueron un obsequio de algún ser querido. En vista de eso, te daremos trucos y consejos prácticos que permitirán que puedas disfrutar de tus cortinas por mucho tiempo más.

Asimismo, te estaremos indicando algunos errores frecuentes, que las personas suelen cometer, a la hora de lavar las cortinas de la casa. Veamos ahora mismo de qué se trata.

Instrucciones para lavar bien las cortinas

La tarea de lavar las cortinas de la casa es una de las que hacemos con menos frecuencia. Un factor determinante, en este sentido, es la cantidad de polvo que haya en el lugar donde vivimos. Si vives en una zona en donde hay mucha brisa, es probable que tengas que lavarlas con mayor frecuencia.

No todos los tipos de cortinas se pueden lavar de la misma manera. Algunas pueden meterse en la lavadora, mientras que otros no. Como son más delicadas, es preferible que se laven a mano. Por eso, en esta oportunidad, te estaremos explicando cómo realizar ambos procedimientos de manera exitosa.

Antes que todo, como primer paso, debes revisar la etiqueta de tus cortinas y verificar qué tipo de lavado permite, a fin de que no las dañes. Después de eso, podrás poner manos a la obra.

Cómo lavarlas a máquina

Cómo lavar bien las cortinas

  1. Descuelga las cortinas de su soporte y asegúrate de quitarle todos los elementos metálicos que tenga, sin importar si son ganchos, anillos, etc. Debes evitar pasar alguno por alto. En un descuido, la tela podría terminar dañándose durante el lavado o después, debido a la presencia del óxido.
  2. Coloca las cortinas dentro de la lavadora y utiliza detergente suave para uso de ropa delicada. Trata de no usar ningún tipo de blanqueador y agua que sobrepase los 30° C. La mayoría de los fabricantes no lo recomiendan, en vista de que podría dañar por completo el tejido.
  3. Usa un ciclo de lavado que sea suave y que su duración sea breve. De igual manera, el centrifugado debe ser corto y no sobrepasar los 400 rpm.
  4. Cuando hayas terminado de lavar las cortinas, cuélgalas al sol para que sequen y así evitar el uso de la secadora, para no correr el riesgo de que la tela se vaya a encoger.
  5. Revisa la tela y verifica que aún esté húmeda. Si ese es el caso, la recomendación es que las vuelvas a colocar en su soporte y deja que terminen de secarse estando ahí. Esto es para que el peso de la misma tela consiga eliminar cualquier arruga que pueda tener, y ¡listo!

Si sigues este procedimiento al pie de la letra, disfrutarás de tener cortinas como nuevas y totalmente impecables. Pero, ¿cómo puedes lavarlas a mano?

Cómo lavarlas a mano

Cómo lavar bien las cortinas

Si tus cortinas son más delicadas, y no pueden ser lavadas en lavadora, en tal caso, necesitarás aprender a lavarlas a mano para darles un mejor cuidado.

El trabajo no es más complicado de lo normal. Sin embargo, es importante contar con un recipiente lo suficientemente grande como para sumergir las cortinas por completo y sin problemas.

  1. Sumerge las cortinas en una bañera o en algún otro medio similar.
  2. Una vez que estén sumergidas, viérteles un detergente suave, que sea adecuado al tipo de tela, para poder realizar un enjuague apropiado.
  3. De igual manera, procura que la temperatura del agua no supere los 30° C.
  4. En caso de que quieras retirar alguna mancha en específico, aplica sobre la mancha una solución quitamanchas para el tipo de tela de tus cortinas. Hazlo en seco y permite que actúe por un espacio de tiempo.
  5. Luego de transcurrido el tiempo, podrás proceder a lavar normalmente.

Cómo lavar cortinas de baño

Cómo lavar bien las cortinas

Esta es otra categoría de cortinas que necesitan de mucha higiene, en vista de que, debido a la humedad, es fácil la proliferación de gérmenes y bacterias. No obstante, puesto que por lo general están hechas de plástico, para aislar el agua de manera efectiva, su limpieza es mucho más fácil.

  1. Descuelga las cortinas de baño.
  2. Prepara una mezcla de agua, vinagre y detergente.
  3. Aplica esta mezcla a las cortinas y, con la ayuda de un cepillo, comienza a limpiar la superficie por completo, procurando remover cualquier mancha de moho, partes resbaladizas u otro tipo de sucio que tenga.
  4. Para finalizar, retira la mezcla con agua y ¡listo!

Por supuesto, como es de esperarse, para lavar bien las cortinas necesitas algunos elementos básicos, ¿Cuáles son?

¿Que necesitas para lavar bien las cortinas?

Cómo lavar bien las cortinas

Para lavar las cortinas en lavadora, necesitarás:

  • Una lavadora.
  • Agua templada o a una temperatura inferior a los 30° C.
  • Detergente suave para ropa delicada.
  • Un ciclo de lavado corto.
  • Secado al sol.

Para lavar a mano tus cortinas, vas a necesitar:

  • Una bañera o algún otro recipiente lo suficientemente grande como para sumergir las cortinas por completo.
  • Un detergente suave.
  • Agua a una temperatura menor a los 30° C.

En caso de querer lavar las cortinas del baño, vas a necesitar:

  • Agua.
  • Vinagre.
  • Un detergente.
  • Un atomizador para pulverizar toda la cortina.
  • Un cepillo.

Tal como has podido darte cuenta, no requieres de productos especiales ni nada por el estilo. Lavar tus cortinas es una tarea similar al lavado de la ropa. Sin embargo, requiere de algunas atenciones especiales, ¿cómo cuáles?

Consejos para lavar bien las cortinas

Cómo lavar bien las cortinas

En caso de que tus cortinas requieran un tipo de lavado en seco o algún otro proceso más delicado, en vista del tipo de material con el que fueron fabricadas, lo más recomendable es que no intentes realizarlos en casa. Lo mejor que puedes hacer es llevarla a la tintorería de tu localidad.

La misma recomendación es aplicable en caso de que tus cortinas estén muy desgastadas por el efecto del sol sobre ellas. Lavarlas en casa podría traer como consecuencia que se rompan.

Por otra parte, presta mucha atención a aquellas cortinas que tienen algún elemento decorativo o una forma determinada, para que no la dañes al lavarla.

Si tus cortinas son de colores, sepáralas por colores, en caso de que quieras lavar más de una. Así evitarás que se destiñan y traspase el tinte de unas cortinas a otras.

Ten en cuenta que las cortinas blancas se pueden lavar con agua cuya temperatura supere los 30 ° C. A diferencia de las cortinas sintéticas transparentes. Asimismo, las cortinas de lino y de seda merecen un tipo de tratamiento muy especial, ya que se trata de un material más delicado, cuya limpieza es más específica.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.