Nadie podría negar que usar electrodomésticos, nos hace la vida mucho más fácil. Tan solo imagina por un momento lo que tendrías que hacer para cocinar, de seguro sería toda una odisea. Eso ni hablar de lavar la ropa.

Hace unas décadas atrás, nuestros antepasados tenían que ir a ríos, arroyos o alguna otra corriente de agua para poder lavar. Restregaban la ropa contra las piedras para que quedara bien limpiar y no usaban detergentes. Imagina todo el esfuerzo que eso implicaba.

¡Ni hablar si tenían mucha ropa acumulada! De seguro terminaban con los brazos agotados, y no tenían derecho al pataleo porque formaba parte de sus obligaciones. ¡Gracias Dios por quien creo la lavadora!

Ese ha sido un invento súper práctico. De hecho, casi no tenemos que hacer nada. Solo dividimos la ropa por color, llenamos la lavadora, colocamos la carga de ropa dentro de ella, programamos el tiempo de lavado y comienza la magia.

Incluso, algunas lavadoras exprimen, de modo que la ropa sale casi completamente seca. Solo de tender en la percha. Lavar solo nos toma, a lo mucho, unas dos horas y lo puedes hacer sin desatender tus otras obligaciones.

Así que puedes hacer varias cosas a la vez. Lo que te permite desocuparte mucho más rápido de los quehaceres de la casa y tener más tiempo para ti. Pero, ¿Cómo puedes instalar la lavadora? No tienes que ser un técnico para hacer esta tarea. Ahora mismo te estaremos indicando los pasos a seguir.

Verás que, en un abrir y cerrar de ojos, ya tendrás instalada tu lavadora, lista para ser usada. También te estaremos indicando lo que necesitarás para una correcta instalación y algunos consejos que te serán de utilidad.

Cómo instalar lavadora

Pero, sin más demora, comencemos con las instrucciones. Veámoslas paso a paso.

Instrucciones para instalar lavadora

Tener una lavadora propia supone un gran ahorro de tiempo y dinero, pues no tendrás que ir a la lavandería para lavar tu ropa. Si eres dueño de una casa o de un apartamento, en algún momento tendrás que hacer la instalación de una lavadora.

Pero no te angusties, aquí te estaremos explicando cómo puedes hacerlo. Presta mucha atención a las siguientes instrucciones:

  • Lo primero que debes hacer es seleccionar el lugar correcto. Para ello, deberás tomar en cuenta algunos aspectos importantes como que el suelo esté nivelado, que tengas acceso al agua fría y caliente, que puedas llegar fácilmente al desagüe y que este alejada de fuentes de calor, como la calefacción.
  • Lo siguiente que debes hacer es conectar la manguera de suministro de agua de la lavadora. Esta es la que se encarga de llevar agua hacia la lavadora cuando lavas la ropa.

Si tienes tuberías que van hacia el lugar donde se encuentra tu lavadora, lo que tienes que hacer es conectar la manguera. Así de simple.

  • Después de este paso. Deberás conectar la manguera de desagüe. Esta manguera es por donde saldrá el agua de la lavadora cuando ya haya hecho su función.

Si tienes cerca un fregadero, puedes colocar la manguera sobre el borde para que pueda drenar el agua en el fregadero y evitar molestias sobre cómo desechar el agua.

  • Finalmente, puedes hacer una prueba con tu lavadora, ¿cómo? Poniéndola a funcionar. Coloca dentro de ella una carga de ropa y verifica que realice su función correctamente. De esa manera podrás asegurarte de que no tenga fugas de agua y de que esté marchando a la perfección.

Tal como has podido darte cuenta, instalar una lavadora no es nada de otro mundo. Cualquiera lo puede hacer, tomando en cuenta las instrucciones que te hemos dado.

Ten en cuenta que no todas las lavadoras son iguales y que tal vez su instalación varíe un poco de un modelo a otro. Sin embargo, por lo general, es el mismo procedimiento. Pero, ¿Qué herramientas necesitas para la instalación de una lavadora?

¿Que necesitas para instalar lavadora?

Para realizar un proceso de instalación eficaz, necesitarás algunas herramientas. Pero no tienes por qué asustarte, ya que estas son muy básicas. Por ejemplo, necesitarás una llave inglesa o un alicate para ajustar la manguera del suministro del agua.

Al hacerlo, trata de no apretarla con mucha brusquedad porque podrías ocasionar un accidente. El remedio sería peor que la enfermedad y solo lograrías complicar aún más las cosas.

También puede que necesites teflón. Esto con la finalidad de agregarle a la boca de la tubería, antes de colocar la manguera para evitar las fugas de agua. Ya que esto afectaría la funcionalidad de la lavadora.

Por otra parte, también debes verificar que el largo de la manguera del suministro del agua sea la correcta, en lugar de forzar la manguera para que llegue a la tubería, compra otra que se ajuste mejor a tus necesidades. Estas las puedes conseguir en cualquier lugar donde distribuyan repuestos de lavadora.

Por lo general, las lavadoras traen una manguera para el desagüe. Sin embargo, si notas que esta no te es útil, tal vez tengas que adaptarle una o también puedes sustituirla con un tubo. Lo importante es que puedas asegurarte de las cosas antes de que tomes una decisión.

Aunque instalar una lavadora puede ser un trabajo bastante sencillo, si se te complica el procedimiento, evita caer en la tentación de hacer las cosas a tu manera. Más bien, lo más recomendable sería llamar a un técnico para que él realice la instalación. Pero tendrás que asumir que pagarás dinero, tal vez, innecesariamente.

Tomando en cuenta lo anteriormente dicho, podrías preguntarte si debes tomar en cuenta algunos otros consejos. Seguro que sí, ya que nunca están de sobra. Presta atención a lo que tenemos que decirte.

Consejos para instalar lavadora

Antes de realizar la instalación de la lavadora, procura leer las instrucciones. Este es un paso que solemos pasar por alto, pero que es muy importante. Solo piensa, ¿por qué los artefactos traen un manual de instrucciones? Para ser leídos y así hacer las cosas correctamente.

Incluso, pudiéramos dañar el artefacto por omitir este paso y hacer algo mal. No perdemos nada leyéndolo, al contrario, ganamos la confianza y la seguridad de haber hecho bien las cosas.

Ten en cuenta que algunas lavadoras poseen circuitos que son muy sensibles, por lo cual es mejor saber todos los detalles del artefacto antes de hacer la instalación.

Por otra parte, aunque la cinta de teflón es muy útil para solucionar problemas de fugas de agua en las tuberías, no es milagrosa. Si el problema persiste o empeora, lo más recomendable en este caso es que cambies las tuberías.

Si tu lavadora viene con dos entradas, una para agua caliente y otra para agua fría, pero tú solo tienes disponible agua fría, entonces tendrás que colocar un tapón a la entrada de agua caliente. Ya que si no lo haces, el agua podría filtrarse y ocasionar daños en las paredes o tuberías de tu casa. Un mal que puede prevenirse.

Si notas que la manguera del suministro de agua es muy corta, evita hacer lo que muchos hacen, estirarla para que llegue a la tubería. Con esto solo lograrás romperla y, de igual manera, tendrás que ir a comprar otra. Lo que sería un gasto doble.

Apaga la válvula de la lavadora. Esta se utiliza para evitar que el agua pase hacia las mangueras. Si no vas a estar en tu casa durante mucho tiempo, lo mejor que puedes hacer es cerrarla. Hacerlo también te ayudará a disminuir la presión del agua de las mangueras que van hacia la tubería. Así reduces las posibilidades de que haya fugas.

Si tomas en cuenta los consejos que te hemos dado, no tienes nada de qué temer. Podrás beneficiarte de la comodidad que reporta tener una lavadora en casa.

 

¿Te ha gustado?