Los mosquitos, moscas y topo tipo de insectos son una molestia muy habitual en determinados climas, sobre todo en los más cálidos y húmedos. Hacer trampas para mosquitos nos permitirá librarnos de su continua presencia y ayudarnos a recibir menos picotazos. Las picaduras de mosquitos no solo resultan incómodas dado el picos que nos producen, si no que también pueden llegar a ser bastante peligrosas, pues a través de ellas podemos contagiarnos de ciertas enfermedades. La transmisión de estas es muy habitual porque los mosquitos chupan la sangre de humanos y animales y al hacerlo pueden transmitir y contagiar enfermedades.

Por todas estas razones es muy recomendable poner trampas para mosquitos y desarrollar instrumentos para exterminarlos. Existe una gran oferta de estos en el mercado actual y pueden comprarse de muchos tipos: insecticidas, trampas de pegamento, ambientadores,…Sin embargo comprar estos remedios no siempre es la solución más acertada ya que muchas veces estos productos nos producen alergias y en otras ocasiones resultan demasiado costosos para nuestros bolsillos.

Por ello podemos tratar de buscar una alternativa más económica como la que os presentamos a continuación y consiste en hacer tus propias trampas caseras para mosquitos. Se trata de una solución rápida, efectiva y muy divertida. Puedes realizarla con niños ya que es una manualidad divertida y entretenida que apenas te llevará unos minutos.

Existen varias formas de hacer trampas para mosquitos, pero a continuación te explicamos la manera más fácil y efectiva. Así pues, si estas interesado en saber cómo hacer trampas para mosquitos no te pierdas la siguiente explicación:

¿Que necesitas para hacer trampas para mosquitos?

  • Una botella de plástico (preferiblemente de unos dos litros)
  • Un cúter
  • Una cacerola
  • Agua
  • Azúcar
  • Un sobre de levadura

Instrucciones para hacer trampas para mosquitos

  1. Lo primero que necesitarás es hacerte con una botella vacía de plástico. Lo ideal es que tenga una capacidad de dos litros, aunque también puedes hacerlo con otras botellas más pequeñas. Obviamente te servirá cualquier botella vacía de refresco o de agua. Cógela y límpiala con agua. Como puedes observar construir este tipo de trampas para mosquitos, además de permitirnos ahorrar un poco, nos ayudará a reciclar algunos materiales. plastic-bottles-388679_640
  2. Corta la botella ayudándote de un cúter. Puedes utilizar cualquier otra herramienta, aunque un cúter es la opción más acertada. Utilizar unas tijeras es algo complicado, dado la superficie curva del exterior y sin duda alguna nos ofrecerá un acabado un poco irregular. También puedes utilizar un cuchillo bien afilado, pero entonces el riesgo de cortarte será mayor. Lo mejor es utilizar un cúter cuya hoja retráctil nos permitirá realizar un corte preciso y sin mayor riesgo de cortarnos. Debes cortar la botella en dos partes. La idea es dejar la forma cilíndrica de la botella sin tocar y retirar la parte superior con forma de embudo inverso, es decir, empezarás a cortar en el lugar en que la botella empieza a estrecharte. Una vez que hayas cortado la botella no te deshagas de ninguno de los dos pedazos, ya que utilizarás ambos más adelante.
  3. A continuación vas a ir cocinando la solución líquida que introducirás en la trampa. Para ello coge agua, aproximadamente un litro, en una cacerola. Añade cuatro cucharadas de azúcar. Puedes utilizar el tipo de azúcar que tengas más a mano, no importa si es azúcar blanco o azúcar moreno, su objetivo es endulzar la mezcla, así que no tiene mayor importancia el tipo del mismo que utilices. Hierve la mezcla durante unos minutos, no más de quince minutos. Coloca una tapadera sobre la cacerola de forma que no se evapore mucho agua. Como te habrás dado cuenta lo que estás haciendo es cocinar un almíbar. Retíralo del fuego y déjalo enfriar. Cuando esté bien frío añade la levadura. Es importante que esperes a que la mezcla haya enfriado bien, pues de otra manera la levadura se verá inutilizada por culpa del calor.
  4. Ahora vas a terminar de construir la trampa, utilizando las dos partes de la botella que has cortado con anterioridad. Coloca la parte superior de la botella, en sentido inverso, sobre el cilindro y fíjalo todo muy bien utilizando cinta adhesiva. Lo que acabas de hacer es construir la entrada de la trampa. Los mosquitos entrarán a través de embudo atraídos por el líquido que has cocinado antes, pero luego no podrán encontrar la salida con facilidad y quedarán atrapados. Es posible que algunos consigan encontrar la salida por lo que es importante calcular bien la cantidad de líquido que debes utilizar para que este llegue casi hasta el borde del embudo, de forma que en cuanto entren los mosquitos caigan al agua se ahoguen sin posibilidad a salir volando a través del embudo.                                                    blood-158837_640
  5. Vierte el líquido en el interior de la trampa a través del embudo. Si quieres puedes cubrir el exterior de la trampa con una cartulina o tela oscura. Este punto no tiene improtancia alguna para el funcionamiento de la trampa, que ya está operativa. Cubrir la trampa es un ejercicio meramente estético para ocultar a nuestra vista los futuros insectos muertos en su interior. Si no tienes ninguna tela o cartulina no tienes por qué comprarla, puedes pintar el exterior de la botella con pinturas acrílicas o utilizar un viejo calcetín, por ejemplo. Recuerda que el objetivo de construir tu propia trampa de mosquitos casera es ahorra un poco y utilizar materiales que nos sobran.
  6. ¡Tu trampa ya está lista! Como te habrás dado cuenta el líquido azucarado sirve para atraer a los mosquitos, aunque tal vez te estés preguntando para qué sirve la levadura. Al añadir la levadura la mezcla resultante comenzará a emitir CO2 (no debes preocuparte, ya que es una cantidad mínima) tal como hace nuestra propia piel y que es lo que atrae a los mosquitos.

Consejos para hacer trampas para mosquitos

  • Cambia el líquido de la trampa periódicamente, dado que con el tiempo la mezcla puede comenzar a oler.
  • Otra manera de realizar estas trampas es utilizando miel en lugar de azúcar. Existen muchas recetas para formar el líquido que debe atraer a los mosquitos. Puedes tratar de desarrollar la tuya propia. Tal como te habrás dado cuenta lo importante es que el líquido sea dulce y contenga una cierta dosis de levadura. Si te interesa puedes investigar mezclando otros ingredientes como el vinagre y el limón.
  • Existen muchas plantas aromáticas, como la albahaca, que sirven para ahuyentar a los mosquitos. Si hay demasiados insectos en tu casa y la trampa no sirve para acabar con todos ellos puedes tratar de colocar albahaca en las ventanas, de forma que se introducirán muchos menos mosquitos en las habitaciones.
  • Junto a estas trampas puedes utilizar otra serie de remedios habituales, como colocar mosquiteras, utilizar un matamoscas,…existen muchas posibilidades baratas y económicas.flyswatter-30020_640
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 91,67% le ha gustado.