Cómo hacer un mural en tu sala

Las tendencias decorativas de una casa están cambiando constantemente. El día de hoy algo puede estar de moda, pero el día de mañana no. Por otra parte, hay quienes afirman que las modas siempre regresan y la verdad es que, en muchos casos, esto es cierto. Por eso, nunca es aconsejable deshacerse de los objetos decorativos que quitamos de casa.

Siempre se presentan muchos conflictos sobre lo que se debe colocar en las paredes. Algunos apuestan por el uso de cuadros, mientras que otros prefieren los espejos o algunos adornos sencillos.

Es cierto que estas son buenas opciones, pero algunos expertos afirman que no le aporta más estilo al hogar. En vista que se consideran pasadas de moda. Por otra parte, a veces, este tipo de adornos no refleja nuestra personalidad al 100%.

Cómo hacer un mural en tu sala

Sin embargo, ese no es el caso de los murales. Para el año 2019 este tipo de decoración cobró mucha fuerza, por considerarse muy fresco y con bastante estilo. Un mural en la sala de tu casa o de tu apartamento, podría hacer que el espacio adquiera mucha fuerza.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que existen muchas opciones a la hora de elegir qué mural usar. De hecho, las posibilidades son infinitas. Cada persona está en la libertad de hacer algo que sea completamente suyo, algo que sea distinto a los demás.

Si estás leyendo este artículo, es probable que tengas el deseo de hacer tu propio mural. Pero, ¿cómo lo puedes hacer? ¿Qué debes tomar en consideración? ¿Cuáles son tus opciones? ¿Qué necesitas para conseguirlo? El día de hoy estaremos compartiendo contigo algunas ideas prácticas.

De esta manera, al terminar tu mural, podrás dar un paso atrás para contemplar una verdadera obra de arte, y lo mejor es que la habrás hecho tú mismo.

Instrucciones para hacer un mural en tu sala

Cómo hacer un mural en tu sala

Una de las ideas más geniales son los murales hechos a base de fotos. El uso de fotografías es típico cuando lo que queremos es convertir una casa en un hogar. Por otra parte, puedes escoger entre hacer un mural con fotos propias, o uno con fotos de una temática en particular, para tu sala.

Lo que sí está claro es que existen muchas maneras de hacer de un simple mural de recuerdos importantes, termine convirtiéndose en una verdadera obra de arte. Por ejemplo, puedes lograrlo cuando el mural decora toda una pared.

  1. Escoge las fotos que más te gusten, aquellas que te recuerdan momentos importantes y especiales que quieras compartir con otros. Luego, procura imprimir las fotos en blanco y negro, a fin de darle un aspecto mucho más estético.
  2. Coloca una foto al lado de la otra, sin dejar que halla espacio entre ellas. Continúa así en cada línea hasta que hayas logrado cubrir por completo la pared. No importa si las fotos son de distintos tamaños, lo que se busca es que no quede ni un solo espacio en blanco.
  3. También está la opción de crear un mural con fotos, usando cinta adhesiva de colores y estampados como marco fotográfico. Al hacerlo así, el resultado final será una composición muy colorida, creativa, explosiva y original.
  4. Si tienes un estilo un poco más irreverente, puedes crear tu mural de fotos con forma irregular. Pese a que esté hecho de esta forma, requiere de cierto orden y planificación para que, visualmente, sea efectivo y parezca ser una verdadera obra de arte.
  5. La buena noticia para los amantes de las redes sociales es que los murales hechos de fotos, tipo instantáneas de polaroid, están muy de moda. Puedes escoger un rincón de la habitación para aprovecharlo bien y colocar en él una selección de fotos de este estilo.
  6. En caso de que quieras crear un ambiente mucho más acogedor, puedes crear un mural de fotos en forma de árbol genealógico. De esta manera, cada miembro de la familia sentirá que es especial y que cumple un papel importante. Incluso, puedes integrar a las mascotas de la casa. Este tipo de mural fortalece las relaciones familiares.
  7. También puedes colocar tu mural sobre el sofá. Hazlo enmarcado dentro de un rectángulo blanco. Quedará muy bien y, además, al elegir las fotos cuidadosamente, crearás una narración visual con mucha potencia.
  8. En caso de que prefieras el estilo vintage, también hay una opción de mural de fotos para ti. La idea es que sobrepongas unas fotos con otras para crear un gran collage. Se verá un poco desordenado, pero muy atractivo.
  9. Por otra parte, también está la opción de enmarcar, de forma individual, cada una de las fotos del mural. En este caso, elige fotos que sean muy pequeñas, casi del tamaño de las instantáneas. Hacerlo de esta manera le dará fuerza a la idea de que se tratan de momentos importantes.
  10. Si te gusta ser diferente a los demás, entonces puedes hacer una especie de colgador con hilos o algún otro material resistente, para que cuelgues en él fotos con pinzas o clips. En realidad, esta es una idea de mural muy original y se ve muy bien.

Estas son tan solo algunas de las muchas formas de crear murales de fotos. Sin embargo, este no es el único tipo de mural que puedes hacer. Hay uno para cada tipo de persona y lo veremos ahora mismo.

¿Que necesitas para hacer un mural en tu sala?

Cómo hacer un mural en tu sala

Como ya lo hemos mencionado, existe un tipo de mural para cada persona, el cual expresa su personalidad, pero también su manera de ver el mundo. Algunas opciones son las siguientes:

Los murales de naturaleza

La naturaleza, por lo general, es una de las mejores fuentes de inspiración para hacer decoraciones súper interesantes.

Si te gusta la idea de tomar elementos del exterior, para llevarlos al interior de tu casa, puedes colocar en tu mural algunas plantas o flores. Juega con los colores y con los diferentes tonos, estos pueden llegar a convertirse en un gran aliado para darle vida a tu hogar.

Los murales geométricos

Cómo hacer un mural en tu sala

Esta es una tendencia decorativa que está muy en auge. En el mercado, es posible encontrar una gran cantidad de elementos de este tipo. La idea es que escojas algo que tenga profundidad y mucha personalidad.

Puedes empezar con cuadros, líneas o triángulos y luego colocarles un poco de sombra. También, puedes hacerlos dinámicos y colocarles color.

En realidad, no tienes por qué limitarte, ya que, hasta cierto punto, tienes mucha libertad para crear y dejar volar tu imaginación tan alto como desees.

Los murales abstractos

Cómo hacer un mural en tu sala

Esta es una de las tendencias que más se han puesto de moda. Puede que al principio te parezca que no tiene mucho sentido. Sin embargo, se verá muy bien y le dará singularidad al espacio de tu sala.

Para lograrlo, la recomendación es que juegues con los colores. Puedes hacerlo al salpicar manchas en tu pared que vayan en distintos colores.

También está la posibilidad de jugar con algunas figuras y hacer que se mezclen entre sí para crear una verdadera composición artística muy especial. Este tipo de mural te ofrece muchas posibilidades, en especial si lo que quieres es divertirte.

Algo positivo es que tendrás que colocarlo en toda la pared. Puedes posicionarlo en un punto determinado y que se vea el juego con las dimensiones.

Sin lugar a dudas, estas son ideas realmente geniales y muy originales. Si bien es cierto que, a la hora de hacer un mural, juega un papel muy importante tu buen gusto, también debes tener en cuenta ciertos puntos importantes que veremos ahora mismo.

Consejos para hacer un mural en tu sala

Cómo hacer un mural en tu sala

Si bien es cierto que puedes contratar a alguien para hacer el mural, también está la posibilidad de que lo hagas tú mismo. Puesto que será el centro de tu decoración, la idea es que el resultado final quede bastante bien.

El mural debe tener un aspecto bastante estético y todo debe encajar perfectamente. Incluso, en aquellos murales cuyo aspecto podría parecer un tanto descuidado. Si no estás seguro de conseguir ese resultado, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda profesional.

Pero, si tienes el talento, la creatividad y la delicadeza a la hora de realizar este tipo de trabajos, entonces solo resta que pongas manos a la obra y comiences a explorar en las ideas que quieres plasmar.

A fin de crear exposiciones caseras, combina cuadros con fotos en la pared. Son una mezcla ideal. Los cuadros le darán valor a las fotos y las fotos, a su vez, personalidad a los cuadros. Así conseguirás un estilo clásico lleno de mucha elegancia.

El color de la pared también juega un papel muy importante en el éxito de la composición en general. Toma en consideración que las fotos y sus marcos van a destacar mejor en paredes pintadas con colores neutros, como el blanco, el gris, el champán, etc.

También puedes crear un mural en donde combines marcos con diferentes colores y formas. En este caso, el éxito está en saber posicionarlos para que pueda haber armonía en él.

Por otra parte, no necesariamente debe ocupar solo una pared. Puedes hacer tu mural en una esquina de tu sala y abarcar con él ambas caras de la pared, tal como si se tratara de un libro abierto. De esta manera, podrás rescatar ese espacio muerto de tu sala y volverlo el centro de atención de todas las miradas.

Dile adiós al vinilo para forrar paredes, ya no tienes por qué colgar cuadros aburridos ni tienes que pensar en qué hacer para decorar de forma moderna tu casa. Los murales son la solución que tanto has buscado. Además, aunque esté solo en la sala, llenará toda tu casa de un ambiente muy especial y acogedor. Atrévete a crear tu propio mural, poniendo en práctica estos consejos.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.