Dentro del maravilloso mundo de la pintura, el color amarillo es uno de los colores más usados por todos nosotros y uno de los más populares. Este color suele pegar en muchos lugares y es capaz de transmitir cierta calidez a un entorno.

A la hora de pintar una casa, solemos usar este color mucho, sobre todo en tonos claros, ya que queda bastante bien y le da un toque especial a las habitaciones. Al ser un color suave, podremos tener una habitación parecida al blanco, pero con un ligero toque de calor dentro de la misma.

Este color es uno de los colores primarios, es decir, que es uno de los colores usados para formar todos los demás junto con el azul cyan y el magenta, los cuales si se combinan de la manera adecuada pueden ayudar a crear cualquier color existente.

Por este motivo, vemos tanto este color en las tintas de las impresoras junto a los otros tres(más el negro, aunque se pueda crear negro compuesto), ya que no hace falta ningún color más para poder crearlos todos.

Sin desviarnos del tema, es interesante aprender cómo tener este color para pintar nuestra casa o pintar un cuadro, ya que como ya dije antes, es un color que pega bien en cualquier sitio y que está presente en la naturaleza en muchas formas.

Así además podremos tener este color siempre que queramos disponible, pudiéndolo usar para lo que queramos.

Por eso, hoy te vamos a enseñar paso a paso cómo crear el color amarillo, para que así puedas tener a uno de los colores primarios disponibles para tu colección y para pintar la casa como quieras.

Instrucciones para hacer el color amarillo

  1. El color amarillo no se puede crear, hay que comprarlo:
    Lo primero que debes saber es que el color amarillo no se puede crear realmente, ya que como ya dije antes, es un color primario, así que tienes que conseguirlo de otras maneras porque no vas a poder crearlo comprando otros colores. Afortunadamente, los vendedores de pintura saben esto muy bien y por este motivo traen siempre pintura de este color para que puedas comprarlo fácilmente. Te aconsejo comprarlo junto al color azul cyan y al magenta, ya que así vas a poder crear cualquier color que quieras, siempre que tengas en cuenta el círculo cromático.
  2. Colores que se crean a partir del amarillo:
    Ya que ahora sabes que no se puede crear el amarillo, no quiero que te sientas decepcionado con este artículo, ya que puedes pensar que has entrado aquí perdiendo el tiempo. Sin embargo, esto no es así, ya que vas a poder aprender otros usos que se le puede dar a este color, como por ejemplo crear otros colores a partir de este.

    1. Color verde: Este es el color más famoso y más sencillo que puedes crear con el amarillo, ya que tan sólo tienes que mezclarlo con el otro color primario azul cyan para poder tener el verde disponible para pintar. Si lo vas a hacer para pintar un cuatro, hazlo en la paleta de mezclas de pintor y si lo vas a hacer a la hora de pintar una casa, hazlo en una cubeta aparte, echando un poco de pintura azul y otro poco de amarillo. Luego puedes ajustar la intensidad del verde según la cantidad de colores, ya que si por ejemplo echas más azul que amarillo, te quedará verde azulado.
    2. Color rojo: Aunque mucha gente crea que este color es un color primario, no es así, ya que realmente es un color que surge de la mezcla del color amarillo y del color magenta, dos colores primarios. Mezclados en buena proporción saldrá el color rojo, uno de los colores más populares que existen y uno de los más usados, así que seguramente esta información te resulte muy útil.
    3. Otros colores: Si ya tienes mucha imaginación, vas a poder crear colores terciarios a partir del amarillo, como por ejemplo el color naranja o variantes. Este color es una mezcla del amarillo y el rojo, siendo una mezcla de un color primario que es el amarillo, con un color secundario, que es el rojo. Una vez lo tengas listo, vas a poder seguir mezclando y creando variantes, las cuales al final acabarán por crear tu color perfecto.
    4. Negro: Crear negro es muy sencillo, ya que tan sólo hay que mezclar todos los colores en muy alta cantidad, para que nos quede el color negro, el cual representa la unión de todos los colores sin luminosidad alguna.
  3. Consejos para pintar: Ya que imagino que hayas venido aquí para pintar la casa, porque esto es la sección casa, te voy a enseñar cómo puedes aprender a pintar tu casa paso a paso.
    1. Preparar el suelo y la pintura: Lo primero que tienes que hacer es preparar el terreno para poder pintar correctamente, algo que tienes que hacer es cubrir el suelo con algún tipo de material tipo periódico para así no manchar la casa ni el suelo. También ni que decir tiene que tienes que mover todos los muebles y dejar espacio libre para poder pintar bien, además de poner cinta de carrocero por todos los sitios vulnerables para no manchar nada. Una vez lo tengas, vamos a preparar la pintura, abriendo el bote con cuidado y preparando nuestro color amarillo para la acción, mezclando con agua de la manera correcta y dejándolo listo.
    2. Preparar utensilios: Como obviamente no vamos a pintar con la mano, vamos a necesitar algunos utensilios como por ejemplo unas brochas o un rodillo para poder pintar. Aconsejo que sean de calidad, ya que los de mala calidad se estropean fácil y acaban por destrozar tu pared, así que no repares en gastos. Asegúrate de que están bien limpios, sin restos de pintura ni nada parecido y déjalos listos para pintar en la misma habitación, para no tener que andar dando paseos por la casa.
    3. Dar un par de manos: Mucha gente comete el error de dar tan solo una mano, algo que provoca que la pintura se levante y queden manchas en la pared. Yo por eso doy dos o incluso tres manos, para que quede una pintada mucho más sólida y duradera. La primera mano la doy relativamente rápido, en la segunda pongo más énfasis en los trozos que me he dejado, pero igualmente repaso todo. Finalmente en la última me centro en reparar los errores cometidos, para que toda la pared quede igual. Dejo reposar la pintura un par de horas entre mano y mano, para que se seque, ya que si diera las manos seguidas no serviría de nada y sería como dar tan solo una mano.
    4. Dejarlo todo limpio: Una vez que la pintura esté seca es hora de lavar los utensilios para un nuevo uso, de cerrar bien el bote de pintura amarilla para que no se seque la pintura, de volver a colocar los muebles, quitar los periódicos, limpiar los restos que se hayan podido caer y finalmente disfrutar de nuestra flamante pintura amarilla en nuestra pared, algo que sin duda le da un toque muy elegante y cálido a nuestro hogar y con el cual podemos estar orgullosos de haber conseguido.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.