Las cortinas son uno de los complementos más habituales de nuestras casas. Las cortinas o visillos son muy útiles ya que nos permiten mantener la intimidad de nuestras viviendas al tiempo que nos ayudan a protegernos del frío que puede entrar a través de las ventanas y en verano filtran la fuerte luz del sol que puede convertirse en una molestia. La mayor parte de las personas recurren a modistas o profesionales de la costura a la hora de hacer cortinas a medida para sus ventanas.

Esto ocurre así porque la mayoría de la gente opina que hacer cortinas es algo complicado que lleva demasiado tiempo y que exige unos conocimientos previos. Esto no es del todo cierto. Si dedicas unos minutos a la lectura de este artículo descubrirás que hacer cortinas no es un trabajo tan costoso y que puede llevarte solo un par de horas. Tampoco necesitas tener grandes conocimientos de costura para poder hacerlo, con saber utilizar la máquina de coser basta.

A decir verdad ni siquiera este paso es fundamental ya que puedes saltarte el paso de costura utilizando en su lugar cinta adhesiva para tejidos. Si estás pensando en hacer tus propias cortinas te animamos a que trates de hacerlo, es un proceso divertido e interesante y ¡te ahorrarás mucho dinero!

¿Que necesitas para hacer cortinas?

  • Cinta métrica
  • Tela
  • Tijeras
  • Tiza para marcar tela
  • Alfileres
  • Hilo y máquina de coser o cinta adhesiva para textiles
  • Plancha                                                                                                                                         tailors-chalk-517029_640

Instrucciones para hacer cortinas

  1. A la hora de comenzar a realizar tus propias cortinas el primer trabajo que debes iniciar es el de la planificación. Piensa qué tipo de cortinas deseas crear. Las más habituales son las que consisten en dos piezas de tela plisadas que se unen en el centro de la ventana. Además debes pensar cuál será la longitud de las mismas, es decir, si van a cubrir unicamente la ventana o van a llegar hasta el suelo, por ejemplo.
  2. Una vez que has decidido el tipo de cortinas que deseas debes tomar las medidas de las ventanas que deseas cubrir. Dibuja un esquema de las ventanas y sus medidas. Eso te ayudará enormemente a diseñar las cortinas. Ten en cuenta que la medida de las cortinas será bastante más grande que las de la ventana.
  3. Calcular la anchura de las cortinas: en lo que se refiere a la anchura de las mismas vamos a ver cómo las dimensiones se disparan. Imaginemos que la ventana que deseas cubrir mide unos dos metros. Para cubrirla necesitarás dos piezas de tela. Si nunca has hecho esto antes seguramente pensarás que vale con dos piezas de tela de un metro pero eso no es suficiente. Debes tener en cuenta que el aspecto que los visillos presentan cuando están cerrados es plisado u ondulado por lo que lo ideal es que cada pieza de tela mida 1,5 metros. Para calcular la tela que necesitas debes multiplicar la anchura de la ventana por 1,5. como puedes ver si aplicamos esto al ejemplo anterior descubrimos que para una ventana de 2 metros necesitamos 3 metros de tela (2 x 1,5 = 3)
  4. Calcular la anchura real de las cortinas: en el paso anterior calculábamos la superficie de tela de las cortinas que necesitamos para cubrir las ventanas sin embargo debes recordar que a la hora de hacer cortinas necesitamos crear dobladillos a cada lado de la tela para que esta no se deshilache y quede bonita. Para ello necesitaremos 2 centímetros más a cada lado. Esta medida nunca cambia, da igual la medida de las ventanas. Los 2 centímetros son necesarios para realizar los dobladillos y estos siempre presentan las mismas medidas. De esta forma la pieza total de tela que necesitamos es de 3 metros con 8 centímetros. Esto ocurre así porque vamos a dividir la pieza en dos y trozos de 1,5 metros cada uno de los cuales con dos centímetros adicionales a cada lado. Recuerda sumar 8 centímetros a la medida adquirida en el paso anterior, es algo fundamental.
  5. Calcular la longitud de las cortinas: este paso es mucho más rápido que el respectivo a la anchura. Unicamente debes medir desde el punto en el que comenzarán a caer las cortinas hasta el suelo o lugar hasta el que desees que lleguen las mismas.
  6. Calcular la longitud real de las cortinas: como en el caso anterior vamos a realizar ciertas operaciones de costuras que van a requerir algo más de tela. En este caso realizaremos un dobladillo en la parte inferior lo que supone utilizar dos centímetros más y otro en la parte superior, por lo que necesitaremos otros dos. Como puedes ver necesitas sumar 4 centímetros a la longitud anteriormente calculada.
  7. Ahora que ya conoces las medidas de tus futuras cortinas acude a la tienda de telas más próxima y compra la tela que más te gusta. Si no estás habituado a comprar tela comenta a los dependientes que quieres tela de cortinas o visillos. No todas las telas sirven para este fin. Los textiles apropiados para cortinas presentan una caída más bonita y filtran mejor la luz. Si no estás seguro de lo que necesitas déjate a consejar por los dependientes.
  8. Plancha la tela y asegúrate de que no quedan arrugas.                                                          background-96244_640
  9. Una vez tengas la tela planchada debes marcarla. Este es el proceso que más atención debe recibir ya que el mayor problema a la hora de hacer unas cortinas es conseguir que estas queden totalmente rectas y esto depende del correcto marcado de la tela. Utiliza una tiza para marcar la tela y comprueba las veces que sea necesario que las medidas están bien.
  10. Corta la tela siguiendo las marcas que has realizado. Tómate tu tiempo ya que no querrás estropear la tela y tener que volver a empezar de nuevo.
  11. Una vez que has cortado las dos piezas de tela debes volver a marcar el espacio de los dobladillos. Esta operación es muy sencilla. Unicamente debes marcar dos centímetros a cada lado de los rectángulos. Estas líneas son bastante importantes ya que te servirán de guía a la hora de realizar los dobladillos.
  12. Ahora tienes que hacer los dobladillos. Dobla los bordes de la tela hasta que toquen la línea que acabas de dibujar. Observamos así como has realizado una doble de un centímetro. Ahora debes doblarla sobre sí misma otra vez más. Como puedes observar al realizar esta operación estás eliminando los dos centímetros de tela que sobraban a cada lado. Realiza la operación poco a poco y sujeta las dobleces con alfileres.
  13. Tus cortinas ya están casi listas unicamente debes coser los dobladillos o pegarlos con adhesivo para textiles.sewing-machine-262454_640

Consejos para hacer cortinas

  • Tal como hemos comentado en el artículo puedes utilizar cinta adhesiva para realizar los dobladillos en lugar de coserlos. Sin embargo te recomiendo que los cosas ya que el acabado será más profesional.
¿Te ha gustado?
103 usuarios han opinado y a un 88,35% le ha gustado.