Si te estás preguntando cómo hacer el color naranja, continúa con la lectura de este artículo; si hablamos de pintura podemos expresar que ésta se ha ubicado a través de los años como una de las grandes facilitadores del arte; podríamos incluso decir que es la más importante, pero dentro de todo esto es claro que los colores juegan papeles muy trascendentes cuando se trata de crear, así como la combinación entre ellos.

Existen varios grupos de colores, los cuales están divididos según la variación que tengan: tenemos los primarios, los secundarios y los terciarios.

Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener por medio de la  mezcla de otros colores, estos son el amarillo, el azul y el rojo.

Por otro lado los colores secundarios son aquellos que se pueden obtener por medio de la mezcla de los colores primarios, estos son el verde, naranja y morado o púrpura.

Los colores terciarios son los que se obtienen cuando juntamos colores secundarios; esos son los que llamamos agua marina, verde azul, marrón, entre otros.
Cómo hacer el color naranja

El naranja

El color naranja o anaranjado pertenece al grupo de los secundarios, puesto que se forma por medio de la combinación de dos colores primarios: del rojo y del amarillo respectivamente.

Así que si quieres hacer un color naranja, deberás contar con pintura roja y amarilla, algo de agua y algún elemento para mezclar; si ya cuentas con todo ello, deberás hacer lo siguiente:

Hacer el color naranja

Realmente este es un color que podríamos comprar en alguna tienda y lo encontraríamos fácilmente, pero puede ser el caso de que contemos ya con las pinturas primarias y no queramos gastar más dinero, o que estemos pintando algo y de repente necesitemos el color naranjado y no tengamos el tiempo para ir a conseguirlo;  por otro lado hay a quienes les gusta ser los creadores de sus propios colores; así que para ir logrando esto, lo que hay que hacer es ir aprendiendo a mezclar las pinturas según sus colores; como ya lo dijimos, el naranja se hace por medio de la combinación de colores básicos o primarios que son el rojo y el amarillo; mezclar tus propios colores te ayudará a que busques tu propia intensidad, que encuentres el estilo que estás buscando, logrando identidad.

Paso uno

Busca en dónde vas a mezclar los colores y dónde los vas a revolver.

Paso 2

Si hay alguna pintura muy dura la deberás ablandar con un poco de agua, para que luego te quede más fácil hacer la mezcla.

Paso 3

Prueba con pequeñas cantidades la combinación del amarillo y del rojo.

Paso 4

Si deseas un naranjado de un tono más oscuro añade más rojo, si por el contrario lo quieres más claro, agrega más amarillo.
Cómo hacer el color naranja

Anaranjado mezclado con blanco

El blanco de por sí es un color que no se puede conseguir a base de pigmentos; este es el tono más luminoso que podamos encontrar dentro de la pintura y pues es imposible que una mezcla de tonalidades que son más oscuras, den el resultado de un color más claro que en este caso es blanco.

El blanco se puede utilizar para volver el anaranjado un color más pastel, para darle más luminosidad, pero a la vez para que pierda más saturación.

Anaranjado mezclado con negro

Con este color se puede oscurecer más el anaranjado, pero hay que tener mucho cuidado, sólo se debe probar con unas cuantas gotas, por otro lado podría apagarlo o ensuciarlo, podría ser mejor utilizar el color gris.

Lo más recomendable es irlo haciendo por medio del mismo rojo y amarillo.

Pasteles

Si estás trabajando con pasteles en seco, también puedes hacer el color naranja mezclando el rojo y el amarillo, y luego deberás frotarlos; el matiz que lograrás dependerá de la capa que pongas en la parte superior, así entonces si la parte de encima era roja lograrás un rojo naranja y si por el contrario era amarilla, lograrás un amarillo naranja.

Aceite pastel o de cera

En este caso sí es mejor conseguir el naranja puro, ya que las mezclas se hacen complicadas.

Sobre el color naranja

Si quieres aportar alegría o energía a tu hogar, el naranja será una buena opción y además sale para diversos estilos; el mismo combina muy bien con maderas que sean oscuras y con el blanco.

El naranja es un color vital que sin duda le dará alegría a la casa, además de que es bastante enérgico; el anaranjado también refleja algo de luz, lo que le dará luminosidad al hogar.

Las cartas de colores pueden traer por lo general 2 o 3 tonos, aunque realmente hay muchos más, así que esto dependerá del fabricante de las pinturas; ya mirarás cuál te gusta más; puedes encontrar desde el muy intenso color mandarina, hasta aquellos que no son tan llamativos.

Naranja en la decoración 

Si definitivamente te gusta este color para decorar alguna pared, ten en cuenta lo siguiente según la intensidad: los naranjas en general tendrán una mejor combinación con maderas que sean oscuras, como por ejemplo nogal o wengué, realmente con éstas no importará la intensidad; si vas a utilizar un naranja bastante oscuro, casi como el color de las tejas, te combinará bien con maderas claras como la haya o el arce; lo que no quedará nunca bien es que se combine con aquellas maderas que sean intermedias, pues se pueden confundir con el color y la idea es precisamente que las maderas se destaquen.

Si buscas un ambiente que sea relajado, opta por tapicerías con colores de tonalidades crudas que combinen con el mismo color que tiene la pared.

Puede haber otras opciones para los más atrevidos como combinar el naranja con un marrón (café) chocolate o incluso morado.

Estilos

El naranja te quedará perfecto en estilos tipo colonial para así darle un ambiente cálido, pero siempre sin irlo a sobrecargar, ya que este tiene la carga por sí mismo; lo mejor es en cocinas, salones, pasillos, baños o habitaciones de los niños; no es conveniente en un cuarto de dormir principal donde se busca tranquilidad.

Color mandarina

Este es un tipo de naranja en un tono más pastel; podemos decir que este color se encuentra entre el amarillo y el anaranjado, acercándose más a este último; el tono mandarina es un color intenso y cálido pero que a la vez trasmite dinamismo, fuerza y alegría, se le da este nombre debido a la pulpa de la fruta; tiene propiedades que son estimulantes y antidepresivas y en resumen podemos decir que es un tono que tiene mucha luminosidad naranja con mucho amarillo

Aunque es importante aclarar que este color no es muy discreto, así que hay que tener cuidado cuando se vaya a utilizar en la decoración de los ambientes.

Mandarina y colores neutros

Lo mejor será combinar este color con blanco, pues este último se encargará de que se neutralice la intensidad del mandarina y de esta manera lograrás calidez; también los colores cremas son una buena opción.

Mandarina en paredes

Puedes pintar una o máximo dos paredes de un espacio y que queden en contraste con los colores neutros; los mejores lugares de la casa para pintar de este color serán los exteriores y los baños, este último debido a que aporta luminosidad.

Cómo se hace el color mandarina

Este es bastante sencillo, sólo se deberá mezclar el naranja con algo de blanco.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos

 

¿Te ha gustado?
184 usuarios han opinado y a un 89,13% le ha gustado.

Comentarios

3 comentarios
  • Jose.manuel el

    Tables de colored donde la podremos encontra

  • Lucas el

    Tengo un color rosa y nesecito mesclarle una tinta para aser un naranja q color de tinta tengo q echarle.gracias

  • Mago Olmedo el

    Gracias por ayudarme ok ♡♡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.