Si te preguntas cómo hacer el color marrón, sigue leyendo este artículo para que de esta manera salgas de dudas; el color marrón también es llamado comúnmente café en varios países, así que si estás buscando cómo hacer el color café, estaremos hablando de lo mismo.

Para obtener el color café desde los colores básicos, no importa la pintura que utilices, ya sea a base de aceite, de agua o incluso lápices, la técnica y los principios son los mismos; es más, estos mismos conceptos son los que utilizan las impresoras que son de láser y también aquellas de inyección de tinta.

Quienes dibujan saben que es necesario aprender a obtener un color utilizando sólo los tres colores primarios o básicos, los cuales son el amarillo, el azul y el rojo; a continuación te diremos cómo obtener el color marrón sólo utilizando estos tres colores primarios.

Es probable que nos encontremos emocionados y entretenidos haciendo diferentes dibujos, entre ellos por ejemplo unos lindos paisajes llenos de llanuras, montañas y volcanes, llega el momento en que estamos por terminar nuestra pintura y nos damos cuenta que no tenemos ese necesario color marrón, si pasa esto, no hay problema, porque hay soluciones para lograr hacer ese tono con lo que tengamos, incluso sólo con los colores primarios.
Cómo hacer el color marrón

Con colores primarios

Paso 1 – Verde oscuro

Lo primero que deberás hacer es obtener una tonalidad verde oscura; cuando deseamos obtener un verde debemos mezclar el color amarillo con el azul, pero en este caso como queremos un verde oscuro, no podemos mezclar la misma cantidad de estos dos colores; lo que deberás hacer es tomar el color azul y luego ir añadiéndole, de a pocos, el color amarillo, esto si vas a trabajar con algún polvo o líquido, pero si estás trabajando con pinturas que son de cera,  pinta primero con tu color azul y luego pasa por encima tu color amarillo hasta que obtengas una tonalidad totalmente uniforme con el tono que deseas. En este paso sólo debes buscar lograr quedar con un verde oscuro sin importar su intensidad, pues la exactitud del color la deberás buscar en los pasos que describiremos a continuación.

Paso 2 – Color marrón

Ahora, teniendo ya tu color verde oscuro, sí llegó el momento de que obtengas tu color marrón, esto lo harás muy fácil combinando el color verde con el rojo; ya en el primer paso obtuviste tu color verde oscuro, ahora sólo falta que le añadas un rojo, ya sea líquido o en polvo según lo que estés trabajando, luego deberás homogenizar bien y así obtener el color marrón, no importa la tonalidad en que lo obtengas en este paso; si estás trabajando con pintura hecha en cera, deberás ir aplicando capas de rojo sobre tu pintura verde oscura hasta que obtengas un color marrón.

Paso 3 – marrón deseado

Por último ya deberás ajustar el marrón según el tono que quieras; en este punto ya sólo debes ir buscando la tonalidad exacta que quieres de ese color marrón; si quieres un marrón oscuro deberás ir añadiendo de a poco más azul y si quieres un marrón más claro o tipo sepia, ve añadiendo más amarillo.

En los colores en polvo o líquidos se debe ir agregando de a poco el amarillo o el azul según lo que queremos y luego homogeneizar bien, ya sea revolviendo con la ayuda de una pala de plástico o madera, o agitándolos; puedes ir mirando si le falta más color. Si estás trabajando con pintura de cera, deberás aplicar el marrón que obtuviste en el paso anterior e ir aplicando capas de amarillo o de azul según lo que quieras lograr.
Cómo hacer el color marrón

OTROS

En los pasos anteriores te enseñamos a hacer el marrón sólo teniendo tres colores, pero también es cierto que a lo mejor tengas una variedad más grande de colores contigo, lo que hará que te quede más fácil obtener un marrón; puede que pase que llegue el momento en que necesites este color y no tengas, que necesitas poca cantidad de esta pintura o que simplemente no la quieres comprar porque no tienes tiempo para ir o porque te gusta buscar tus propios colores.

Marrón claro

Necesitarás color azul y naranja, pero no debes juntar cantidades iguales ni similares ya que podría quedar muy oscuro; para lograr esto debes tomar la pintura anaranjada y añadirle un tercio de azul, agrega además un poco de blanco.

Marrón término medio

O lo que llamamos un color café normal; para esto lo único que tienes que hacer es añadir un poco de rojo y de verde a la mezcla de anaranjado y azul, cuando mezclas estos dos colores te da ese tono marrón original al que llamamos madera.

Marrón oscuro

Necesitarás de un color negro; comienza mezclando el anaranjado con el azul y luego un poquito de blanco (o sea los mismos pasos para obtener el café claro), mira cuánto echaste de blanco y toma ¼ de negro de esa cantidad; a continuación mezcla partes iguales de rojo y verde y listo, de esta manera has obtenido un marrón oscuro color chocolate.

Colores

Como ya lo dijimos, puede que cuentes con más recursos para hacer el color marrón, así que a continuación te daremos una mezcla de colores para obtener este.

Naranjado y azul

Toma como base la pintura de color naranjado y agrégale tu color azul, sólo debes añadirle entre el 4 y el 12%   en la proporción que corresponda a la base y mezcla muy bien; debe quedar totalmente homogénea.

Si ves que tu marrón aún está bastante anaranjado, ve añadiéndole de a poco más color azul; si quieres oscurecer más tu color café, puedes usar un azul con una tonalidad más oscura y si por el contrario piensas que te quedó muy oscuro, échale un poco de pintura amarilla y así hasta lograr el tono que deseas.

Rojo y verde

La cantidad de color verde deberá ser la cantidad de café que necesitarás; toma el color verde y de a pocos ve añadiendo el color rojo, ve mezclando la pintura, que te quede bien homogénea; si quieres un café más oscuro debes agregar más rojo y si lo quieres un poco verdoso agrega más verde.

Morado (púrpura)  y amarillo

También puedes utilizar el morado y el amarillo para obtener el color marrón o café.

Toma el color morado de base (o sea que debe ser la cantidad de pintura color marrón que quieras utilizar), luego toma la pintura amarilla y ve agregándola de a pocos mientras revuelves muy bien para homogenizar; para aclarar usa más amarillo y para oscurecer usa más morado (púrpura).

Sobre el color café

Este color lo podemos encontrar en todas partes, especialmente en la naturaleza, tanto en seres vivos como inertes, pues de este color son la madera y la tierra; se dice que este color representa resistencia, confianza, permanencia y defensa, aunque por el lado un poco oscuro también se dice que representa a la tristeza.

El color café en sí sólo no resulta ser un tono atractivo, no tiene una buena apariencia, pues se asocia con facilidad a las suciedades, repulsión y desmotivación; pero se convierte en un color maravilloso e importante cuando hace parte de un conjunto, como por ejemplo cuando pintamos un cuadro de un lindo paisaje; o los muebles en madera que están dentro de un hogar, entre otros.

Este color es neutro y cálido y puede ayudar a estimular el apetito; de hecho, si te fijas, la mayoría de restaurantes y cocinas tienen la presencia del color marrón.

Aquellas personas a quienes les encanta vestirse de café, no suelen tener mucho humor, tampoco les gustan mucho las actividades que pueden ser divertidas y hasta puede ser algo aburrido vivir con ellas, pero a la vez son personas sencillas y llenas de amabilidad, también trasmiten estabilidad y seguridad.

En cuanto a la decoración, cuando pintamos algo de este color estamos promoviendo algún tipo de represión emocional, puede que nos provoque algo de miedo, pero a la vez estamos alejando la inseguridad; puede producir inquietud e hiperactividad, así que lo mejor es que no abuses de ese color, sobre todo si tu idea es hacer que tus espacios sean acogedores para los demás.

Notas

  • Te recomendamos hacer el marrón con la técnica de los colores primarios, pues tienes posibilidades mayores de jugar con el color y encontrar lo que verdaderamente quieres.
  • Cuando estés haciendo las mezclas siempre utiliza pequeñas cantidades de pintura para ir probando el resultado, no vaya a ser que quedes con un tono que no te gusta. Puedes tomar una pequeña muestra y cuando el color te tenga totalmente convencido (a), ahora sí puedes hacer lo mismo en proporciones más grandes.
  • Si vas obtener colores en acuarelas los resultados serán muy rápidos, pues éstas son hechas a base de agua y por lo tanto se verá pronto el resultado del color por la evaporación, contrario a lo que pasa con el óleo donde verás el efecto más retardado, pues a la vez se está haciendo una mezcla con aceite, ya sea de linaza o de trementina.
  • Puedes utilizar otros productos para buscar una tonalidad brillante o una mate.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.