Una de las cosas que más nos acompañan a lo largo de estos años, es el cemento, el cual es uno de los medios que sujetan nuestras casas para evitar que se caigan. Por esta razón, aprender a hacer cemento te puede ayudar a construir nuevas infraestructuras en tu casa.

El cemento sirve para mantener pegados los ladrillos de la casa, siendo una especie de pasta que se forma al mezclar cemento porland, agua y arena. Esta pasta cuando se seca se vuelve muy dura, siendo como una especie de pegamento arenoso que es capaz de mantener las paredes bien pegadas entre sí.

Los albañiles tienen que aprender a hacer cemento desde el primer día que entran a trabajar, ya que es uno de los elementos que más usan para construir las casas, la razón es su eficacia probada, ya que casi ninguna casa de ladrillo y cemento se cae hoy en día.

Sin embargo, el cemento no sólo está reservado a los profesionales, ya que realmente todo el mundo con la formación y asesoría adecuada, puede aprender a fabricar cemento con gran facilidad y de esta manera lograr tener una infraestructura sólida en su casa.

Entre los grandes usos del cemento que te pueden servir para tu hogar, están los de construir una pequeña casa del jardín o incluso hacer tus propias reformas en casa. Si consigues la licencia de obra y todo en regla habrás comprobado que hacer la reforma de la casa es caro, coste que puedes abaratar gracias a aprender a construir tu mismo la casa.

Mucha gente no hace estas cosas porque tiene miedo de que sean demasiado complicadas para él, sin embargo, esto no se debe pensar ni por un momento. El cemento es de esas cosas que no son tan complicadas como nos han hecho pensar, ya que realmente cualquier persona puede aprender a fabricar cemento si se lo propone y sabe cuales son sus pasos correctos.

Además los ingredientes se pueden conseguir prácticamente en cualquier tienda de bricolaje y a un precio no demasiado caro, así que no tienes escusa para aprender a hacer cemento de calidad.

Por estas razones, hoy te vamos a enseñar cómo puedes fabricar cemento en tu casa, para darle el uso que tu quieras, desde construir una casa desde 0, hasta hacer una pequeña caseta en el jardín para el perro.

¿Que necesitas para hacer cemento?

  • Un saco de arena de construcción.
  • Un saco de cemento portland.
  • Agua.
  • Un cubo.
  • Una pala,
  • Un tamiz o filtro para eliminar impurezas.

Instrucciones para hacer cemento

  1. Tamizar y filtrar la arena:
    El primer paso que vamos a dar a la hora de conseguir un cemento de calidad, es realizar un filtrado y tamizado de la arena. Aunque hayamos comprado arena de obra, es decir, una arena que está más limpia y es más pura que la arena de la playa, esta arena suele tener alguna impureza, como por ejemplo alguna china que se ha quedado allí o alguna parte de alguna cosa que hubiera por la zona de la arena y que se haya colado. Como no queremos que haya nada raro en nuestro cemento, vamos a coger un tamiz y vamos a pasar la arena por el mismo. El tamiz es una especie de colador muy fino, el cual nos sirve para filtrar la arena, ya que por el tamiz tan sólo pasará algo tan fino como la arena. Si por ejemplo había piedras pequeñas en la arena, estas se quedarán atrapadas en el tamiz y de esta manera, podrás usar ya la arena para nuestra receta de cemento.
    Cómo hacer cemento
  2. Mezclar arena, cemento y agua siempre en proporción 3,1,1.
    Ahora es el turno de realizar la mezcla para crear el cemento, la cual siempre tiene tres ingredientes principales, los cuales son la arena, el cemento y el agua. Estos tres ingredientes son muy conocidos y fáciles de encontrar, ya que las bolsas de cemento las vamos a poder comprar en muchas tiendas de bricolaje y construcción. Una vez hayas conseguido los tres ingredientes, te voy a contar uno de los secretos que usan los albañiles para lograr el mejor cemento, es decir, la proporción 3,3,1. Lo que tiene nombre de alineación de fútbol sala, no es más que el significado de echar tres partes de arena y una parte de cemento y otra de agua. Si por ejemplo has echado 3 kilos de arena, debes echar un kilo de cemento para que quede bien y un litro de agua para que quede correctamente. Si echas demasiado cemento, no va a pegar bien y si echas demasiada arena, va a quedar demasiado espeso. En cambio, si echas demasiado agua el cemento va a ser líquido y se va a escurrir, algo que por supuesto no sirve para nada ya que sólo nos estropeará nuestra mezcla de cemento.
    Cómo hacer cemento
  3. Remover bien hasta que la mezcla esté lista:
    Ahora es el turno de removerlo todo durante un rato, algo que vamos a hacer dentro del cubo en el cual lo hemos metido. Una vez hayamos metido todo,vamos a remover suavemente con la pala, hasta que la mezcla haya dado lugar a una especie de pasta homogénea, es decir, a una pasta que es del mismo color y de la misma forma que el cemento. Esto va a tardar un poco, cosa de entre 5 y 10 minutos dependiendo de la calidad del cemento que hayamos usado, de lo rápido que estemos removiendo y finalmente de la cantidad que hayamos echado, ya que por supuesto es mucho más complicado mezclar dos kilos de mezcla que hacerlo sólo con un kilo.
    Cómo hacer cemento
  4. Ya está listo para usar:
    Una vez que la mezcla está lista, ya es la hora de poder usar el cemento y de poder trabajar con ello en varias cosas,como por ejemplo construir una caseta en tu jardín, trabajar en la construcción y poder hacer lo que quieras con el mismo. Recuerda que el cemento es de esas cosas que se secan relativamente rápido y por esta razón, debes usar el cemento en el momento que lo has puesto. Si se seca, el cemento se va a quedar pegado al cubo y no vamos a poder usarlo ya para nada. La razón por la cual se seca tan rápido es para poder mantener las casas bien pegadas, por esta razón, debemos darnos prisa e introducir el cemento rápidamente donde queramos, para evitar de esta manera que se seque.
    Cómo hacer cemento

Consejos para hacer cemento

  • Cuidado con las zonas muy secas:
    Una vez que tenemos listo el cemento, debemos tener en cuenta una cosa antes de ponernos a trabajar con el . En muchas ocasiones, la gente aplica algo de cemento sobre zonas secas al construir, algo que no se debe hacer porque no pega el cemento. El cemento no deja de ser una pasta, la cual pega mejor si la zona está húmeda que si está seca. La manera que tenemos de conseguir que una zona sea un poco más húmeda, es tratando de usar una esponja para humedecer la zona ligeramente y dejarla así lista para poder aplicar cemento con la mayor calidad posible. Pasa la esponja con un poco de agua por la zona que vayas a pegar, por ambos lados y conseguirás que el cemento se pegue con una mayor calidad que si no lo usáramos.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.