El agua es el líquido esencial de toda la vida en el mundo; tanto así, que los expertos en salud recomiendan el consumo de por lo menos ocho vasos de agua por día para llevar un estilo de vida saludable y un organismo depurado de toxinas.

Sabemos que el gran enemigo de la flora intestinal es el cloro; y también sabemos que es un elemento presente en el agua potable que obtenemos del grifo. Entonces, ¿podemos eliminar el cloro del agua? Pues claro, la manera más común, como lo hacían nuestras abuelitas, hirviendo el agua.

Hervir el agua es la manera más antigua de consumir agua potable segura, pero no es la más práctica; ni tampoco la más económica, si tomamos en cuenta el uso de gas o la electricidad consumida para poder hervirla.

Además, la reducción de agua por hervor lleva a mineralización de esta; pues, así como se reduce la concentración de cloro por la evaporación, los demás minerales presentes en el agua pasan a concentrarse, lo que perjudica mucho la salud de personas con problemas renales.

¿Quién no desea tener agua potable de buena calidad? La lucha por conseguir la mejor agua purificada ha llevado años en la historia. Sin embargo, lo que más evitamos entre los que consumimos agua con altas expectativas es el mal sabor a cloro.

Muchas personas no soportan el sabor que produce las altas concentraciones de cloro en el agua potable que sale de la llave del grifo; de allí la idea del uso de filtros que modifiquen el sabor del agua potable.

Entonces, las alternativas para disfrutar más del agua y poder beneficiarse de todos sus minerales son los filtros de agua. Pero, existen muchísimas variedades de filtros; entonces, ¿Cómo decides qué filtro usar?, o ¿qué agua te conviene más?

¿Qué agua beber?

filtro

Para nadie es un secreto que la globalización y el estrés diario ha llevado al consumo exagerado del agua embotellada. Pareciera ser la opción más práctica, más rápida y saludable; pero si analizas un poco más el impacto ambiental que está teniendo el consumo de agua potable embotellada te darás cuenta que no deberías tenerla como tu primera opción.

Desde el punto de vista económico, el agua embotellada representa un gasto extraordinario para tus ingresos mensuales. Aunque no lo parezca, el agua embotellada es siete veces más costosa que el agua filtrada y mucho más perjudicial para tu salud de lo que imaginabas porque contiene antimonio.

filtro

Al mundo le cuesta más de cincuenta mil millones de dólares anuales satisfacer la demanda del consumo de agua embotellada en plástico. Además, la cantidad de botellas plásticas que contaminan ríos, playas y bosques es impresionante. Aparte, como ya sabemos que el agua del grifo contiene cloro y beberla directamente no es una opción entonces las botellas parecieran ser más seguras.

Por esta razón, aunque para el consumo de agua filtrada existen límites por causa del proceso de filtración mecánica; o incluso un poco aparatosos por ser maquinarias a veces muy grandes o complicada de utilizar, para proteger nuestro medio ambiente es la mejor opción.

Por consiguiente, existen empresas famosas, como la Rena Ware International, que actualmente han renovado tecnológicamente el proceso de filtración de agua, de tal manera que consumir agua filtrada ya no es un procedimiento tedioso y sí mucho más sano.

El consumo de agua embotellada en vidrio es una opción sumamente saludable, pero muy poco práctica y demasiado costosa como para poder ajustarse a tu presupuesto; por lo cual, la Nano Tecnología sigue llevando la delantera en este asunto.

Instrucciones para un filtro de agua

El proceso de filtración de agua en el mundo depende de la innovación tecnológica de cada empresa; sin embargo, el procedimiento es casi el mismo y con un mismo fin. Por ello, gracias a los innumerables tipos de filtro de agua que hay en el mercado, existe una alternativa más amigable con el ecosistema para nuestro consumo diario de agua potable y para nuestro bolsillo.

Actualmente, la revolución en filtración de agua tiene como punta de lanza la Tecnología Nano. Esta estuvo diseñada inicialmente por la NASA para actividades en el espacio exterior, como único medio de filtración de agua en medios espaciales.

La mayoría de los filtrantes físicos que se utilizan de manera casera logran separar hasta un micrón de bacterias, toxinas y contaminantes; mientras que la Tecnología Nano filtra hasta un nanómetro de impurezas.

¿Pero qué beneficios para tu salud tiene esto?, pues muchos. Se filtra el virus de la influenza, el rinovirus, la hepatitis y más de 100 tipos de bacterias. Ya que las nano fibras atrae los contaminantes, bacterias, impurezas y virus con su fuerza electropositiva.

filtro

Con esta Nano Tecnología, el flujo de agua es mayor desde tu grifo, hasta seis litros por minuto; y eso facilita el uso del agua potable para tu consumo diario y el de toda tu familia. Por esta razón, si quieres tener acceso a un agua potable agradable, fresca y de buen sabor a cada momento, te recomendamos los filtros que utilizan la Nano Tecnología para purificar el agua.

¿Que necesitas para un filtro de agua?

Si lo que buscas es la máxima economía sin poner en peligro tu salud acá te mostraremos cómo puedes fabricar tu propio filtro de agua casero y todos los materiales que necesitas.

Ahora verás que purificar tu agua con grava es más sencillo de lo que pensabas con materiales que fácilmente encontrarás en tu jardín. Claro, este tipo de filtración lo recomendamos generalmente cuando se pasa por situaciones extremas como medida de precaución.

Primero que todo necesitarás:

  • Arena gruesa.
  • Arena fina.
  • Grava fina, que son piedras que conseguirás fácilmente en los ríos o en las costas.
  • Grava gruesa.
  • Algodón.
  • Una botella plástica.
  • Tijeras o cúter.
  • Recipiente limpio y transparente, de vidrio preferiblemente y con boca ancha.
  • Carbón activado, este es carbón poroso fácil de conseguir en las tiendas como para hacer barbacoas. Sin embargo, para activarlo puedes realizarlo tú mismo.

filtro

¿Cómo hacer carbón activado?

  1. Con cáscaras de coco bien secas.
  2. Quitarle toda la parte exterior hasta dejar la más cerca al centro del coco.
  3. Una vez esté la cáscara bien limpia, bien pelada sin nada de restos la envuelves en papel de aluminio, dejando un pequeño orificio en el centro para que puedas ver cómo se va quemando.
  4. Luego, colócala en fuego hasta que se ponga negra; es decir, se carbonice.
  5. Después, la mojas y la machacas en trozos pequeños.
  6. Ya obtenido el carbón en polvo estará listo.

Procedimiento para hacer un filtro de agua

  1. Primero corta el fondo o la base de la botella por completo.
  2. Luego, das vuelta a la botella y colocas algodón en la base que vendría siendo el pico o la boca de la botella.
  3. Después vas a colocar las piedras más grandes, posteriormente las más pequeñas.
  4. Recuerda que la cantidad de piedras va a depender del tamaño de la botella, pero en realidad siempre las piedras más pequeñas deben ser casi el doble en cantidad de las grandes.
  5. Luego, colocamos la arena gruesa, seguida de la arena fina.
  6. Después colocarás un pedazo de tela de fieltro.
  7. Seguidamente colocarás una capa de carbón activado, luego otro pedazo de fieltro.
  8. Como última capa colocaremos arena fina de nuevo en el doble de la cantidad del carbón.
  9. Finalmente, colocamos sobre el recipiente de vidrio en forma de colador.
  10. Así verás cómo al agregar el agua sucia se estará filtrando; pero no estará libre de bacterias, por lo cual, para librarla de la concentración de cloro será necesario dejarla reposas una hora a temperatura ambiente antes de consumirla.
  11. Este tipo de filtrado no es para purificar el agua, pero si la limpia en gran manera; sin embargo, para consumirla de manera segura recomendamos hervirla luego de filtrarla.

filtro

Consejos para un filtro de agua

  1. El filtrado del agua de manera casera no garantiza su óptima purificación de bacterias y virus, pero sí de impurezas y de concentración de cloro.
  2. Para mayor seguridad en el consumo de agua; sobre todo en canto a parásitos y gérmenes, se necesario hervir el agua. Pero no demasiado, para que evitemos la sobremineralización del líquido vital.
  3. En la elaboración del filtro casero mientras más grande sea la capa de carbón activado mejor será la filtración del agua, ya que el carbón actúa como una esponja mucho muy efectiva, mientras que la grava solamente cuela.
  4. Para evitar que el agua se exponga a agentes contaminantes del plástico puedes utilizar también recipientes de vidrio que son mucho más estériles.
  5. Recuerda que la arena que vas a utilizar debe estar ya desinfectada. Para desinfectarla tú mismo puedes colarla y pasarla por agua hirviendo. Luego dejarla secar y airearse por toda una noche.
  6. Lo más recomendable es que la grava la compres en una ferretería y también la desinfectes con agua hirviendo; porque si la recoges de las layas o ríos pueden estar contaminadas con e-coli, salmonela o amibas.
  7. Por último, te recordamos que nuestras sugerencias sobre el método casero de filtración de agua son para uso en situaciones extremas, es preferible optar por tener en casa algún filtro instalado directamente al grifo, porque al fin y al cabo la mayoría también trabajan con carbón vegetal.
¿Te ha gustado?